PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

Cómo rasurarte los testículos de forma segura

Si tienes miedo a depilarte la zona íntima porque no sabes cómo rasurarte los testículos de forma segura, ¡tranquilo! Aquí te damos algunos consejos para que lo hagas bien.

Ya sea por una cuestión de salud o meramente estética, muchos hombres prefieren que sus genitales no estén llenos de vellos, pero no todos se animan a quitárselos por miedo a lastimarse en una zona sensible. Por ello, si tú estás pensando en decirle adiós al vello púbico, aquí te decimos cómo rasurarte los testículos de forma segura para evitar accidentes embarazosos… y perjudiciales.

¿Qué material es mejor para rasurarte los testículos de forma segura?

Sin lugar a dudas, el pene y los testículos son de miembros más sensibles que el cuerpo de un hombre puede tener, no importa si tiene un tamaño menor o mayor al del promedio (algo que te explicamos en este enlace), o si pertenece al team sangre o team carne (términos que te definimos aquí).

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Por ello, debes tomar en cuenta que no puedes usar cualquier material para eliminar los vellos púbicos porque puedes lastimarte si no lo haces bien u ocasionar alguna irritación si la piel de aquella zona no se siente cómoda con el material de rasurado que vas a ocupar.

Cada material de rasurado tiene su propia forma de uso de manera eficaz, por lo que es necesario que pienses con qué prefieres hacer el proceso: con rasuradora, con máquina, o con crema y rastrillo. Aquí te explicaremos cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Rasuradora

Para muchos hombres, es muy común ocupar una rasuradora pequeña que sea a prueba de agua para poder meterla a la hora del baño y eliminar el vello púbico, pero es importante que sepas una cosa antes de decidirte por esta opción: jamás lo hagas en seco.

Para este método, un medio de difusión internacional sobre belleza apunta a que es importante ocupar un bálsamo y/o una crema de afeitar que ayudarán a que los tejidos en la piel de los testículos (y zonas aledañas con vello púbico) no se irriten.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Se recomienda que antes de pasar la rasuradora por la parte íntima, se ocupen unas tijeras para recortar lo más posible el área púbica y, así, facilitar el paso de la navaja para una rasurada más limpia y al ras; al terminar, aplica alguna crema o ungüento sin alcohol para después del afeitado.

  • Lo bueno: la técnica de uso de la rasuradora hace que sea más sencillo evitar cortaduras, y realmente no resulta doloroso para la piel; además, no toma tanto tiempo.
  • Lo malo: la máquina rasuradora no va a quitarte el vello de raíz, por lo que éste te va a crecer más rápido en comparación al uso de otros métodos de depilación. Además, la cuchilla puede causar irritación en la piel de los testículos, por lo que debes asegurarte primero de que tu zona sensible lo soporte bien.

Con máquina

En un principio podría parecerte muy idéntico el depilado con rasuradora y con máquina, ya que ambos se realizan con aparatos eléctricos, pero justamente en el tipo de dispositivos es en donde está la mayor diferencia, ya que una máquina tiene cuchillas más grandes y especializadas.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Algunas se parecen mucho a las que se ocupan en las estéticas, pero obviamente las que son de este tipo no sirven para depilar la zona púbica; necesitas encontrar una versión que tenga cuchillas amplias pero que funcione para cualquier parte del cuerpo.

Éste es el mejor método para el depilado de la zona del pene y los testículos, y al igual que con la forma anterior, es recomendable ocupar un bálsamo o ungüento que ayude a no hacer el proceso en seco, y aplicar cremas sin alcohol para después de afeitar.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW
  • Lo bueno: con esta técnica, el vello no crecerá tan rápido, y puedes encontrar una manera de adaptar su uso para que te sea más cómodo. No duele, y el riesgo de cortaduras o accidentes es prácticamente inexistente.
  • Lo malo: como el vello en la zona púbica es bastante grueso, no siempre las cuchillas logran eliminarlo por completo, por lo que puede que queden zonas con algunos pelos por ahí; esos los recomendamos quitar con tijeras.

Con crema y rastrillo

Este es posiblemente el método más económico para rasurarte porque sólo requieres de crema de afeitar y un rastrillo como los que usas para quitarte la barba y el bigote; sin embargo, es el más complicado de los tres.

¿Por qué? Si no lo haces despacio y con extremo cuidado, podrías ocasionar varias cortaduras que son algo difíciles de sanar, y resultan bastante dolorosas puesto que las tendrías en la zona más sensible de tu piel.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

Hay que aplicar la crema para afeitar y dejarla reposar durante, más o menos, un minuto; hay cremas especiales de depilación íntima, por lo que te recomendamos mejor adquirir alguna de ellas en lugar de una simple de afeitar. Pasado el tiempo, pasa el rastrillo con cuidado.

  • Lo bueno: con este método, el vello tarda mucho más tiempo en crecer, y lo puedes realizar muy bien en casa.
  • Lo malo: tardas un poco más de tiempo, hay algo de peligro de alguna cortadura accidental y puede que la piel de tu zona íntima presente irritación o alergia a la crema.

Cómo rasurarte los testículos de forma segura

Sitios como el oficial de la marca de rasuradoras Phillips y el medio español Uppers recomiendan seguir estos pasos y consejos para un rasurado en la zona íntima que sea seguro y eficaz.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

1. Prepárate bien antes de hacerlo

Es conveniente que realices una especie de rutina de lavado antes de rasurarte la zona íntima. Lo recomendable es que te des primero una ducha completa y te seques bien el cuerpo, para luego tomar un cepillo y peinar tu vello púbico.

¿Para qué? Eso te ayudará a desenredar cualquier nudo que pueda formarse, y lograrás recortarlo de manera más sencilla. Puedes rebajarlo con tijera para que puedas facilitar el rasurado, y cuando ya estés listo, tensa la piel para irlo depilando.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

2. Elige el método que vas a utilizar

Recuerda que cada uno tiene sus especificaciones, por lo que hay que hacer los preparativos necesarios con cada método: aplicar cremas o lociones, afeitar y volver a aplicar un ungüento para después de afeitado. Ten a la mano todos los dispositivos y herramientas que necesitarás antes de pasar a la acción.

3. Tómate tu tiempo

Algo tan íntimo no debe ser tomado a la ligera ni con presión. Fíjate bien de cómo pasas la cuchilla de la rasuradora, la máquina o el rastrillo para que entre en contacto con el vello y no con tu piel, así minimizarás raspones o cortadas involuntarias.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

4. Tensa la piel y el escroto del pene

Si tienes vellos muy pegados al pene, tensa la piel para que te sea más fácil recortarlos sin lastimarte. Cuando pases la cuchilla por aquella parte, hazlo muy suavemente para no irritarte.

5. Ocupa un espejo

Mucha gente pasa por alto este hecho pero es muy importante: un espejo te puede ayudar a ver mejor la dirección en la que estás llevando el rastrillo, la máquina o la rasuradora para que notes mejor si hay alguna parte que necesita una mayor atención o si te estás causando una posible irritación. Si esto sucede, suspende el afeitado, lávate la herida y aplícate algún ungüento para que sane a la brevedad.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

6. Descubre de qué lado de crece el vello

Un mito que muchos hombres siguen creyendo es que el vello crece en una misma dirección en cada parte del cuerpo… y pues no. Tú lograrás notarlo cuando pases la rasuradora o la máquina en direcciones contrarias; si al pasar la mano sientes menos vello, es probable que el crecimiento de tu vello se haya dado del lado opuesto al que esperabas.

7. Lo mejor es realizar movimientos cortos y suaves

Aunque tengas que pasar el dispositivo varias veces en una misma parte, es mejor hacer eso para asegurarte de que estás eliminando el vello de raíz a solo darle una pasada y dejarte varios pelos que se te pueden incrustar. Aunque también hay que tener cuidado en no pasar tantas veces el aparato en una misma zona porque podrías irritarla.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW

8. Límpiate bien al terminar y aplica una loción

Usa un poco de agua para que los residuos de vellos se vayan de tu zona púbica y quede lo más limpio posible, y luego aplica una loción, crema o ungüento para después de afeitar que no contenga alcohol para no irritarte. No olvides que también debes limpiar las cuchillas que utilices al terminar para evitar residuos que puedan ser dañinos a la larga.

Ahora que ya sabes cómo rasurarte los testículos de forma segura, podrás intentarlo en casa con el mayor cuidado posible. Compártenos en nuestros canales digitales otras formas que conozcas para hacerlo de manera eficaz y sin complicaciones.

ADVERTISING - CONTINUE READING BELOW
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD