Estilo de vida

Cómo entender a Nietzsche para matar a Dios y amar tu cuerpo

Estilo de vida Cómo entender a Nietzsche para matar a Dios y amar tu cuerpo



Detrás de tus pensamientos y sentimientos, hermano mío, se encuentra un soberano poderoso, un sabio desconocido; llámase sí mismo. En tu cuerpo habita, es tu cuerpo.
– Nietzsche

0

Cuando no nos quede nada, cuando nos enteremos de la muerte de Dios –que no sé si sea antes o después de que el viejo santo se entere también–, cuando nada sostenga y fundamente la razón desde el más allá ni exista un cielo que garantice el aquí, sólo cuando todo esto suceda encontraremos el cuerpo. Nuestro cuerpo.

Un cuerpo que posibilita experiencias, que derrama deseo y construye el mundo con éste sin categorías trascendentales; un cuerpo que es pesado y se planta sobre la tierra cual carne que es, carne que respira y piensa, carne que vive, carne que baila.

entender a nietzsche

Este cuerpo que nos permite pensar y vernos como un yo individual, el cual obvia a la consciencia ya no atada al alma y sí producida por la carne (la interacción de fuerzas que ésta padece). Zaratustra-Nietzsche nos dice que cuerpo es –y cuerpo somos– íntegramente; que razón, espíritu, alma y consciencia son instrumentos y potencias del cuerpo expresado. ¿Expresado? Sí, en y por la vida.

Esa vida pecadora e inocente, impaciente y rápida que nos mira con ojos infantiles según el canto de Zaratustra. Esa vida que es aquí y se desborda para nosotros sin posibilidad alguna de comprenderla o de sostenerle. Vida en la que ya tiempo atrás Apolo y Dionisio –fuerzas o principios instintivos de la naturaleza– habían sido los elementos con que trató de esclarecerse a sí misma; así como se trataría cual creación artística y campo de batalla sangriento, siempre afectada por la formalización e intensidad de los dioses en duelo.

dios ha muerto hombres de oro entender a nietzsche

1

Yo no sé tú, quien lee estas líneas, pero yo sé que mi cuerpo y tu cuerpo [nuestros cuerpos] están en riesgo constante de ser afectados y definidos una y otra vez. Date cuenta, Nietzsche fue muy observador para poder decirnos esto a partir de un cuerpo vivo que sostiene batallas internas todo el tiempo, fue lo suficientemente pensador-trágico para verlo como un no-sostén inmóvil sobre el que se posa el ave del conocimiento.

La vida a través del cuerpo (re-modificado) es siempre devenir, es verse y renovarse a sí misma en el desborde de su demasía. De su terribilidad. La vida es eso que usa el cuerpo como máscara e ilusión en su rostro oscuro, siniestro y trágico de realidad. El cuerpo es el velo que necesitamos para ser nosotros y poder ver e interpretar este mundo que habitamos, es el traje con el que podemos mantener puesta la vida como prendedor en la solapa, o mejor aún, el traje que se ha hecho con los mismísimos hilos de la vida.

dios ha muerto pareja

El cuerpo es esa maravillosa máscara a través de la cual vemos la vivencia trágica del existir y que es modificada siempre, sin posibilidad alguna de fijarse en una identidad o en una personificación estable y definida. El cuerpo es eso que nos queda tras la renuncia a la trascender y todas sus herramientas con que ha operado durante tanto tiempo; es el cuerpo que ya no estará doblegado ni desvalorizado por ningún Dios. Dios ha muerto. Cualquier fundamento trascendental ha muerto y ahora, más que nunca, está lejos de poder explicar lo que pasa en la realidad. La vida le ha quedado grande y sus problemas ya no le competen pues ni siquiera puede contenerlos.

¿Cómo algo que se encuentra afuera de este mundo podría explicarle a éste? Es un ser ajeno que no sabe lo que aquí ocurre, no sabe lo que nos afecta. ¿Qué clase de juicio puede tener de algo que no conoce? No conoce la vida, le es adversa. Ese Dios que ahora ha muerto, durante mucho tiempo fue la pieza clave de metafísicas despreciadoras de la vida y el personaje que siempre había otorgado la medida absoluta, vacía y confortable con que se vivía.

dios ha muerto soledad

Ese Dios ya no está, esa metafísica trascendental ya no debe ser seguida; el cuerpo y el mundo que le circunda no deben ser despreciados más, el galopar del instinto no se debe devaluar, la carne no debe rechazarse como si fuese cualquier cosa, el llamado de las pasiones debe escucharse atentamente pues tiene grandes cosas que decir a nuestro oído, la muerte de Dios y la muerte de estas metafísicas es una invitación a amar la vida. Amarla con nuevos ojos morales, amarla desde aquí, desde ella misma y desde el mundo.

2

Sin esta autoridad absoluta, el cuerpo se ha emancipado y ha abierto sus rejas para que los deseos e instintos salgan a tomar aire fresco, para que se comporten según las nuevas reglas del hombre, según las leyes del cuerpo. El cuerpo es ese fundamento que posibilita la subjetividad y hacer en el mundo.

dios ha muerto hombre

Fundamento que busca y se procura el incremento de poder y la extensión de la vida, fundamento que no es un simple instrumento, sino punto de atracción para la vida humana por aquel hombre que se cree nuevos valores y se afirme vitalmente. Este fundamento, este cuerpo, es el camino que los hombres llamarán bueno y ya no abandonarán ni le negarán la gratitud por las delicias que han experimentado en tierra. Al amar esta vida no necesitamos mundos trasmundanos, amar esta vida y vivir esta corporalidad es crear, es aferrase y respetar la tierra que sostiene nuestros pies y nuestras cabezas, es experimentar la abundancia y la terribilidad. Es expandir nuestra existencia.

3

Dios ha muerto porque así lo necesitamos, así lo requeríamos; quien se dé cuenta –ahora o llegado su momento– tendrá la oportunidad de ver la vida distintamente. De amarla. El cuerpo, y lo que de él tengamos que aprender (o hayamos aprendido), marcará los actos del yo, advertirá la realidad misma, traerá reflexión y goce desde otros cuerpos, danzará y nos anunciará la profundidad ligera del vivir.

dios ha muerto mujer entender a nietzsche

Dios ha muerto y muerto descansa al lado de los demás términos trascendentales; lector, acepta el cuerpo como lo tienes justo ahora, como lo experimentas en este instante tan lleno de riquezas y sabiduría, más tiene él por compartirte aquí y ahora que otros principios ajenos o cortos a nuestras demandas.

**
Para leer más de Nietzsche:
Música hardcore y otros sonidos inspirados en la filosofía de Nietzsche
El excéntrico filósofo marxista que mezcla a Nietzsche con Star Wars

*
Todas las fotos de Mehran Djojan








Referencias: