Estilo de vida

10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta

Estilo de vida 10 formas de adelgazar la cintura sin ponerte a dieta

Si marcas al menos tres de las siguientes señales, necesitas reducir tu cintura:



+ Hace seis meses eras talla 5, hoy apenas te cierran los mismos pantalones.

+ Si te sientas se forma una pancita extra en tu cuerpo.

+ Los resortes y botones de la ropa se te marcan en la piel.

+ No puedes jugar con un hula hoop.

+ Las blusas y vestidos que acentúan la cintura no tienen efecto en ti.

+ Tu cinturón tiene cada vez más ojales.


¿Cuántas marcaste?


post-image


Si crees tener un problema, no debes tomarlo a la ligera. La masa alrededor de la cintura es el indicador más sencillo y directo de la salud cardiovascular. Entre más abultado esté el abdomen, abarcando desde las costillas hasta la parte baja del ombligo, más riesgos hay de padecer alguna enfermedad como obesidad androide o ginoide.


post-image


La primera hace referencia al exceso de grasa abdominal, misma que forma un bulto (en forma de manzana) sobre el vientre. La obesidad androide se produce por problemas hormonales y –obviamente– un consumo desmedido de grasas y azúcares. Por otro lado, la ginoide es el sobrante de piel y grasa en la parte baja del abdomen, la cual surge por la ingesta de alimentos dañinos para el organismo y debido al sedentarismo.


Sin embargo, existen maneras de reducir esta zona con algunos hábitos sencillos que harán de tu cintura una curva pronunciada sin grasa extra, y no, no necesitas hacer dieta ni ejercicio exhorbitante, sólo debes adoptar otro estilo de vida.


post-image


-

Usa una faja que abarque desde la entrepierna hasta el ombligo, procura que sea de licra y no de varillas.


Tip: también son funcionales aquellas que tienen la forma de una pantaleta. Son más grandes y abarcan una buena parte de la piel, no lastiman y te ayudan a mejorar la silueta.


post-image


-

Sume el estómago al caminar y cada vez que te sientes.


Tip: hazlo lo más profundo que puedas, pero sin llegar a verte forzada. Llegará un punto en el que tener sumido el abdomen será automático. Además fortalece los músculos abdominales.


post-image


-

Toma jugos detox constantemente.


Tip: toma una limonada con betabel, jugo de zanahoria con piña y cúrcuma o un smoothie de fresa con aloe vera. No los endulces ni con miel.


post-image


-

Bebe un té de manzanilla después de la comida y uno antes de dormir.


Tip: tómalo lo más caliente que puedas y procura que sea una infusión natural.


post-image


-

Bebe dos litros de agua diarios, pero no cuentes la que contienen los alimentos.


Tip: bébela tibia al menos una vez al día para que la digestión se lleve a cabo de mejor manera.


post-image


-

Usa jeans que se ajusten arriba o sobre la cintura para no deformar tu silueta.


Tip: si usas mezclilla o botones podrían marcar tu piel e irritarla.


post-image


-

Controla la ingesta de azucares y harinas.


Tip: entre más consumes, más probabilidades tienes de engordar la parte del abdomen. Si reduces la cantidad es mucho más fácil que tu cintura se reduzca.


post-image


-

Párate lo más recta que puedas.


Tip: una vez que estés completamente derecha, sume el estómago y trata de caminar contoneando las caderas naturalmente. Esto pasará cuando des un paso tras otro en línea recta. Así harás girar un poco la cintura moldeándola lentamente. De igual forma, mientras caminas darás la impresión de tener más pronunciada la silueta.


post-image


-

Usa cinturones de anchura media, nunca muy delgados o muy gruesos.


Tip: no lo aprietes demasiado o hará que se salga la piel de los costados. Además de dar la idea de que tu cintura es más estrecha, irás marcando la forma de la misma.


post-image


-

Usa ropa interior que te ajuste arriba de la cintura o sobre el ombligo.


Tip: En especial los resortes anchos se verán mucho mejor ya que reducen tu cintura.


post-image


-

No necesitas llevar una alimentación rigurosa, tampoco hacer grandes rutinas de ejercicio. Basta con reducir la ingesta de algunos alimentos y moderar el consumo de otros. De igual manera, basta con caminar y que se vuelva un hábito. Hay que moverse y alejarse del sedentarismo. A veces sólo necesitas llevar la prenda correcta y caminar de la manera correspondiente para comenzar a ver resultados. Si quieres hacer aun más notoria la forma de tu cintura, basta con hacer algunos ejercicios extras y no dejar de ejecutarlos por un tiempo. Ten una cintura bonita y reduce los problemas de salud.