¿Le dijiste adiós a tu vesícula? Así será tu vida ahora

Cuando te quitan la vesícula biliar tu aparato digestivo cambia pero no se acaba el mundo. Así es vivir sin vesícula biliar.


Pasar por una operación en el cuerpo siempre tiene consecuencias en todo el organismo pues hay cambios que suceden en el sistema que se vea intervenido, sobre todo si te extirpan una parte del organismo.


Seguro has escuchado o conoces alguien a quien le operaron para quitarle la vesícula biliar o tu mismo ya no la tienes. Y entonces viene la duda: ¿cómo voy a vivir su ya no tengo un órgano de mi sistema digestivo? Aquí te explicaremos cómo es vivir sin vesícula biliar, si se puede y qué consecuencias trae en el organismo. Pero primero debemos entender cuál es la función de este órgano.

PUEDES LEER: Los tipos de operaciones para reducción de peso

¿Qué es la vesícula biliar?

La vesícula biliar es un órgano del sistema digestivo que se localiza en la parte baja del hígado, tiene forma de pera y almacena bilis que es un líquido que sirve para digerir las grasas.


Cuando el intestino y el estómago están digiriendo los alimentos, la vesícula libera un poco de bilis a través de los conductos biliares para ayudar a procesar las grasas. Los conductos biliares se obstruyen cuando hay cálculos que evitan que pase el líquido hacia el intestino. Es ahí cuando, generalmente, se debe retirar la vesícula.

TE PUEDE INTERESAR: Mielitis flácida aguda, una enfermedad que está afectando a muchos niños

Vivir sin vesícula biliar

Cuando a una persona le quitan la vesícula biliar puede llevar una vida sin mayores complicaciones después de la recuperación posterior a la cirugía. El hígado sigue produciendo bilis pero ya no hay donde se deposite por lo que se va directo a los intestinos. Lo que se debe cuidar a partir de entonces es la alimentación.


No tener vesícula no adelgaza ni engorda. Lo que deben hacer las personas que ya no tienen vesícula es disminuir la cantidad de grasas y alimentos irritantes que consumen para que su cuerpo pueda procesarlos de mejor manera.

PUEDES LEER: Todo lo que debes saber de la enfermedad de Lyme


Una persona que ya no tiene vesícula biliar tendrá digestiones más pesadas y lentas por lo que se deben evitar lo más posible los siguientes alimentos:

-Las comidas fritas.

-Las carnes rojas.

-Los productos light.

-Los embutidos.

-La azúcar refinada.

-Las harinas blancas.

-El tabaco y el alcohol.

LEE TAMBIÉN: Si tienes alguna de estas 6 enfermedades, la avena será tu mejor aliada

¿Qué comer cuando ya no tienes vesícula?

Además de consumir más agua natural y evitar el estrés y la ansiedad, se debe aumentar el consumo de los siguientes medicamentos:

-Frutas.

-Vegetales de hojas verdes.

-Legumbres.

-Carnes blancas asadas.

-Aceite de oliva extra virgen.


via GIPHY


Se recomienda también hacer cinco comidas al día que sean ligeras para dar oportunidad al aparato digestivo de procesar mejor los alimentos.


Más de Cultura Colectiva:

¿Cómo es realmente la vida para una persona trans antes y después de la operación?



Referencias: