INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 consejos para ser una experta al momento de regatear y ahorrar dinero

26 de septiembre de 2018

Michel Miró

Descubre estos consejos sobre cómo aprender a regatear y negociar precios para que no acabes pagando demás.

A lo largo de la mayor parte de la historia de la humanidad, la gente se reunía en los mercados tradicionales para comerciar con productos. La cantidad pagada por esos bienes siempre se determinó a través del proceso de negociación. De hecho, el precio fijo es una invención relativamente reciente.


Hoy en día, la negociación o el regateo es un arte perdido ya que pocos siguen siendo expertos en esta práctica. Vemos un precio y esperamos pagar esa cantidad, pero puedes terminar pagando más de lo que deberías si no sabes cómo regatear. La conclusión es que, si quieres ahorrar dinero, tienes que aprender a convertirte en un hábil negociador, aquí hay 8 estrategias esenciales para empezar a hacerlo.



Puedes regatear (casi) cualquier cosa

Lo primero que debes saber sobre la negociación es que todo es juego limpio, no sólo los coches y las casas. En las tiendas, tendemos a mirar las etiquetas de precios y asumimos que la oferta es definitiva, rara vez lo es. Como mínimo, siempre puedes preguntarle al encargado si tiene cupones disponibles o si se aplican otros descuentos.


Pide hablar con un gerente o propietario

A la mayoría de los vendedores no les importa si haces una compra o no, les pagan el salario mínimo, y tus compras no les darán más dinero en el bolsillo. Así que el segundo paso es encontrar a la persona en la tienda que se beneficiará directamente, idealmente el dueño, pero eso es imposible con la mayoría de las tiendas más grandes. En esos casos, busca al gerente, cuya compensación suele estar vinculada a las ventas en la tienda y a la satisfacción del cliente.


Mantener una cara de póquer

Si ves un artículo que deseas y exclamas en voz alta que es perfecto y que lo has estado buscando durante toda tu vida, hay pocos incentivos para que la otra parte negocie. Siempre mantén la calma y no muestres ningún interés inusual en el artículo, cuando te pregunten, limita tu entusiasmo y sugiere que podrías estar interesado por el precio correcto. Nunca te fijes en un solo producto, compara precios y mantén tus opciones abiertas.




No hagas la primera oferta

Ya sea que estés comprando o vendiendo, nunca quieres hacer la primera oferta. ¿Por qué? Porque la otra parte puede ofrecer un precio que es mucho mejor que el que tú tenías en mente. Si estás comprando, considera que el punto de partida es el precio de lista, el 'oficial', pero deja claro que te parece demasiado alto. A partir de ahí, pregúntale al vendedor si hay alguna flexibilidad y pide que te ofrezca un precio más bajo, las negociaciones son un proceso de ida y vuelta, mantén la confianza durante todo el proceso.


Paquetes e intercambios

Una gran manera de hacer posible el éxito de una negociación sobre precio es incluir otros artículos, el vendedor puede estar dispuesto a perder un cliente si se trata de un solo artículo, pero cuando tiene la oportunidad de hacer una transacción mucho más grande, hay una probabilidad mucho mayor de que esté dispuesto a darte un precio más bajo. Del mismo modo, como vendedor, puedes negociar un precio más alto añadiendo un artículo extra.


La segunda opción obviamente aplica para transacciones fuera de tiendas establecidas: ¿Tienes algún artículo que pueda ser de interés para el vendedor? ¿Podrías ofrecer un servicio de valor para el vendedor? Considera la posibilidad de realizar una intercambio para eliminar o compensar significativamente la necesidad de dinero en una transacción, la idea es usar la creatividad para llegar a un acuerdo que de otra manera no se llevaría a cabo.




Espera y no tengas miedo a rechazar la oferta

Nunca respondas demasiado rápido a una oferta, detener o incluso suspender las negociaciones indica que no estás desesperado por cerrar el trato y que tienes otras opciones; incluso si es el artículo de tus sueños, si el vendedor no cede, sal de la tienda o a aléjate del trato. A menudo obtendrás un mejor precio sólo porque no se quiere perder una venta.


Manténte casual y de buen humor

Nunca hay que dejar que las negociaciones se vuelvan demasiado tensas, siempre siéntete libre de sonreír e inyectar algo de humor en la conversación; aligerar el estado de ánimo puede congraciarte con el vendedor y si no pareces estar demasiado estresado por la negociación, se puede concluir que no te importa seguir buscando en otros lugares si no obtienes el precio que desea.


Utiliza la comunicación escrita si es posible

La comunicación escrita elimina todos los indicios que el lenguaje corporal y el tono de voz de una persona pueden revelar, el correo electrónico es un gran medio para negociar la compra o venta de artículos y también te proporciona tiempo para analizar la situación y hacer una contraoferta educada y sin pánico.




Finalmente, la única manera de convertirte en un negociador experto es practicar y ver la negociación como una manera de ahorrar dinero mientras te diviertes un poco al mismo tiempo.


Checa esta guía para empezar a administrar tus gastos o las mejores maneras de ahorrar para viajar por primera vez

TAGS: Mente Consejos crowdsourcing
REFERENCIAS: Estrategias, Técnicas y Tácticas de Negociación Consejos para el liderazgo Desarolla una inteligencia práctica

Michel Miró


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Trucos para una depilación perfecta que harán tu vida más fácil Por qué Halloween y Día de Muertos no son celebraciones antagónicas 5 formas sexys de tener intimidad con tu pareja que no involucran penetración Las transformaciones físicas más increíbles que hemos visto en el cine este año 10 disfraces originales del Día de Muertos El cuento que refleja la realidad cruda y violenta en el día a día de la vida en México

  TE RECOMENDAMOS