Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto

Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto

Por: Kate Nateras -

Recuerda que tu mamá y tu abuela son mujeres sabías y no hay mal que su amor no pueda curar.

Cuando tienes el corazón roto, lo que quieres es a una persona que te pueda dar un sabio consejo, que te escuche y con quien te sientas apoyado y comprendido; corres con tus amigos, corres quizá con tus primos, etcétera, sin embargo, lo que no sabes es que el mejor remedio para curar el mal de amores es estar junto a tu mamá y tu abuela. Sí, quizá te parezca raro contarle estas cosas a ellas, pero son las personas que más te quieren y las que jamás dirían algo que pudiera lastimarte. Ellas siempre van a querer tu bienestar y tu felicidad.

Recuerda que tu mamá y tu abuela son mujeres sabías, y aun a pesar de su experiencia, no hay mal que su amor no pueda curar. No importa qué haya pasado, sus palabras, sus besos y sus abrazos, van a ser un curita mágico para cualquier dolor. 

1. “Tú estás para escoger, no para que te escojan”

Cuando mi abuela me decía esto, era para que me diera cuenta de lo que valgo y de lo que merezco. Así que, repite este consejos las veces que sean necesarias hasta que te convenzas de que no eres segunda opción de nadie. 

2. “Lo que no te mata, te hace más fuerte”

Sí, el amor también puede ser sumamente doloroso, sin embargo, lo que tu mamá y abuela quieren decir con esto, es que de que cada experiencia vivida, hay una lección que aprendes y te hace más sabio y más fuerte para la próxima aventura. 

Relacionadolecciones-de-tu-mama-que-entendiste-hasta-ahora10 lecciones de nuestra mamá que entendimos hasta ahora

Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto 1

3. “Ni todo el amor, ni todo el dinero”

Simple, nunca debes darle todo a nadie. 

4. “Ocúpate con algo que te distraiga y evita los recuerdos”

Lo que quieren decir es que no dejes de hacer tus actividades, lo mejor es que mantengas la mente ocupada y no dedicando tus pensamientos a esa persona. Recuerda que esas mujeres son sabias, por lo que seguro te sentirás mucho mejor.

Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto 2

5. “Deja de crear fantasías”

Todos en algún momento de nuestra vida pensamos que el amor es como un cuento de hadas, sin embargo, nuestra mamá y abuela se encargan de ponernos los pies en la tierra. Ellas se ocupan de decirte cómo será lo que te espera para que el golpe no sea tan fuerte. 

6. “Tu familia siempre estará para ti”

Quieren que no te sientas solo en este proceso, ellas y toda tu familia, siempre estarán para apoyarte, escucharte y hacer que te sientas mucho mejor. Recuerda que el amor de mamá siempre cura cualquier corazón roto. 

Relacionadoideas-de-tatuajes-discretos-para-dedicarle-a-tu-mamaTatuajes discretos que puedes dedicarle a tu mamá para tenerla siempre contigo

Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto 3

7. “Nadie se muere por amor”

Son palabras de tranquilad, un: no te preocupes, todo va a estar bien. 

8. “Por algo pasan las cosas”

Siempre hay una razón por la que las cosas pasan, y aunque te aferres a ideas, personas, o momentos, si esto no está destinado para tu vida, la misma se encargará de alejarlo de ti. Cree siempre que te dan este consejo.

Relacionadola-edad-en-la-que-empiezas-a-parecerte-a-tu-mama¿Discutes mucho con tu mamá? La razón podría perturbarte más de lo que imaginas

Consejos de mamá y/o abuela que sirven para curar un corazón roto 4

9. “Limpia tu corazón de tristezas”

Recuerda que tu mamá y tu abuela son mujeres con mucha más experiencia que tú, y lo que desean es que vivas lo mejor posible; que disfrutes cada una de tus etapas, y aunque no quisieran que te rompieran el corazón, también entienden que es parte de la vida. Por ello, ellas te dirán qué es lo que vale la pena, y entre ello está que no vivas lleno de tristezas, odio y rencores. Suelta y deja ir.

VER MÁS:
10 señales de que tienes una mamá tóxica.
Por qué tus padres o abuelos confunden tu nombre con el de tu hermano, según la ciencia.

Referencias: