Conoce las diferencias entre una cerveza industrial y la artesanal

Jueves, 5 de mayo de 2016 6:00

|Occi
cerveza


En 1516 el duque Guillermo IV del poblado de Ingolstadt, presentó a la asamblea la ley de pureza alemana conocida como Reinheitsgebot y que establece "Cómo se debe despachar y preparar la cerveza en verano e invierno en el campo", dando origen a la reglamentación alimentaria más antigua de la que se tiene registro. Con esta ley, se evitaba que la cerveza ofrecida al pueblo resultara adulterada, negando la incorporación de aditivos químicos y respetada hasta hoy por aquella nación, en la que se garantiza una protección máxima al consumidor.

Dicha ley especificaba que la cerveza producida en la región de Bavaria no debe incluir ingredientes adicionales a la malta, agua, levadura y lúpulo. En 1993 se creó en Alemania una ley que resulta no tan severa comparada con la anterior que aún permanece como una buena práctica en la producción de la popular bebida, abriendo espacios para cervezas que contengan algún tipo de aditivo.

Con los procesos industrializados, para muchos de nosotros ha causado confusión el contenido de los ya distintos tipos de cerveza y no conocemos detalladamente cuáles son los procesos o los aditivos que pudiera contener la tradicional bebida. A continuación, Cultura Colectiva en con junto con Cerveceros de México descubrimos cuáles son las diferencias entre la cerveza industrial y la popular cerveza artesanal, adentrándonos a tres de las principales plantas de cervezas ubicadas en Zacatecas, Querétaro y Monterrey. 



Según los expertos, la cerveza industrial es aquella que se produce en fábricas en cantidades masivas y que podemos comprar en cualquier tienda, cerveceras producen millones de litros al mes y la gasifican artificialmente. Además, no solo se incorporan granos de cebada sino también otro tipo de químicos y granos de distinta calidad que permiten que el tiempo de producción se reduzca.

A diferencia de la la cerveza industrial, la cerveza artesanal se caracteriza por tener un proceso con mayor intervención humana, no tiene elementos artificiales añadidos y es preparada en cantidades moderadas para evitar su almacenamiento prolongado.

Tiene atributos más marcados como el sabor, color y consistencia; además de tener un filtrado muy pequeño o inexistente. Lo que hace especial a la cerveza artesanal es su elaboración manual, todo el proceso desde el molido de las semillas hasta el embotellamiento siguen ese proceso con lo que cada artesano le da su toque personal.




Aunque se dice que la cerveza artesanal es mejor que la industrial, algunos casos no son aplicables a la regla. Las cervezas industriales llegan a tener ediciones especiales que pueden fácilmente superar la experiencia de una cerveza totalmente artesanal, mismas que a pesar de tener un proceso industrializado, tienen ese toque característico hogareño y tradicional proveniente de las aguas puras y correctamente tratadas.

Después de tantos años, la cerveza ha seguido tradiciones y se ha ido actualizando como consecuencia de la creatividad de los maestros cerveceros, quienes han llegado a agregar ingredientes no tan comunes como el cilantro, jengibre y cáscara de naranja a sus creaciones.



Todos podemos distinguir cuando una cerveza fue elaborada con dedicación y pasión, sin importar si es artesanal o industrial los procesos son cada día mejorados y cuidados por los expertos para tener una experiencia inigualable cada vez que lleguemos a casa, abramos el refrigerador y disfrutemos de la bebida bien fría.

#SoyCervecero


***

TAGS:
REFERENCIAS:
Occi

Occi


  COMENTARIOS