INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES EL CANDIDATO INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Por qué las mujeres estamos obsesionadas con depilarnos todo el cuerpo

1 de junio de 2018

Cultura Colectiva

Texto escrito por Vanessa Fernández


Existen registros de que hombres y mujeres han lidiado de maneras muy distintas con la vellosidad humana, en el antiguo Egipto, Roma, Grecia, India y un largo etcétera de culturas, que incluyen la judía y musulmana, el vello ha sido visto a través de distintas perspectivas y retirado de diferentes partes del cuerpo con técnicas diversas, que van de la depilación con ceras creadas a base de azúcares, resinas, grasa de animales, entre otros ingredientes, y según las zonas, podían utilizarse pinzas, hilos, ungüentos, pócimas y navajas. Esto se hacía con finalidades sociales, rituales, distinción de familias y por vanidad. No estaba ampliamente extendido, sólo algunas castas lo practicaban y en la mayoría de las culturas se realizaba de manera ritual para celebraciones particulares o áreas muy específicas.


El inicio de la depilación moderna lo debemos a Jean Jaques Perret, un barbero francés que en 1762 creó una cuchilla que facilitó a las personas eliminar su vello en casa sin correr los riesgos de hacerlo con las navajas afiladas que se usaban por los barberos.


La concepción de la eliminación de vellos se entendía como una medida higiénica, pues la mayoría de las personas no tenía acceso a baños frecuentes, así que las ladillas, los piojos y las liendres eran una constante, por lo que eliminar los vellos púbicos y de las axilas era lo común.



En 1903 King Gillette inventó la primera máquina de afeitar con navajas intercambiables, a partir de entonces es que se populariza su uso entre los caballeros para el mantenimiento de sus barbas y bigotes. En 1915 Gillette lanzó el primer rastrillo para las mujeres, pintado en dorado con adornos en imitación de perla. Dirigido a las mujeres de clase alta, ya que era un producto de lujo, justo en el momento en el que en la moda las faldas se acortaban y las mangas ahora dejaban ver las antes ocultas axilas de las mujeres. La publicidad fue persistente y el éxito de la nueva moda libre de vello fue abrumador.


Con los años, las campañas se volvieron más y más insistentes; en 1920 se industrializó una cera a base de resina, parafina y cera de abeja para la depilación corporal; en 1931 se creó la primera máquina de afeitar eléctrica; y en los años 60 se comenzó a investigar sobre la depilación láser, un descubrimiento accidental hecho por Theodore H. Maiman, mismo que se siguió estudiando, lo que dio paso a la depilación láser aplicada inicialmente en 1994, pero también al campo de investigación de la fotónica, la base de los escáneres, las impresoras láser, las pantallas planas y aplicaciones biomédicas, entre otras.


Y las cosas no se han detenido.


En las generaciones latinoamericanas actuales el promedio de mujeres que eliminan vello de su cuerpo ronda entre 85 % y 95 %, mientras que el porcentaje de depilación corporal entre caballeros ronda entre el 15 % y el 30 %, siendo Braasil y México los que cuentan con el mayor crecimiento en el mercado de la depilación. Hoy, los estantes en los supermercados tienen un área particular para estos productos, de un lado para las damas y del otro para los caballeros, con ceras, cremas, rastrillos, pinzas, espumas, a lo que debemos sumar las opciones existentes en las que se acude a un profesional para eliminar el vello de todas las partes imaginables del cuerpo, mientras los hombres mayormente lidian con su vello facial y el resto de su vello corporal es socialmente aceptado para las mujeres es una lista un poco más extensa. Lo "normal" es retirar el vello de las piernas, el pubis y las axilas, en muchos casos de las cejas y el bigote, incluso hasta a los dedos de las manos y los pies, los brazos, el abdomen y, de ser necesario, el pecho y la espalda.







Pareciera que el tema de la depilación nos ha acompañado a lo largo de cientos de años y que la manera en la que lo percibimos en la actualidad es la evolución natural del entendimiento de la vellocidad, la higiene y la belleza, pero, como todo en la vida, existen detractores que piensan que la manera en la que el mainstream impone la depilación corporal femenina es negativa para las mujeres y les impide decidir por ellas. Las primeras campañas publicitarias son muy directas al referir que las mujeres velludas debían sentirse avergonzadas y que nadie las iba a amar, en la actualidad el acercamiento es más discreto, pero la percepción del vello en las mujeres lo refiere a un "supuesto"comportamiento antihigiénico, poco femenino y no muy atractivo para el sexo masculino.


En los medios son muy pocas las mujeres con vello en sus cuerpos y el estándar de belleza es lampiño, por lo que en realidad no se trata de una elección personal. En mi búsqueda de la verdad sobre tener vello, decidí aventurarme a dejar mi vello crecer todo lo que quisiera durante un par de meses para entenderlo y puedo decir que soy constantemente observada, que las personas sienten que tienen derecho a opinar al respecto —opiniones negativas la mayoría de las veces— y normalmente soy señalada como feminazi, lesbiana o hippie —casi siempre las tres al tiempo—. Así que puedo atestiguar que la presión social es alta y la apertura en el tema es aún una nueva tendencia, impulsada por modas como teñirse el vello de las axilas, #MiVelloMisNormas, y actrices conocidas que muestran sus axilas sin afeitar, lo cual puede ayudar a que las mujeres se empoderen de sus cuerpos y decidan a lo que quieren someterse, así como a normalizarlo entre la sociedad para que deje de ser señalado como algo negativo o de lo cual avergonzarse.





La realidad es que el fenómeno ha evolucionado de maneras distintas a lo largo del globo, y mientras en Asia y la India la depilación no es común y es fácil encontrar películas de Bollywood en las que las hermosas actrices llevan orgullosas su vello corporal, en países de culturas occidentales, como Canadá o Brasil, es cada vez mas común que los hombres se unan al movimiento y eliminen el vello de su pecho, espalda, piernas y brazos. Es difícil saber dónde parará esto, pero seguro la eliminación del vello corporal no se detendrá pronto, mientras los humanos nazcan con vello, siempre existirá alguien con deseos de modificarlo, porque, a mi parecer, a los humanos no nos gusta conformarnos y seguiremos modificándonos mientras tengamos cuerpos, es posible que si los humanos naciéramos sin vello encontraríamos la manera de colocarnos vellosidades falsas. Sólo por llevar la contraria. 



**


Es probable que algo de esto ya lo hayas hecho, por eso, debes conocer los

5 errores que estás cometiendo al usar toallas femeninas y están dañando tu salud.

TAGS: Hombres Mujeres Consejos de Belleza
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

El loco en medio del circo: La historia de Luisito Rey a través de sus canciones 4 cosas que se esperan después del triunfo de México La oscura razón por la que un sacerdote católico no puede tener hijos Las 8 formas más extrañas y peligrosas de morir, según la ciencia La banda que embrujó a Quentin Tarantino y nos mostró que el Rock n' Roll no está muerto 8 estrenos de películas que debes ver pero que no encontrarás en los cines comerciales

  TE RECOMENDAMOS