Anti Love Drug: una vacuna para olvidar todo el dolor que te causó tu ex

martes, 18 de abril de 2017 18:58

|Daniel Morales Olea



El pasillo se sentía más estrecho de lo normal cuando lo crucé. Me intenté sentar en el sillón pero solamente pude tirarme torpemente en lo que fue cerca de una eternidad. Cada segundo significaba 100 imágenes difusas y 20 teorías de cómo es que había pasado. Ahora sabía la verdad, pero la angustia de leer entre lineas, de saber lo que aún faltaba por conocer, era lo que me carcomía. Si el engaño había sido confirmado ahora quería saber con quién fue, cómo lo hicieron, qué se decían mientras yo pasaba el tiempo pensando que estaba con sus amigas. 

desde que no estas tina-h600

Se trató del momento más horrible de mi vida y no me refiero sólo a enterarme de que me habían engañado, sino al constante tedio de no poder sacar esas cuestiones de mi cabeza durante meses. Una decepción amorosa no mata, pero el sentimiento de inseguridad que se queda como un lastre durante meses es lo que de verdad hace daño. Por salud mental y social, muchos preferirían olvidar y el alcohol es una de las medicinas más recurrentes, pero como todos sabemos, las consecuencias pueden ser fatales, incluso para gente que no estaba involucrada en el primer drama. 

Sé que no es la razón principal, incluso al verlo de manera filosófica, explicar las razones por las que haríamos una vacuna contra el amor puede ser un sinsentido, pero es innegable que los corazones rotos buscan alivio en el alcohol y si eso no sucediera, muchos accidentes se evitarían. Sin embargo, la comunidad científica, en lugar de pensar como un adolescente depresivo, pensó como lo haría alguien que acaba de conocer al "amor de su vida". 

vacuna amor

En 2009, Young, científico estadounidense, compartió una hipótesis que si bien puede ser absurda ahora, a largo plazo puede significar la extinción de la humanidad. Según él, con los avances en la tecnología, la comunidad científica se encuentra cerca de consolidar una “pócima de amor”, la cual, al ser ingerida o inyectada, nos llevará a enamorarnos para siempre.

anti love drug

El problema no es la manipulación del amor, sino lo que podría suceder al crear una vacuna contra esa pócima o algo que funcione como antídoto a ésa sustancia. Pronto nadie se enamoraría, la necesidad de apareamiento inherente en el ser humano desaparecería y poco a poco esta vacuna podría llevar a la humanidad a una realidad como la de "
Un mundo feliz"o peor, hacia a su extinción.

A través de hormonas de topillos de la pradera, que figuran entre el reducido 5% de los mamíferos que practica la monogamia, descubrieron que al introducir oxitocina en el cerebro de las hembras, era muy probable que éstas crearan un vínculo con el macho más cercano a ellas. Esto puede demostrar que las cadenas bioquímicas que produce lo que conocemos como amor, pueden ser manipuladas y, si eso puede suceder de tal manera, podemos controlar la forma y cantidad de amor que deseamos dar a cada persona. 

desde-pequeno-me-ensenaron-portada

Nosotros producimos oxitocina de manera natural, así es como, en aras de la evolución hemos llegado a necesitar del juego previo antes del acto sexual y recibir más oxitocina podría resultar en que nos transformemos en lo que muchos consideran promiscuos. Sin embargo, el desarrollo en laboratorios habla de un futuro más extraño. En lugar de buscar enamorarnos de quien queramos, se están desarrollando vacunas para ser como el 95% de los mamíferos y de esa forma dejar de sentir dolor por el amor y simplemente aceptar que podemos estar con quien se nos de la gana.

como mejorar tu vida sexual sexo publico

¿Aceptarías una vacuna que te alejara de todo el dolor que el amor puede traer o prefieres una historia llena de altibajos? La felicidad se equipara al sufrimiento y seguramente si tienes los mejores días de tu vida con alguien, también sufrirás de la peor manera con esa persona. Es cuestión de decidir, ¿el dolor vale lo que la felicidad te deja?
-

Logré recuperarme de un engaño, el dolor, como siempre, fue temporal. Ahora puedo recordar sin dolor y saber que el aprendizaje sirve para algo, pero siempre me preguntaré si habría sido mejor nunca haber pasado por tanto. 


***

Fuente: 

NY Times



TAGS: Amor
REFERENCIAS:
Daniel Morales Olea

Daniel Morales Olea


  COMENTARIOS