"El vacío se queda para siempre", así es continuar con tu vida cuando un amigo se suicida

Miércoles, 10 de octubre de 2018 10:59

|Abril Romero
como seguir cuando un amigo se suicida


Alguna vez he imaginado que me aviento a las vías justo cuando el metro va llegando a la estación. Si lo hiciera, todo lo que me rebasa cesaría de golpe, literalmente. Pero mientras el tren se acerca otros pensamientos me contienen en los linderos de la línea amarilla, ¿qué pasaría si lo hago y fallo? O en otro escenario, si lo logro, ¿quién cuidaría a mi perro? ¿A cuántas personas que ni me conocen les arruinaría la mañana esta estación fuera de servicio? Y los que conozco, ¿cómo se sentirían si lo hiciera? Entonces el metro llega, las puertas se abren y sigo mi camino, un paso a la vez.


Supongo que muchas personas también han sentido el impulso de saltar y como yo, encontraron una voz dentro de sí que les impidió hacerlo, sin embargo; ¿qué pasa cuando no la hallas?, cuando nada te detiene a ti o a quien amas para dar ese salto. En México hay en promedio 17 suicidios al día, quienes más los cometen son jóvenes de 20 a 29 años que dejan tras de sí proyectos, experiencias, recuerdos y gente que los amó y los seguirá amando aunque quizá nunca comprendan el porqué de su decisión.



como seguir cuando un amigo se suicida 1


La universidad, el trabajo, las relaciones, las expectativas de los demás… ante un torbellino de emociones que resulta particularmente abrumador para los jóvenes, cuatro personas nos comparten cómo es seguir con tu vida cuando un ser querido se suicida:


-


Sólo te acostumbras a vivir con ese hueco en el estómago

Jacqueline, 29 años, su amigo se suicidó a los 20


Jugábamos en su casa todos los fines, era divertido, gracioso y tonto. No parecía estar a gusto hasta que todos a su alrededor estuvieran riendo. No nos reímos en su funeral, no me reí con ganas por meses. Cada que empezaba a reírme me sentía culpable, como si lo estuviera traicionando. Todas las noches resolvía en mi cabeza lo que debí haber hecho diferente para que él no terminara así. Todos los días me daba cuenta de que era una tontería, porque lo que tenía que cambiar no era eso, eran otras mil cosas, como no haber nacido, por ejemplo. Eventualmente me acostumbré a vivir con su ausencia. Estoy segura de que es un mito que las cosas mejoran y vuelves a sentirte bien, solo te acostumbras a vivir con ese hueco en el estómago, con la sombra que cubre todo lo que seguro sería más bonito si pudieras llegar a contárselo a tu amigo tonto que sacaba mucho los dientes cuando se reía.


como seguir cuando un amigo se suicida 2

Siempre jugábamos videojuegos en su casa, Megaman 8 era nuestro favorito


-



Siempre se estaba riendo

Elvira, 27 años, su amigo se suicidó a los 18


Conocí a Eduardo en la secundaria, él me impulsó a tomar fotografías y salíamos a tomar algunas al centro o Coyoacán. Siempre se reía de todos y de todo, su manera de ver el mundo de una forma ligera fue algo que siempre admiré de él. Al terminar la escuela perdimos contacto pero tres años después me enteré que se había lanzado de la azotea de su edificio, nunca entendí el porqué, pero siempre lo recuerdo como alguien que animaba a los demás a defender lo que querían.


como seguir cuando un amigo se suicida 3

Conservo esta foto porque la tomamos juntos


-


Todavía me siento estúpido

Fernando, 29 años, su amiga se suicidó a los 22


Antes de que empezara todo, siempre estaba tranquila. Nunca se enojaba con nadie, yo suponía que no le importaba que la molestaran. Cuando empezó a dejar de comer pensé que era porque quería atención, así que decidí que eso era lo último que le iba a dar como para que se le quitara. No me costaba nada darle atención, llevarla con alguien que pudiera ayudarla o lo que sea. Pero no es lo que hice, cuando nos avisaron lo que se había hecho me sentí todo estúpido y todavía me siento todo estúpido, como que con cada cosa que hago le estoy jodiendo la vida a alguien más.


como seguir cuando un amigo se suicida 4

Había un peluche de jirafa en su cuarto, es lo que más recuerdo de la última vez que la vi


-




El vacío se queda para siempre

Sol, 28 años, su amigo se suicidó a los 27, ella lo intentó a los 21


Yo sentía que lo mejor que podía hacer por mí y por los demás era dejar de vivir. La tristeza y el enojo no te dejan respirar ni pensar, solo quieres descansar de todo. Creía que mi vida paraba ahí, que jamás iba a volver a sentirme mejor. Mucho después estuve del otro lado. Cuando mi amigo se suicidó solo podía pensar en las cosas que le faltaron por vivir, buenas o malas, y en todo lo que no pude hacer por él. Quería ser para él el auxilio que alguien más fue para mí, ayudarlo a querer la vida como yo aprendí y que sintiera que no todo es tan horrible, que no estaba tan solo como creía y que comprendiera que un día simplemente llega esa tranquilidad que tanto anhelas. Siempre pensé que mi experiencia con la muerte le ayudaría, al menos un poco, a sobrepasar el mal momento. El vacío de creer que pudiste hacer más se queda para siempre, es una culpa muy amarga, siempre llena de porqués. Para mí, él no es culpable de nada, simplemente fue su manera de aliviarse. Cuando hablábamos de esto, él decía que el suicidio era el mismo alivio que la eutanasia. Al final, espero que haya encontrado por fin paz.


como seguir cuando un amigo se suicida 5

Ahí donde solíamos gritar


Los pensamientos suicidas en jóvenes son más comunes de lo que se cree, pero existe una manera de lidiar con ellos y darle otro desenlace a tu historia. El suicidio se puede prevenir si se busca ayuda, si conoces a alguien que está atravesando por un momento complicado o simplemente sientes que la vida rebasa tu capacidad para sobrellevarla, acércate al Hospital de las Emociones, es gratis y allí podrán ayudarte a encontrar paz, tranquilidad y los recursos para disfrutar todo el tiempo que tienes por delante.

REFERENCIAS:
Abril Romero

Abril Romero


  COMENTARIOS