Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez

Por: Kate Nateras -

Me amo mucho más de lo que te amé a ti, me amo más de lo que podría amar a alguien más.

Te amé con toda el alma, te di mi luz, mi energía, mi espacio, mi tiempo; te di mis ganas, mi fuerza, mi ilusión y mi sueño. Te lo compartí todo, incluso más, hasta quedarme sin lo suficiente para darme a mí, hasta quedarme débil, quedarme con las manos vacías y, lo peor, fue que no me daba cuenta, ni siquiera notaba que te llevabas todo de mí y lo dejaba fluir. Lo hice porque te amé, sin embargo, he aprendido la lección. Sí, amar está bien, darlo casi todo está bien, lo que no está bien es darle todo a quien te pisotea, a quien no te valora, quien no te ama tanto como tú amas. Ése fue el problema. Porque tú no me amabas y, yo, tampoco lo hacía tanto.

  Artículos Relacionadospor-que-debes-separarte-de-una-persona-que-te-hace-sentir-solaestilo-de-vidaQue no te sorprenda que pueda estar sin ti, tú ya me habías hecho sentir sola

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez 1

Hasta que te dejé ir, te dejé ir con el viento, con lágrimas que derramé por el dolor que tu desamor me dejó; te dejé ir con la última carta donde jurabas que estaríamos siempre juntos, en el ramo de flores –ahora marchitas– que me regalaste en mi cumpleaños después de pelear, te dejé ir junto con tus mentiras que atormentaban mi cabeza, y también con tu voz que aún sonaba en mi cabeza y en mi corazón. Ése fue el mejor acto de amor que tuve hacia a mí. La mejor muestra de cariño que podía darme y, ahí, decidí que nunca nadie volvería a pisotearme como lo hiciste tú.

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez 2

He cambiado, claro que lo hecho, que aunque no he perdido mi esencia, he cambiado porque ahora me amo más que a nadie. Me amo mucho más de lo que te amé a ti, me amo más de lo que podría amar a alguien más. No, eso no es egoísmo, es madurar, es entender que nadie puede pasar por encima de ti. Es comprender que el amor no correspondido contamina, es no querer volver a ese lugar oscuro que te absorbe la energía, es no querer llorar de nuevo noche tras noche. Es no querer sentir angustia, ni soledad aun estando junto a alguien. Es amarte como eres, aceptarte y estar segura del grande amor que te mereces.

  Artículos Relacionadoscarta-a-mi-ex-como-te-deje-ir-despues-de-tantos-anosestilo-de-vidaMe dejaste de amar: por qué no te dejaba ir después de tantos años

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez 3

Ahora lo entiendo. Tú no merecías nada de lo que yo te daba y aunque te amaba con todas mis fuerzas, yo no podía continuar desgastándome dando todo lo que era. El amor no debe ser así, el verdadero amor no te quita tu luz incluso aunque se la ofrezcas, el verdadero amor no te quita tu energía, ni tus ilusiones ni tus sueños. Ahora lo entiendo. Merezco más de lo que medio me diste tú. Merezco a alguien que me ame como soy, que me ame tanto como le amo yo y, con ello, amemos las fuerzas del otro, adorar nuestras alas en lugar de querer cortarlas.

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez 4

Cometí un grave cuando te elegí a ti antes que a mí, cometí un grave error cuando quise darte todo en vez de dármelo a mí. Sin embargo, esto se ha vuelto una lección para mí, una para entender, sobre todo para asegurarme de que me ame tanto que no volveré a dejar que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez. 

  Artículos Relacionadosno-me-enamore-de-ti-sino-de-la-historia-que-invente-de-nosotrosestilo-de-vidaNo estaba enamorada de ti, lo estaba de la historia que inventé sobre nosotros

Ahora me amo tanto que no dejaré que un hombre pisoteé mi dignidad otra vez 5

Ahora toda mi energía es para mí, ahora mi atención y mi amor son para mí; ahora me amo y me valoro, tanto que no dejaré que nadie me convenza de sentir lo contrario… otra vez.

VER MÁS
No te extraño, estoy aburrida: la razón por la que pienso en ti cuando no hago nada.
Deja de justificarlo: no mereces estar con alguien que te rompió el corazón.

Referencias: