INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cómo es tener una relación con un hombre mucho mayor según 8 mujeres

27 de septiembre de 2018

Andy Cabrera

Dicen que para el amor no hay edad pero enamorarte de alguien mayor implica diferencias más allá de lo físico, el desequilibrio no solo es cuantitativo, también es cualitativo.


Bien dicen que para el amor no hay edad, pero debemos saber que al enamorarte de alguien mucho mayor que tú, es seguro que habrá etapas de su vida que no podrán compartir el uno con el otro.

 

Uno de los estudios más famosos referente al tema, elaborado por Andrew Francis y Hugo Mialon, profesores de la Universidad Emory rm Atlanta, tras sondear a 3 mil norteamericanos, reveló que si la diferencia de edad en la pareja es sólo de 1 año, ésta tiene un 3% de posibilidad de divorciarse, para las que se llevan 5 años el porcentaje asciende a 18, con 10 años de diferencia el porcentaje es de 39% y de 20 años o más, según estos investigadores la probabilidad de que tu relación no funcione es de un 98%.

 

1- "Mis padres básicamente me repudiaron. Ya no hablamos"



La diferencia de edad es de 21 años, y vaya que suena escandaloso. Terminando la universidad obtuve un empleo de docente bastante estable y ahora vivo con mi pareja. Debo reconocer que al principio no fue fácil porque él estaba siempre ocupado con cosas del trabajo, gritando por teléfono, era como si yo fuera un fantasma que estaba en su casa. Afortunadamente las cosas cambiaron y actualmente cada vez que que estamos juntos, él sólo responde el teléfono para decirles que les devolverá la llamada más tarde porque está con "alguien muy importante", fue un camino largo pero valió la pena. Me costó desprenderme de mis mejores amigos e incluso de mi familia, que en cuanto se enteraron de mi relación con este hombre mucho mayor que yo, dejaron de dirigirme la palabra.



2- "El sexo es mucho menos agresivo que con los chicos jóvenes de mi edad"



La relación es básicamente igual a las demás relaciones a largo plazo, la ventaja es que mi pareja es menos molesta y agresiva a la hora del sexo, contrario a lo que pasa con los jóvenes de mi edad y además él es mucho más atractivo. Me he llevado varios malos comentarios y horribles miradas por el hecho de tomar la decisión de estar con él, pero honestamente me tiene sin cuidado porque es la mejor decisión que pude haber tomado. Los celos de las personas siempre se manifiestan con comentarios sobre la diferencia de edad, pero no me importa porque somos una pareja muy linda. Mi madre no estaba feliz al principio, pero después empezó a tratar de ser un poco más amable. Nuestra diferencia de edad es de 12 años y a lo largo de mi relación he descubierto que, en general, los hombres mayores son más comprensivos y respetuosos en cuanto a lo que quieres hacer y lo que no.



3-   “Sentía que tenía autonomía… pero tal vez era que me estaba manipulando”

 


En ese entonces parecía ser la historia más bonita y romántica, pero en algún momento las cosas se volvieron bastante incómodas y hoy que soy más grande y madura al fin puedo entenderlas e incluso me asustan un poco. Ver a niñas de mi edad y a hombres de la edad de la que fue mi pareja, es algo súper creepy y raro, pero son cosas que cuando estás adentro de este tipo de relaciones no alcanzas a observar.


Yo tenía casi 19 años y el tenía 30, en ese momento yo no sentí que él se estuviera aprovechando ni mucho menos, creía que yo tenía la autonomía de decidir por mí misma, pero hoy que miro hacia atrás, me doy cuenta que él siempre manejaba un nerviosismo que no necesariamente implicaba que él estuviera haciendo algo mal, era más bien como que él sabía la delgada línea por la que estaba caminando en algo ‘incorrecto’, por lo que terminaba manipulándome. Yo era básicamente una niña…

 

 

4-   “Todo giraba en torno a mi valor sexual”


 

Mientras yo veía a los hombres mayores como personas maduras, refinadas, estables e interesantes, ellos no me veían ni siquiera como una persona, era más un como un objeto de valor sexual, hoy entiendo que eso representaba para ellos, una apariencia que era lo único de mí que tenía valor.


Cuando analicé esto y me di cuenta, obviamente dejé de salir con hombres mucho más grandes, desafortunadamente me tomó bastante tiempo. Me gustaría tener una máquina que me regresara al pasado para poderle advertir a mi “yo” más joven que no lo hiciera porque iba a terminar odiando que sólo la buscaran por su apariencia, sin tener ningún otro valor.

 

5-   “Nos quedamos sin tema de conversación”

 


Nos llevábamos 11 años, al final todo se tornó aburrido porque evidentemente nuestros intereses eran distintos. Nos quedamos sin cosas de que hablar, y se volvieron pláticas repetitivas de “¿cómo estuvo tu día? O ¿qué tal tu serie?. Los horarios fueron otro factor porque eran súper diferentes y no coincidíamos. Definitivamente fue una experiencia extraña. 

 

6-   “No discutimos por cosas tontas”

 


Mi novio es 30 años mayor que yo y llevamos 9 años de relación. Una de las claves de éxito de nuestra relación es que no busca “permitirme” o no hacer cosas, soy un adulto y puedo salir con mis amigos, beber, socializar o juntarme con quien me de la gana y a él no le importa. Por lo mismo casi no discutimos, si tenemos un problema nos sentamos como adultos a hablarlo y buscar una solución, es un adulto y actúa como tal, por lo que no es alguien que busque que mi mundo gire a su alrededor, más bien es un compañero de vida.

 

7-   “Me hacía sentir menos”

 


Por un tiempo salí con un chico 11 años mayor que yo, básicamente de manera constante me ridiculizaba por ser mas joven y me hacía sentir menos. Ya sabes… él creía que por ser más grande era más sabio y yo lo entendería algún día, y sí, ahora que ya ha pasado tiempo entiendo que él sólo era un imbécil. Los hombres más grandes tienden a ser controladores y manipuladores, claro que esta relación no duró mucho porque gente así definitivamente no la quiero en mi vida.

 

 

8-   “En el sexo no coincidimos”

 


Tengo 25 años y el 48, definitivamente el deseo sexual es uno de los principales problemas en la relación, él es un hombre que puede pasar meses o incluso años siendo completamente feliz sólo con su mano (ya saben de lo que hablo…), por otro lado, yo soy una de esas personas que disfrutan del sexo al menos dos o tres veces por semana. Eso no es lo peor, lo más extraño es que dormimos en camas separadas. 



VER ADEMÁS:

Cómo es tener una relación con un hombre mayor según 5 películas

11 ventajas de tener una relación con alguien mayor que tú


TAGS: Amor estilo de vida Relaciones de pareja
REFERENCIAS: 8 women on what it's like to date *much* older men Ventajas y desventajas de la diferencia de edad en el sexo

Andy Cabrera


Articulista de Estilo de Vida

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Fotografías de Mark Allen Johnson sin censura de cómo es estar en una cirugía de reasignación de sexo Amor, sexo y discriminación: cómo es la vida de las personas trans en Argentina en 17 fotografías de Kike Arnal Pasos para elegir tu outfit si tienes un Tinder date Trucos de maquillaje que nos enseñaron las chicas asiáticas Quiénes son y dónde se encuentran los supuestos neonazis mexicanos Mole, rebeldía y Oaxaca, qué hay detrás de Enrique Olvera

  TE RECOMENDAMOS