¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima?
Estilo de vida

¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima?

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

27 de julio, 2017

Estilo de vida ¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima?
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

27 de julio, 2017


«No te laves». Estas palabras fueron parte de una petición que el emperador Napoleón Bonaparte le hizo a su esposa por medio de una carta. Usualmente las cartas que el emperador le escribía a su amada Josefina estaban llenas de romanticismo. Él la quería tanto que pocas veces se contuvo de enviarle versos de profundo amor. A veces, Napoleón Bonaparte y su esposa tenían conversaciones eróticas a través de estas notas, las cuales se volvieron públicas cuando fueron interceptadas.


De todas las palabras que se leyeron en estos escritos, las que mayor furor causaron fueron las que el emperador usó para pedirle a su amada que no modificara –por medio de duchas o enjuagues– el olor y sabor de su vagina; éste era uno de los mayores fetiches de Bonaparte.


A pesar de la pasión entre ambos, siempre se supo que Josefina era una mujer de libre pensamiento; así que durante la ausencia de su esposo solía pasar noches enteras con otros hombres. Entonces Napoleón, con el afán de mantener a su mujer fuera del alcance de los demás, le pedía que nunca se lavara su zona íntima para que cuando la volviera ver pudiera comprobar –a través del olor– si ella le había sido infiel.


¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 1


Aunque lo que Napoleón le pidió a Josefina fue extremista, hoy se ha confirmado que la limpieza excesiva o el uso de jabones íntimos y otros productos para lavar la zona íntima son perjudiciales. Los químicos y la fricción de las duchas vaginales pueden causar infección, aunque es evidente que las mujeres necesitan asear y cuidar toda esa área con constancia.


Entre tanta confusión sobre qué hacer y qué no, dos especialistas de Truly –sitio web dedicado a desmentir y aseverar diversos temas de salud como la higiene íntima– han aclarado cuál es la mejor forma de cuidar la zona intima femenina.


¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 2


-


Jabones y toallas húmedas

 

Hay tantas presentaciones, aromas y texturas para elegir en este tipo de productos que es difícil poner atención en si realmente son recomendables para cuidar nuestra zona íntima. La realidad es que los especialistas recomiendan usar únicamente jabón neutro y agua sobre los labios, pero jamás dentro de la vagina. En cuanto a las toallas húmedas se deben usar sólo por fuera para evitar algún tipo de infección provocada por los componentes químicos de los productos que usamos todos los días y por los fluidos que produce nuestro cuerpo a diario.


¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 3


-


Productos naturales

 

El PH del cuerpo se balancea por sí solo, pero a veces podemos ayudar a que éste encuentre el equilibrio a partir de los alimentos que consumimos y la forma en que cuidamos nuestro organismo. Sin embargo, usar cualquier producto dentro de la vagina es dañino, incluso si se trata de algún remedio natural, pues estos desajustan el PH e irritan la piel.


¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 4


-


Ropa interior


Lo más recomendable es usar ropa interior de algodón, otros materiales no son tan gentiles con la piel y al guardar el calor se convierten en un cultivo de bacterias. De igual manera, entre menos ajustada nos quede una pantaleta mucho mejor; siempre debemos tener la ventilación adecuada en nuestra zona íntima.


¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 5


-


¿Cómo cuidar y asear nuestra zona íntima de manera correcta?


Si has decidido usar un jabón químico o natural, la limpieza es la misma: no debes introducir nada en la cavidad vaginal, únicamente debes enjuagar el exterior. Lo mismo después de hacer del baño.


  1. Aplica un poco de jabón neutro en la yema de los dedos y crea espuma.
  2. Abre los labios vaginales y aplica la espuma en la parte externa.
  3. Cuando hayas cubierto toda la zona, enjuga inmediatamente.
  4. Usa abundante agua tibia, no fría ni caliente.
  5. Para secar usa una toalla especial que no utilices en otra zona de tu cuerpo y retira la humedad dando ligeros golpecitos.
  6. No te pongas inmediatamente la ropa interior, permite que tu piel respire y seque naturalmente.

¿Estás cuidando correctamente tu zona íntima? 6


-


Limpia tu zona íntima de la manera adecuada para que no corras riesgo de contraer infecciones. La vagina sabe cómo protegerse, pero no está demás ayudarla a través del cuidado diario; desde la piel externa hasta llegar a la higiene genital.