INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 consejos para disfrutar la Navidad aunque la odies

November 30, 2017

Cultura Colectiva

Sin menospreciar el cálido sentimiento que muchas personas experimentan, estos puntos van especialmente dedicados a quienes no disfrutan tanto la Navidad.

Toda celebración que hilvana a las personas en un contexto social masificado, a menudo secuestrado por la cultura mediática de consumo, genera ansiedad, además de cierto desdén que sume a muchas personas en tristeza o simplemente apatía. Al fin y al cabo, no todos pueden ser felices a juro ni disfrutar de los eventos como forma de costumbre general. Pues resulta que llega ese momento del año que despierta el espíritu de muchos mientras extrañamente ensombrece el de otros: la Navidad. Algunos están pendientes de ideas de recetas para estas fechas o de las opciones de regalos que puedes comprar con menos de 500 pesos. Otros ya llevan rato decorando y mostrando su felicidad. Creyentes y no creyentes están sometidos a atravesar estas fechas francamente especiales. La música navideña y el tráfico son protagonistas del día a día, más allá de los problemas que atraviesa la sociedad, como los recientes desastres naturales, aunado a los problemas familiares, personales e interpersonales.



Para algunos el asunto se resume a preguntarse, en modalidad Grinch, "¿qué vamos a celebrar?", forzados a festejar algo que probablemente no entienden. Sin despreciar el placer y el cálido sentimiento que muchas personas puedan experimentar, estos puntos van especialmente dedicados para quienes no disfrutan tanto la Navidad. Mucho menos se trata de arruinarles el momento a los fanáticos de las posadas, los villancicos, la historia de Santa Claus, etc. A continuación 5 consejos para sobrevivir estoicamente a las fiestas decembrinas sin morir en el intento.


Tranquilidad



Lo primero que debes recordar es que la visión de una persona respecto a algo (en este caso celebraciones navideñas) no es la visión de todos. Si pasas por un momento complicado o simplemente no te gusta socializar no significa que el mundo deba deprimirse contigo. Por duro que esto suene: "tu dolor, no es su dolor" y debes permanecer neutral sin tratar de contagiar tu sentimiento anti-Navidad.

 

Recuerda a los que se fueron



Los rituales espirituales sanan el alma. Quiéralos o no, hay algo en estas fechas (quizá el advenimiento de un nuevo año, una nueva etapa y la despedida de un período marcado por los hechos malos y buenos) que suscitan sentimientos encontrados. Recordar a quienes te quisieron y quisiste debe ser un verdadero aliciente de fe, amor y esperanza. Estas fechas suelen ser dolorosas por las ausencias de los seres queridos, pero aprovecha la oportunidad, ya que estás en ello, y trata de canalizar esto a pensamientos positivos y que te reconforten. Ellos no quisieran verte triste.

 

Si no quieres ir, pues no vayas



Amigos y familiares, en su intento de motivarte, van a invitarte a sus fiestas para que los acompañes. Pero si no estás convencido o simplemente no estás de ánimo, un "no" genuino siempre será tu mejor opción en comparación con un "sí" por compromiso. No importa cuánto insistan o que no comprendan que no quieres festejar, tú decántate por la honestidad. De ir "obligado" sólo transmitirás tu incomodidad a personas que están en otro nivel de entusiasmo. Para algunos puede sonar contraproducente, pero puedes aprovechar esos días libres para descansar, ponerte al día con tus lecturas, las series que tienes rezagadas por el trabajo o simplemente darte un tiempo a solas. No hay nada malo con la soledad bien administrada.

 

Se vale huir



Uno de los mejores remedios en estas fechas es tomar unas vacaciones. No tiene que ser un lugar sumamente costoso, sólo algo que te aleje lo suficiente del caos propio de los días. Si eres de los que no soporta el exceso de —a veces falsa— felicidad, trasládate sin miramientos hacia un lugar que te transmita paz. Un pueblo mágico es una buena opción.

 

Aférrate a quien te ama



En ocasiones las personas piensan que si no celebran con muchas personas (incluido el primo lejano, el hermano del primo del tío de un compadre, etc.), la fiesta es un fracaso. Si eres honesto contigo mismo, las personas que realmente amas, en la mayoría de los casos, pueden ser contadas con los dedos de una mano. Celebra a lado de tu mamá, tu pareja, tus hijos, tus verdaderos amigos. No necesitas llenar todas las sillas de la mesa para pasarla bien y a gusto. Quienes te aman lo hacen tal cual eres y vives el día a día a su lado. ¿Necesitas alguien más para celebrar? Destina estos días de asueto a personas y actividades que te traigan plenitud, paz y tranquilidad.


Escrito por Diana PG


***

Otra opción para darle la vuelta al ánimo colectivo de la Navidad que podría chocar con tu visión y tu forma de ser es conocer versiones alternativas de esta celebración, como la Navidad de la marihuana de Andrés Vargas "Ruzo".

TAGS: Psicología Festivales Consejos
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Is Blue The Warmest Color?: How "The Unsent Project" Shows The Pigments Of Closure El niño que luchó contra el VIH e inspiró una canción de Michael Jackson Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar

  TE RECOMENDAMOS