5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad

Por: Kate Nateras -

Sabes que tu vida no termina aquí, al contrario, continúas más libre, más amorosa, más fuerte y más inteligente que nunca.

Se conocen, se coquetean, se gustan, salen una, salen dos, tres veces, se besan, se sienten emocionados, inician una relación, se enamoran, se dejan llevar, te dejas llevar, pelean, las cosas empeoran… te es infiel. Una infidelidad es un riesgo que corre cualquier persona dentro de una relación, tanto de engañar como de ser engañado; esto no deja de ser de las situaciones más dolorosas en el amor, pero así como te destruyó y te rompió en mil pedazos, ésta misma también te ayuda a ser fuerte y trae consigo enseñanzas que no habrías podido ver de no ser por esta mentira.

Una infidelidad es una falta grave, es dolorosa también, pero qué tal si intentas ver el lado color rosa de esto. Es complicado, no será para nada fácil, pero la tiene y sí es posible que la encuentres: te sigues teniendo a ti misma y tienes que luchar por tu bienestar. 

Recuerda que cada relación es un mundo diferente al de los demás, las razones por las que hubo tal infidelidad sólo depende de ustedes, sólo es cuestión de aprender, crecer y continuar. Tampoco se trata de culpar, sólo de limpiarse y dejar que todo fluya con naturalidad. Sabes que tu vida no termina aquí, al contrario, continúas más libre, más amorosa, más fuerte y más inteligente que nunca. 

1. El problema siempre está ahí

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad 1

Aprendes a analizar toda la relación y no sólo la infidelidad. Aceptas y reconoces errores de atrás, te das cuenta de que, desde un principio, su relación no iba tan bien como aparentaba. Conoces cómo era el estilo de vida del otro, y aunque no lo culpas de todo lo sucedido, asumes tu parte y comparten la responsabilidad. La infidelidad fue dolorosa, claro, pero el dolor ya venía de tiempo atrás. 

Leer: Cómo salir adelante con tu pareja después de una infidelidad.

2. Trabajas con tus debilidades y defectos

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad 2

No reprochas nada, no culpas y no estallas de furia. Aceptas que fue un problema de dos en el que un tercero intervino y fue la gota que derramó el vaso para ponerle fin a su relación. Evidentemente después de una infidelidad es normal que tu autoestima disminuya y tus miedos aumenten, por lo que sabes que eso no te está haciendo bien y que tienes que trabajar con ello para recuperarte con paz y estar lista para lo que venga más adelante. Principalmente trabajas en ti, en renovarte, en sanarte, también en tus defectos y en superar el pasado y junto con él tus temores e inseguridades.

3. Te dedicas tiempo

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad 3

Decides tomarte unas vacaciones porque las quieres y las mereces; te tomas el tiempo necesario para distraerte y pasarla bien, te conscientes y no puedes dirigirte a otra persona que no seas tú. Te mantienes ocupada porque sabes que así estarás distraída de pensamientos negativos o recuerdos dolorosos, pero también te dedicas tiempo para llorar y sacar toda la furia que llevas dentro: sólo empiezas a curarte de nuevo. 

Leer: Cosas que podrías tomar en cuenta para perdonar una infidelidad.

4. Permites que vuelva la pasión

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad 4

Permites que vuelvan las citas, el amor y la pasión, te abres otra vez y estás lista para ver qué pasa con otra oportunidad romántica. Sabes que no debes confiar a la primera, sabes que debes darte tiempo a ti y a tu nueva pareja para que las cosas se acomoden y la confianza permanezca viva; no quiere decir que desaparecerá todo lo malo de la noche a la mañana, pero sí trabajarás mucho en ello. Reactivas emociones que se habían perdido, recuerdas las razones por las que es bonito enamorarse, sólo que ahora eres más fuerte y consciente que antes. 

Leer: 5 maneras en que puedes aprender a confiar de nuevo después de una infidelidad.

5. Empiezas desde cero

5 cosas que aprendes después de vivir una infidelidad 5

No está mal empezar de nuevo, no está mal iniciar un nuevo principio. No te estancas, sabes que tu vida continúa con o sin él, sabes que tu felicidad no dependía de su compañía. Te sientes renovada, sientes que estás iniciando una nueva aventura y que lo que pasó tiempo atrás te ha dejado enseñanzas inmensas que te ayudaron a crecer y a empezar de nuevo. Gracias a esas enseñanzas, estás lista para vivir cosas nuevas y permitirte sentir otra vez.

VER MÁS:
 Verdad de un infiel: Si engañas, no amas de verdad.
Que cruel sería la vida si nos negara el pecado de la infidelidad.
8 datos curiosos sobre la infidelidad.