NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

6 formas de saber si estás lista para decirle que lo amas

4 de mayo de 2018

Evelin Perez Sandoval

¿Amar o querer a alguien? ¿Qué es lo que sentimos en realidad?

Tu alma gemela no es alguien que entra en tu vida en paz, es alguien que viene a poner en duda las cosas, que cambia tu realidad, alguien que marca un antes y un después en tu vida. No es el ser humano que todo el mundo ha idealizado, sino una persona común y corriente, que se las arregla para revolucionar tu mundo en un segundo
 
 Mario Benedetti


Es común preguntarnos si realmente es momento de decirle a esa persona que la amamos. Nos encontramos en un punto donde comenzamos a sentirnos inseguras debido a varios miedos que se generan en nuestra mente, como repetirnos constantemente si sentirá lo mismo por nosotras, si después de decirlo lo tomará bien o mal, el miedo a no saber si
amamos o sólo son otras circunstancias
y el daño que podría causarnos. Pero ¿qué es amar? El significado de esta palabra no se puede describir hasta que sólo tome sentido para nosotras, ya que el amor es subjetivo. Es decir, diferente para todos. Cuando estamos ante éste, a pesar de que conocemos las palabras y lo que nos provoca, se nos hace casi imposible describirlo.

 

 

Amar hace que cambie toda nuestra perspectiva sobre el mundo. Incluso cambia hasta nuestros planes a futuro y nos sentimos felices la mayor parte del tiempo. Sin embargo, según Paul Hudson, filósofo, escritor y empresario que antes de este sentimiento está la etapa del enamoramiento, un estado transitorio que nos hace sentir profundamente atraídos por otra persona. En cambio, amar de verdad a alguien va mucho más allá, puesto que enamorarse es a veces muy fácil, comenzamos a conocerla y hacemos de todo para demostrarle que somos la mejor opción. Pero ¿cómo sabemos cuándo amamos y estamos listas para decírselo? 
 


 

No deseas estar con alguien más 



Nadie podría ocupar su lugar, pues esa persona ha invadido de alegría tu vida y mente. Admiramos tanto su autenticidad que sentimos el deseo de pasar más tiempo con ella y tenemos ganas de fortalecer ese vínculo de manera indefinida. No nos apresuramos por llegar a la meta; sin embargo, comenzamos a imaginar un posible futuro a largo plazo a su lado y lo que implica, como afrontar las enfermedades leves o mortales, problemas familiares y vivir en una misma casa.


Distinguir si lo necesitas o lo quieres a tu lado sin ataduras 



Necesitar no quiere decir que dependamos de la persona, puesto que la necesidad es algo normal en las relaciones humanas, pero hay que conocer, reconocer y satisfacer nuestras propias necesidades emocionales de conexión e intimidad. En consecuencia, la necesitamos a nuestro lado, sabemos que es libre al igual que nosotros y no somos dueños de ella. Sin pensarlo le ofrecemos un lugar en nuestra vida. "Amar a alguien es considerar que esa persona es digna de ser dueña de una parte tuya", señala Paul Hudson. 


Tus emociones comienzan a estabilizarse



Según el budismo, si conoces a alguien y tu corazón late con fuerza, tus manos tiemblan y tus rodillas se vuelven débiles, no es la persona indicada. Cuando conoces a tu alma gemela, sientes calma. Nada de ansiedad y agitación. Esto es debido a que sólo si nos enamoramos, nuestro cerebro comienza a segregar hormonas que nos hacen sentir exaltación al estar con ella. Pero si se va, todo eso desaparece. Por otro lado, en el amor se reemplazan esas emociones por unas más sanas, que nos hacen pensar en lo que el otro siente.


Aceptas tanto sus virtudes como sus defectos 



Al principio nos molestarán o no les daremos importancia, aunque llegue el momento de ser consciente de sus defectos. Así que aprendemos a sobrellevarlos y a aceptar que nosotras también los tenemos. Pero ¿cómo nos damos cuenta de que lo hemos hecho? La respetamos y toleramos de manera empática, es decir, sin querer cambiarla, sólo con el objetivo de que mejore y sin que pierda su personalidad, ya que sus defectos lo conforman.  
 
 


Te preocupas seriamente por esa persona 



Para Donal Winnicott, psiquiatra y psicoanalista, la preocupación se refiere al hecho de que el individuo cuida o le importa el otro, siente y acepta la responsabilidad de cuidarlo. En consiguiente, significa que amas a la persona simplemente por querer siempre su bien. Esto no sólo implica apoyarla cuando tenga un problema, sino preocuparse por que crezca personalmente.


Te amas a ti misma 



Por último pero no menos importante, es
amarte a ti,
reconocer lo que queremos y necesitamos. Por ende, si nuestro pasado amoroso ha sido tormentoso, hay que dejarlo atrás. Las emociones malas que no hemos eliminado afectarán nuestro futuro en una relación y con las personas que nos rodean.
Por otro lado, es necesario ser independientes emocionalmente, pues hay que recordar que amar no es poseer y puede confundirse fácilmente.

***
 

Finalmente, si has decidido
enfrentar todos tus miedos y decirle que lo amas
, asegúrate de sentirlo verdaderamente y estar consciente, pase lo que pase, pues una relación siempre es una prueba de la cual aprenderás.

TAGS: Amor de tu vida Amor Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Evelin Perez Sandoval


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Señales de que podrías tener problemas en la próstata Es tan lindo saber que ahí estarás todas mis noches "Las oscuras primaveras": La película que nos muestra lo que somos capaces de sacrificar por sexo Cómo coquetear con alguien la primera vez que lo conoces Para mi mejor amigo Rompiste corazones, quebraste almas, pero a mí me destruiste toda

  TE RECOMENDAMOS