¿Cómo crear a la mujer "perfecta" desde la mente de un hombre solitario?

jueves, 10 de noviembre de 2016 13:33

|A Martinez

Es inevitable imaginar que un día conoceremos a la "persona ideal", alguien que notará nuestra tristeza, tratará de hacernos sonreír, que nos motivará y que incluso nos ayudará a desarrollarnos como persona. Tenemos a esa "persona de ensueño", pero lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos. Creamos una versión plana de lo que significa ser una persona. Dejamos de lado la complejidad de una mente humana, sólo representamos en la nuestra lo poco que deseamos de una fantasía a medias y el cine es en gran parte responsable por ese tipo de pensamientos. Aparecen personajes en pantalla con el único propósito de ayudar al protagonista a vivir de una forma mejor; el ejemplo más claro es la "Manic Pixie Dream Girl", traducido literalmente como "La chica de ensueño del duendecito maniaco".

El término fue acuñado por primera vez en 2005 por el crítico de cine Nathan Rabin para referirse a Claire, el personaje que interpretó Kirsten Dunst en la película Elizabethtown. Durante la película, Claire es una figura alegre, entusiasta, confianzuda y muy animada que sirve como un brillo de luz en la vida de Drew, el protagonista. El problema con la mujer (o su representación), según Rabin, es que no tiene profundidad en su desarrollo, su propósito superficial en la historia se ve resuelto una vez que el personaje principal encuentra su camino.

La crítica que comenzó Nathan Rabil, además de referirse a una desafortunada aproximación del diseño de un personaje, también se enfoca a su nacimiento como una especie de machismo pequeño que "existe solamente en las imaginaciones febriles de escritores-directores sensibles". Las Manic Pixie Dream Girls son mujeres de ensueño que jamás piensan en su propia felicidad, sino en la del protagonista y en la narrativa dramática eso es un error grave, porque el personaje no sufre una evolución sino una inmutabilidad permanente que nace de ideas infantiles.

Existen distintos ejemplos y ese tipo de personajes son cada vez más comunes actualmente por el impulso de películas románticas alternativas. Natalie Portman en la película "Garden State" es uno de ellos por su súbita interacción con el protagonista, felicidad incómoda, energía infinita y por tener un deseo enorme de que el personaje principal logre su cometido a lo largo de la película. No conocemos mucho más del trasfondo de ella y básicamente es una muñeca que ayuda a que el héroe avance en la historia.

Otro ejemplo de la Manic Pixie Dream Girl es Holly Golightly en la clásica Breakfast at Tiffany's; aunque Audrey Hepburn generó una imagen de feminismo dentro de la cinta, el personaje no tiene un desarrollo y sirve como una figura sin profundidad. Lo mismo lo podemos encontrar en Maggie Murdock de "Love & Other Drugs" o Penelope Lockhart en "Seeking for a Friend for the End of the World".

El machismo aparece sin detección porque tratamos las historias como una fantasía, pero se aloja dentro de la expectativa de que aparezca una mujer que se enfoque en nuestro desarrollo personal sin que se preocupe por su propia vida, que dedique su atención hacia nosotros y que esté durante el tiempo que sea necesario. Rabil afirma que es un personaje que existe dentro de la mente de los escritores solitarios: la fantasía de tener a alguien los orilla a crear.


Por otro lado...
Aunque Clementine en "Eterno Resplandor de una Mente Sin Recuerdos", al principio es presentada como una Manic Pixie Dream Girl, eventualmente vemos cómo la película se enfoca en deconstruir el término y ese estereotipo superficial. En una parte del diálogo la mujer afirma: "Demasiados tipos piensan que soy un concepto, o que los completo, o que los haré sentir vivos. Pero sólo soy una chica jodida que busca su propia paz mental, no me encargues la tuya". Destroza por completo la idea de la MPDG, asignándole automáticamente realismo.

Manic Pixie Dream Girl clementine

Summer, en "(500) Days of Summer" también es un ejemplo contrario porque la vemos a través de los ojos de Tom, que también podrían ser los de "el escritor solitario". El personaje no ve más allá de lo que él desea, ignora sus deseos y el hecho de que tiene su propia vida y que no necesariamente tiene que ir ligada a la suya lo aflige. Esa complejidad dentro de Summer molesta a Tom, porque termina alejándola de él. Es un leve machismo que revela mucho de cómo Hollywood percibe a las mujeres.

Manic Pixie Dream Girl summer

"Ruby Sparks" demuestra que su desarrollo llegó tan lejos que incluso migró a otros géneros. El Manic Pixie Dream Boy fue otro término creado para designar a los hombres de ensueño que aparecen principalmente en las películas que van dirigidas para mujeres. Sirvió como una respuesta a partir de las críticas que generó la MPDG, pero muestra que la fantasía no es exclusiva de los hombres. 

Entonces así como hombres solitarios crearon a Claire de "Elizabethtown" o a Sam de "Garden State", las mujeres desarrollaron a Augustus Waters de "The Fault in our Stars" o Jesse de "Pitch Perfect". Si algo prueban esos conceptos es que preferimos vivir en la ilusión de que alguien perfecto para nosotros aparecerá para cambiar nuestras vidas, en vez de considerar que tener una relación es un acto de reciprocidad y no necesariamente tiene que desenvolverse como una fantasía. La Manic Pixie Dream Girl seguirá viva para los soñadores solitarios mientras buscan alguna conexión real en sus habitaciones oscuras.









REFERENCIAS:
A Martinez

A Martinez


  COMENTARIOS