5 cambios que debes hacer para dejar de salir con patanes y encontrar al amor de tu vida
Estilo de vida

5 cambios que debes hacer para dejar de salir con patanes y encontrar al amor de tu vida

Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

14 de diciembre, 2016

Estilo de vida 5 cambios que debes hacer para dejar de salir con patanes y encontrar al amor de tu vida
Avatar of Alejandro Arroyo Cano

Por: Alejandro Arroyo Cano

14 de diciembre, 2016




¿Me quiere, no me quiere? Comienzas a deshojar la flor que ninguna culpa tiene de tu incertidumbre amorosa. ¿Me quiere no me quiere?  Arrancas uno y otro pétalo. ¿Me quiere...? No, no me quiere. 
Viendo de frente el capullo desbaratado te haces la única pregunta inteligente del día: Si no me quiere, ¿por qué hoy me regaló una flor? La respuesta es obvia. Te dio una rosa porque quiere retenerte entre sus garras. Te hace creer que te ama cuando en realidad sólo busca una mujer sumisa que acepte sus borracheras y le haga sexo oral por las mañanas. ¿Eso es lo que quieres? 

Las verdades duelen pero hay que decirlas. Ese engreído, bipolar, chaparro y monstruo feo que tienes como novio es un patán. Perdón pero es cierto. O mejor contéstate tú misma, ¿acaso un hombre de verdad te diría que no puede verte el viernes por la noche porque quedó de salir con sus amigos? Y que por si fuera poco, el sábado estará durmiendo todo el día para curarse la cruda.

[Conoce el complejo que hace que las mujeres amen a los patanes]

¡Basta! Ya es tiempo que le digas "no" a los patanes, que desactives tu imán para las relaciones destructivas y saques de tu cabeza todas las películas románticas. Mismas que inculcan en ti el argumento de la mujer abnegada, la cual siempre acepta a un ogro como pareja. El ejemplo más claro es "el complejo de Mr. Darcy", inspirado en libro "Orgullo y prejuicio" de Jane Austen. Esta historia trata sobre una dama de buena familia y valores respetables, quien se enamora del peor prospecto porque algo en su corazón le dice que ella es capaz de cambiar al chico malo. La trampa del amor le hace creer que es ella quien puede santificar al demonio, curar al enfermo y regresarle la vista al ciego.

orgullo y prejuicio

Sigue pensando así y sufrirás toda la vida. Estás harta ¿no es así? Entonces, deja de hacer todo lo que te lleva a terminar con patanes.

-

1. Dejar de creer que tienes el poder de cambiar al otro

cambiar al otro patanes

Muy bien, te gustan los chicos malos y aquellos que tienen una vida problemática. Está bien sentir emociones intensas un par de veces, pero ¿después qué? ¿Vas a estar aguantando todas sus niñerías? Seguramente piensas que no será así, pues tú lo vas a cambiar, serás la persona más especial de su vida, la que le abrió los ojos y lo reivindicó hacia el camino del bien. ¿En verdad crees que eso va a pasar? Tienes ese pensamiento desde la secundaria y mira a dónde te ha llevado.

¡Destruye el complejo de Mr. Darcy!

-

2. Dejar de usar las redes sociales para conocer gente

redes sociales senales de una mujer enamorada

Bien dicen que lo que inicia mal, termina mal; así que deja de utilizar Facebook, Instagram o Twitter para ligar. Por supuesto Tinder es la peor plataforma porque ahí sólo abundan los hombres desesperados por sexo. Ellos se esconden en el semianonimato de una fotografía y en un par de palabras bonitas. Al principio todos ellos serán unos caballeros empáticos, pero una vez que te atrapen en sus garras adoptarán su verdadera forma. ¿Cuál es ésa? La de un patán.

-

3. Dejar de sentirte menos y acepta quien eres: una mujer valiosa

patanes

Llevas una vida sintiéndote inferior. Crees que no eres atractiva, interesante y de buen carácter, cuando en realidad cuentas con un alma tan valiosa y única como la de cualquier mujer. Los patanes tienen un radar para encontrar a las mujeres que se sienten menos y como tú te encierras en un trance de debilidad, te es irresistible dejarte caer en sus brazos. ¿Qué debes hacer? Subir tu autoestima y aprender a quererte. Descubre cómo hacerlo siguiendo los hábitos que sólo tienen las mujeres seguras de sí mismas

-

4. No encasillarte en tus relaciones pasadas

patanes

Después de dos o tres relaciones autodestructivas tu mente asimiló el patrón de elegir a hombres abusivos que no saben amar. Si quieres dejar atrás a todos los pusilánimes, debes borrar la memoria de tu corazón y ver hacia delante.

-

5. Respetarte en la primera cita

parejas-oportunidades

Los patanes quieren obtener todo en la primera cita. Si aceptas sus condiciones, ellos se aprovecharán y cuando menos te des cuenta estarás inmersa en una relación autodestructiva. Tienes que aprender a decir no, si él es un buen chico aceptará tu respuesta y te valorará más. Si es un patán desaparecerá de inmediato.

-

6. Dejar de decir sí a todo

parejas-vicios

Piensa qué es lo que quieres, lo que te gusta y lo que esperas del futuro. No estás siendo egoísta si un día no tienes ganas de verlo o si prefieres salir con tu familia o amigos. Tienes el derecho de decir no y él debe respetar tu decisión. De esa forma establecerás los límites de tu relación y tu pareja comenzará a tratarte como te mereces. Cumplir todos los caprichos del hombre sólo fomentará su egoísmo y despertará su pulsión de patanería. 

-

Deja de creer que el hombre patán es una opción en el amor, olvidarte de que eso es lo que te mereces. ¿Estás dispuesta a soportar toda la vida a una pareja en la que nunca podrás confiar? Si tu respuesta es sí, sigue ahí. Pero si quieres encontrar a alguien que te haga verdaderamente feliz, debes cambiar tus acciones para cambiar tus resultados.






Referencias: