PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Carta a mi mejor amiga que tristemente se convirtió en un 'vampiro energético'

No voy a dudar que aún guardas un espacio en mi corazón, sin embargo, decidí alejarme por salud mental...

Nos conocimos cuando éramos unas niñas y desde entonces nos prometimos ser amigas hasta viejitas. Sí, esas amigas que nunca se separan, que son cómplices de todo y están en las buenas y en las malas.

Pasamos por tanto, que con el tiempo reafirmaba sin duda que eras mi mejor amiga y casi alma gemela; esa persona que me entendía y me apoyaba en todo momento.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Un día de pronto te perdiste a ti misma y fuiste perdiendo a tus amistades. ¿La razón? Antes no lo tenía claro porque aún vivía aferrada a la idea de una amistad eterna, pero después lo entendí todo: perdiste la cabeza por una persona que cambió por completo tu esencia, apagó tu luz y tu simplemente te dejaste arrastrar por años.

Conociste al que creías era el amor de tu vida, tuviste un hijo y con todos los problemas que tenías te casaste. Todo pintaba 'bien' hasta que poco a poco te transformaste.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Nos dejamos de frecuentar porque esa persona era celosa de tus amistades, no podías ser libre, no podías ser tú. Bueno, sí podías, pero simplemente le diste el poder sobre ti, tus actividades e incluso sobre tus pensamientos.

Cuando llegaba el día de vernos para platicarnos nuestras vivencias, sueños y aventuras, de pronto era la única que hablaba de ello, pues tu simplemente hablabas de lo mal que iba tu relación y de lo tóxica que era.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Simplemente íbamos por caminos diferentes, pero yo seguí ahí por muchos años más hasta que me di cuenta que cada que te veía me estresaba, me dolía la cabeza y no me sentía cómoda de compartir cosas positivas porque simplemente tú no estabas bien. Yo te escuchaba y te escuchaba y te daba miles de consejos, pero nunca los tomaste en cuenta.

Dentro de todo este enrollo, un día me di cuenta que no solo tu esposo era tóxico, sino tú también, pues generaste una dependencia extrema que nunca pude entender. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aún así, seguí estando a tu lado, te apoyé y simplemente me dediqué a escucharte y ser tu paño de lágrimas, literal. Porque sí, aunque todas las personas a tu alrededor te quisieran abrir los ojos, nunca los tomaste en cuenta y decidiste seguir en esa relación tormentosa.

Yo no lo podía creer, pero un día decidí compartir mi tiempo y espacio con personas que me sumaran, no que me restaran. Fue doloroso, pero me estaba dando cuenta que mi mejor amiga se convirtió en un vampiro energético y eso no lo podía permitir.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Quizá fue egoísta, quizá no, pero si no me hubiera alejado no sé qué otros problemas hubieran surgido. Incluso quizá mi salud mental se pudo ver más afectada, pues mi visión a la vida, ideales y sueños iban simplemente por otro camino y me dolía mucho ver que te perdiste y, aunque lo reconocías, no hacías nada por ti.

Por otro lado, quiero que sepas que aún sigues teniendo un lugar muy importante en mi corazón e incluso estaré para ti si lo necesitas, pero simplemente ya no me dejo arrastrar por la corriente y no dejo que situaciones externas a mí me afecten o involucren, así que espero que comprendas que esta distancia es sana. Te quiero.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD