INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Como combatir el acné y otros síntomas del Síndrome Premenstrual

5 de julio de 2018

Cultura Colectiva

De entre todas las preguntas que seguro te han cruzado por la cabeza durante tu período, seguro la más común es «¿Cómo disminuir los síntomas premenstruales?»

No. No es normal que te sientas mal por tener tu período. Sí, es entendible que los malestares físicos sean incómodos y que con cada alteración te desequilibres, pero no por ello debes avergonzarte, creerte sucia o desagradable, o esconderte por la pena en cualquier sanitario de la ciudad. Menstruar es perfectamente común y bueno. 


En efecto, las manifestaciones previas a tu regla son caóticas. Nefastas. Prácticamente infernales. Pero recuerda: si necesitas saber cómo disminuir los síntomas premenstruales, que sea para ti y por ti. Para sentirte un poquito más cómoda. No porque necesites agradar a otros. Sino porque te urge sentirte confiada, plena y llena de fuerza para contigo misma.


Entonces, ¿qué hacer?


Para el acné: basta con utilizar un poco de ácido salicílico. Pulverizar una aspirina común en una pequeña cuchara con agua es suficiente para aliviar un poco esos brotes que, generalmente, se manifiestan en la barbilla.


Para el dolor abdominal: come piña. Gracias a sus enzimas, la digestión será bastante fácil, dejarás de retener líquidos, tu sangre circulará mejor y dejarás de sentir ese golpe en el estómago. En medida de lo posible, evita carbohidratos en exceso, sal, café, chocolates, cítricos y grasas.



Para la hinchazón: da un masaje en tu vientre con aceites naturales y un poco de presión. Mezcla un poco de aceite de almendras, otro tanto de aceite de jengibre y úntalos con movimientos circulares. Verás la magia que esto significa.


Para escalofríos en el vientre: haz un té de manzanilla. Bébelo especialmente mientras esté tibio.



Para dolores muy intensos: puedes correr o caminar. Aunque muchas optan por un reposo absoluto, si tu molestia es extrema o sufres de ovarios poliquísticos, un poco de actividad relajará a tu cuerpo, despejará tu mente y te sentirás un poco de vuelta.


Para cualquier afección: relájate. Lee, escucha música, platica con alguien de extrema confianza, siéntate a ver el día, ve tu serie favorita… Aleja todo estrés posible; ya suficiente caos hormonal tienes en tu interior como para preocuparte por nimiedades. 


No te vamos a decir que disfrutes esta etapa. Que no tienes nada de qué preocuparte. Ésas son cosas que dice alguien que jamás ha tenido estos dolores o que se ha tragado el cuento de que las mujeres “están hechas para soportar esto y más”, que “su orgullosa feminidad pende de esta situación”. Tú sabes que es fastidioso. Pesado. Pero tómalo con calma y no dejes que nada ni nadie te haga sentir culpable por ello. Sonríe, enójate, llora y apapáchate.


**

Las fotos que ilustran este texto pertenecen a Rupi Kaur, una artista que fue altamente criticada por hacer estas imágenes e intentar romper con el tabú de menstruar. Conoce de qué este trabajo leyendo: Fotografías de Rupi Kaur llenas de sangre para borrar los mitos de la menstruación.


TAGS: Mujeres Consejos salud
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Günter Grass, no sólo escribió "El tambor de hojalata", estas son otras de sus obras The Coolest Street Markets In NYC You Should Hit Up This Weekend Te explicamos la diferencia entre blush, bronzer e iluminador 5 Skills You Need To Develop To Become A Successful Blogger Imágenes inéditas de la grabación del último disco de los Arctic Monkeys Dark Truths Hiding Behind The American Dream: The Photo League’s Radical Photography

  TE RECOMENDAMOS