INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Claves para tener una relación amorosa saludable que no nos haga daño

4 de julio de 2018

Victoria Navicelli

Parejas que comienzan, parejas que se terminan. Cuando la mejor receta es lograr tener una relación saludable.

Estar en pareja es comprender que quererse no equivale a "pensar" ni ser "iguales". Entonces, ¿por qué cuesta tanto lograr y mantener una pareja saludable? Las estadísticas de separaciones y divorcios ascienden mundialmente y es alarmante, ya que son núcleos, o futuros núcleos familiares, que se desvanecen en el aire, cual castillo de naipes. Sí, es cierto que cuando uno comienza una relación no le pone fecha de caducidad a dicho vínculo, todo lo contrario, esa primera etapa de enamoramiento es la más linda: los cumplidos, el tiempo juntos, los mensajes románticos, las caricias, querer estar en contacto con el otro. Pero cuando ese periodo pasa, ¿existe una vara que mida la durabilidad de una pareja? Lo cierto es que no existe manera de saber si una relación funcionará o no, pero sí hay "principios" que pueden colaborar de manera profunda para lograr una pareja saludable y, de ser posible, próspera.



¿Existe una receta mágica que garantice una relación sana y estable?... No, no existe. Pero cada quien crece con un bagaje de información y herramientas que se ponen en juego a la hora de relacionarse con los demás y, sobre todo, en lo que respecta al amor. Hablamos del "aprendizaje social, la transmisión de valores que recibimos en casa, nuestras construcciones —que mucho tienen que ver con el contexto en el que estamos—, entre otros aspectos, son algunos de los elementos que se ponen en juego a la hora de ponderar una buena o mala relación de pareja", comparte la psicóloga Miriam Lobos.


Cuando nos enamoramos sentimos que el mundo nos cambia. ¿Por qué? Bueno, esto pasa porque el "amor tiene efectos similares al de una droga; cuando nos enamoramos el cerebro comienza a segregar sustancias como serotonina, oxitocina y dopamina que nos hace sentir felices, eufóricos y excitados. Pero como toda droga que se consume por periodos largos, en algún momento llega la tolerancia y sentimos que nos hace falta 'algo más'", analiza Natalia Barrera, decodificadora de síntomas, fundadora y directora de la Escuela Nefer. 


Una relación es un vínculo entre dos: comienzan por "no conocerse" en lo absoluto, y a medida que se frecuentan descubren similitudes que potencian el lazo y diferencias que se deben conocer, aceptar y respetar. ¡Ah! ¡Esas dos palabras que tanto cuestan decir y poner en práctica en la vida real! "Cuando se tiene en claro que el otro es un 'otro' diferente a mí, que llega a mi vida con sus ideas y formas de ser y hacer, y somos capaces de congeniar, tenemos el camino casi hecho", dice la psicóloga. Pero esto no se logra de la noche a la mañana, sino que se basa en una labor constante de aceptar y respetar.



Si bien, cada quien tiene su forma de ver el mundo —muchas veces algo sesgada—, no podemos dejar que las diferencias, las carencias afectivas o las creencias erróneas transformen la relación es una tortura y un gasto de energía emocional. Según plantea Barrera, podemos pensar en una serie de "elementos" que posibilitan construir una "pareja sana", como "tolerancia, empatía y sobre todo alimentar la relación, tener proyectos juntos, poder tener diálogos profundos que nos permitan evolucionar como seres humanos". De igual manera, sostiene que la pareja "es nuestra otra mitad, un gran maestro si nos permitimos evolucionar y cambiar, pues para que una pareja perdure en el tiempo tenemos que animarnos a cambiar la rutina, y no caer en la monotonía. Como toda relación hay que dedicarle tiempo y atención para que crezca y se haga fuerte el vínculo". 



Algunas claves para lograr una pareja saludable


A modo de "receta", se proponen algunas ideas para tener en cuenta a la hora de relacionarnos en el amor. Ten en cuenta que la relación depende de aquellos que la forman. Las recetas no son mágicas, sino que "la magia está en la pareja", tal como dice Lobos. Lo más saludable es poder definir si ese vínculo suma o resta. O sea, si nos colabora a desarrollarnos como individuos, pero también si somos capaces de ayudar al otro en su proceso evolutivo. "Si aceptamos tener un vínculo con otro u otra, sabemos que el crecimiento tiene que ser compartido. Si no es así, estamos fallando", afirma Lobos. Amar a otro es hacerlo desde ciertos parámetros de valoración: la libertad, la comunicación y la capacidad de compartir. Aspectos que colaboran en una relación saludable. Si partimos de la base de que las personas no son mercancía que uno compra y se transforma en su propiedad, sino que cada quien es dueño de su libertad, de su espacio de privacidad e intimidad. Entender esto es reconocer que "somos dos en una relación, pero puedo seguir viviendo sin ese otro, pues no es de mi propiedad ni a la inversa", agrega la profesional.


La comunicación. ¡Uf! Esa palabra tan complicada y confusa. A veces creemos que porque hablamos, nos comunicamos y no es así. ¡Vaya que no! Comunicarse en pareja es propiciar el diálogo constante, el entendimiento, la negociación para coincidir una vez más. Con esto nos referimos a alejarnos más de aquellos elementos o situaciones que interrumpen el contacto entre los amados, y así lograr una comunicación adecuada y efectiva. Esto colabora profundamente en afianzar el lazo de pareja, evitar las discusiones por temas innecesarios y enseña a discutir por lo que en realidad importa: compartir. Lo de estar juntos no alcanza si no se aprende a compartir. Hablamos de compartir tiempo: una simple salida, una cena, un viaje. "La pareja también se refuerza cuando se conoce fuera de la rutina, del caos del día a día que a veces nos hace olvidar lo más sencillo", añade la psicóloga.


Algo muy importante en los albores de una relación, es detectar a tiempo si hay o no "dependencia emocional". Pero, ¿qué es? En resumidas cuentas, es un estado psicológico que se puede manifestar en cualquier relación —pareja, amigos, familia—. Natalia Barrera plantea que "la dependencia emocional nace de la inseguridad y el miedo a perder. Toda dependencia emocional nace de una baja autoestima, miedo y desvalorización. Es importante entender que la primera relación que debemos consolidar en con nosotros, porque si no vamos a buscar llenar esas carencias afectivas con nuestros vínculos".


Esta dependencia, entendida como necesidad de recibir amor y afecto que hace que todo gire en torno a la pareja, puede generar grandes conflictos en una relación. Se dice que es un problema muy común en los amoríos actuales, lo cierto es que cuando hay "dependencia emocional no nos enamoramos del otro, nos enamoramos de cómo nos sentimos con nosotros cuando estamos con el otro", dice Barrera.



¿Cómo actuar frente a esta situación? "Debemos construir un lazo más fuerte con nosotros, mejorar nuestra autoestima y tener metas personales que nos motiven, para no vivir a través de nuestra pareja", reflexiona la profesional. Las personas a veces no tienen proyectos propios, entonces sólo se centran en los proyectos de pareja —comprar una casa, cambiar el auto, irse de vacaciones—, metas que se construyen de a dos y que hacen que nuestra vida sea imprescindible el otro, es en esto cuando nace el miedo: ¿qué pasa si me deja?, ¿qué pasa si se va con otra persona?, ¿qué voy hacer?, ¿qué va a pasar con mi vida y mis proyectos?


Entonces, ¡toma nota! La clave siempre es la misma: sanar la relación con nosotros, "si yo me amo y soy feliz en mi soledad, no voy a formar una pareja desde la necesidad, sino desde el merecimiento porque yo ya soy feliz conmigo, no necesito a otra persona para sentirme completa", cierra Barrera.



**


Así como es necesario construir relaciones más saludables que nos ayuden a crecer como personas, una de las claves es esa conexión que sentimos con la otra persona, por eso, te decimos todas las cosas que pasan cuando besas por primera vez.

TAGS: Amor de tu vida Consejos Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Victoria Navicelli


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

How British Skinheads Ended Up Embracing The Music Of Black Jamaicans El popote de semilla de aguacate que ayudará a ganar la batalla contra el plástico Bandas parecidas a Pink Floyd que no conocías y serán tu nueva obsesión 16 listas de Spotify que necesitas para una fiesta hasta la muerte Señales del lenguaje corporal que indican que de verdad le gustas Steve Ditko: la historia detrás de uno de los creadores de Spiderman y no es Stan Lee

  TE RECOMENDAMOS