Confesiones de una mujer trans con el rostro desfigurado

Lunes, 9 de abril de 2018 11:44

|Miguel Blanco

Disfugured Princess Mike (@guysmiley22) es una cuenta de Twitter que expone de manera personal las complejidades y el orgullo de ser mujer transgénero y tener el rostro desfigurado.

 Un hombre jamás podrá ser mujer, ni una mujer convertirse en hombre.

No hay que ayudar a propagar su enfermedad.

 ¡Qué horribles personas!



Todavía existen un sinfín de prejuicios respecto a lo que es ser una persona transgénero, y esto se refleja en la manera en que son tratados por la sociedad. A pesar de los avances en las libertades sexuales, los temas trans siguen teniendo muchos tabúes y causan una completa repulsión.


Es por eso que surge Disfugured Princess Mike (@guysmiley22), una cuenta de Twitter que demanda esta situación y expone de manera personal la condición de ser mujer transgénero y tener el rostro desfigurado. 



"Soy una mujer. Soy una mujer trans. Soy una mujer trans desfigurada, discapacitada. Soy hipervisible y estoy sobreviviendo".


Esta dolorosa confesión se dio en el marco del Día Internacional de la Visibilidad Transgénero y se volvió viral en pocos minutos. La dueña de la cuenta es una estudiante británica de música.


Cuando era niña, Mike (como se llama ahora), fue diagnosticada con Síndrome de Crouzon, una rara enfermedad que causa deformidades en el cráneo y los ojos, y puede provocar problemas de audición, dificultad para aprender y cambios de comportamiento. No hay un tratamiento específico para el síndrome de herencia genética, pero es posible someterse a procedimientos quirúrgicos y hacer acompañamientos médicos, por ejemplo, con un fonoaudiólogo, si el habla es afectada; sin embargo, el bullying que sufren tal vez sea el mayor obstáculo de esas personas:



"Soy una persona desfigurada que a menudo se pone nerviosa y tiene problemas para articular una oración cuando me enfrento a las personas normales. Eso es lo peor".


Sin embargo, no todo es dolor, a pesar de las innumerables dificultades y la discriminación con la que Mike se enfrenta a diario, no se desanima. Ni hace frente a su situación con un complejo de inferioridad, pues también lleva una vida normal como cualquier persona, y disfruta de una relación feliz:



"¿Saben qué, trolls? Tengo una novia que me ama como mujer, como mi trans y desfigurado yo, y que toma fotos que me muestran lo hermosa que soy en sus ojos. Somos realmente felices". 


El relato de Mike ha servido de inspiración para que otras personas comiencen a contar sus historias en la red social. La cuenta de Mike se transformó en una especie de banco de desahogos motivacionales para más personas compartan su vida:



"¿Recuerdan cuando dije que tener una desfiguración significa para las personas que soy infantil? Bueno, hoy llegué a

trabajar y fui a ver si había un poco de café. Una mujer que nunca había visto antes se detuvo y me preguntó si estaba buscando a mi mamá. Cuando le dije que trabajaba aquí, me dijo 'Oh, qué dulce'".


Además de inspirar a innumerables personas, Mike muestra que Internet puede ser un espacio de representatividad y tolerancia:


"Mi mayor vocación es el activismo en pro de quien tenga alguna deformidad"; "estoy aquí para ser un modelo de supervivencia", afirma.




**


Te compartimos la historia de la mujer trans que nos enseña a ser fieles a nuestra identidad a pesar de todo.


**


Las fotografías utilizadas para este texto fueron sacadas de @guysmiley22


REFERENCIAS:
Miguel Blanco

Miguel Blanco


  COMENTARIOS