Cómo aprender a tomar grandes decisiones sin arrepentirte

Lunes, 27 de noviembre de 2017 10:45

|Karla Herrera


Si pudieras volver en el tiempo hasta el momento en que tuviste que decidir entre quedarte donde estabas o seguir un camino distinto, ¿qué harías? ¿escogerías el mismo o te atreverías a cambiar tu destino? Al final, incluso sin percatarnos, el rumbo de nuestra vida se define por pequeños instantes en donde la elección que decidas marcará significativamente el futuro inmediato de tu vida. En ocasiones escuchamos que somos el producto de nuestras circunstancias pero quizá solo seamos la suma de nuestras decisiones.

 

Para ciertas personas es sencillo ceder la responsabilidad sobre su vida a otros. Quizá porque es más fácil soltar el bastón de nuestra felicidad y entregárselo a los demás. No tomar responsabilidad sobre nuestras desiciones pudiera resultar menos complejo que cuestionarnos de manera constante si estamos o no en el camino correcto. Tal vez nuestro ego nos bloquea y nos encontramos en la dificultad de confrontarnos a nosotros mismos sin la sensibilidad de poder ver más allá de nuestras propias limitaciones.


Las consecuencias de nuestras decisiones conforman el curso de nuestra vida, lo queramos o podamos ver. Sin embargo existen personas que buscan grandeza; inspiran y respiran grandeza. Sus decisiones radican en lanzarse al futuro confiando en el universo y en que su instinto los llevará al lugar en donde necesiten estar. Cada una de las decisiones que tomamos en la vida, incluso las más simples, contribuyen de manera directa a forjar a la persona en la que te estás convirtiendo. Si estás por tomar una decisión, confía en ti, apuesta siempre por lo grandioso y el universo conspirará para que te encuentres exactamente en donde tengas que estar.


-


Piensa en grande


Si tuviéramos conciencia real de cómo nuestros pensamientos afectan directamente nuestra vida quizá tomaríamos nuestras decisiones con mayor delicadeza. Los hombres y mujeres más recordados de la historia trascendieron en el tiempo porque tuvieron el valor de dejar "lo bueno", lo socialmente aceptado, lo funcional y lo establecido para enfrentarse con la vida buscando lo extraordinario. Se atrevieron con grandeza a enfrentar esa decisión de la que tanto tiempo dudaron. James Buchanan, por ejemplo, trabajaba como ayudante de oficina, hasta que se decidió a renunciar a su empleo e incursionar en el negocio del whisky. Pocos creyeron en él, nadie se imaginaba que la mezcla que creó sería de las más apreciadas en el mundo.


James Buchanan




Distingue entre lo que tienes y lo que deseas


Nadie te conoce mejor que tú mismo. Si sientes que estás en un lugar que no te corresponde, en donde la vida te dejó de asombrar y solo vives para pasar el día, detén tu rutina y cuestiónate: ¿realmente estás trabajando por lo que deseas o estás atorado en las paredes del conformismo? Si pudieras moverte de lugar ¿a dónde irías? Identificar en qué lugar estás y a dónde quieres llegar es la única manera de dar el primer paso.




Si no tienes opciones, créalas


Una de las razones por las que dudamos ante una gran decisión es por falta de confianza. Creemos que nuestras opciones son limitadas sin entender que los verdaderos límites son los que nos hemos impuesto inconscientemente y que se convierten en un factor determinante de quienes somos. Si ninguna de las alternativas que se te presentan en la vida te inspiran, busca otras. Todo lo que pasa en tu vida depende de ti, incluso la monotonía rutinaria de los días sin fin en donde nada sucede, depende de ti.



 


Celebra la grandeza de tus decisiones


Cada elección que decidas implica riesgo, renuncia y aprendizaje. Sea cual sea el resultado al que llegues, honra tu decisión y prémiate por ello. Ten la entereza de valorar los giros que se han dado en tu vida y comprender el valor de tus decisiones. El logro real está en tomar esa gran decisión que te aterró por tanto tiempo.



-


 No te conformes con lo bueno


Al final de tu vida, no te cuestionarás lo que has hecho, sino todo lo que dejaste pasar. Quizá te sientes cómodo en el lugar en donde te encuentras y crees que no tiene caso moverte, pero al conformarte con lo bueno, te pierdes la posibilidad de encontrar lo grandioso.



Las grandes historias comienzan en un instante de decisión. Deja a un lado los temores y ve más allá de tus límites, nunca sabrás qué tan lejos puedes llegar si no te atreves a soltar lo bueno para perseguir lo grandioso.  


¿Cómo saber si tomaste la decisión correcta? Siempre siempre se siente grandioso.

#ChooseGreat con Buchanan’s.





 


REFERENCIAS:
Karla Herrera

Karla Herrera


  COMENTARIOS