Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE VIDA

Encontré el amor cuando ya no lo esperaba y me demostró que sí existen las relaciones sanas

Por: 2 de agosto de 2022

A veces es difícil coincidir con las personas adecuadas, pero un momento inesperado puede cambiar para bien tu vida amorosa.

Encontrar una pareja que se quiera embarcar en la aventura de construir una relación amorosa con respeto, compromiso, fidelidad (si es que así lo acuerdan) y responsabilidad afectiva, es un camino difícil que no todos están dispuestos a recorrer.

El amor líquido complica más las cosas, porque las personas saben que en lugares como las apps de citas o con solo entrar a Instagram, hay cientos de “opciones” esperando por si el ligue con el que están saliendo no funciona o por si tiene el más mínimo desperfecto que lo hace descartable.

Respeto por completo las decisiones de las personas que no buscan en este momento un noviazgo, sea cual sea su razón, pero después de años de malas relaciones en las que me hicieron sentir que era difícil quererme, así como en las que la infidelidad por parte de ellos y la falta de compromiso se hicieron presentes, a tal grado de provocarme inseguridad, algo dentro de mí se convenció de que el amor sano no existía y era un cuento que nos habían vendido.

De cualquier forma ya había dejado de creer en el amor romántico, que me parece tóxico y alimenta que las relaciones conflictivas duren, a pesar de que las cosas entre los involucrados estén muertas, pero después de mi último noviazgo de muchos años, decidí darme un respiro de las citas.

Después de un tiempo regresé y aunque al principio las apps como Bumble y Tinder se convirtieron en un lugar divertido en el que conocía gente nueva, poco a poco me di cuenta que de nuevo quería una relación seria y que la mayoría de las personas de estos sitios (no todas) buscaban solo algo casual.

Me despedí de esos sitios y me dediqué a mí misma, a mi carrera profesional, así como a sanar muchas cosas en beneficio de mi salud mental, y de pronto las relaciones pasaron a segundo plano.

Las cosas cambiaron un día en el que mi único pensamiento era llegar a tiempo a una cuestión relacionada al trabajo, cuando comencé a platicar por Instagram con alguien que hice match en esas apps antes de que las cerrara, pero que nunca había visto y que además no interactuaba con él.

Coincidió que nos encontrábamos a solo un par de calles de distancia y con todos los nervios me reuní con él. Las cosas avanzaron sorpresivamente fácil, nunca hubo dudas, comenzó a demostrarme que estaba interesado y en un par de meses decidimos tener un noviazgo.

Los meses posteriores nos enamoramos, la convivencia se fue afianzando y empezamos a construir una relación basada en el respeto y la comunicación. Las acciones hablaron más que las palabras y fue así como descubrí que si se puede tener un amor que no te lastime o te atormente por años.


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: