INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

5 conversaciones con tu pareja que podrían terminar su relación para siempre

14 de mayo de 2018

Alonso Martínez

Si ambos no están en sincronía y aún no han pensado en su futuro, estas pláticas podrían convertirse en el inicio del fin de la relación.



Cuando iniciamos una relación nunca prestamos atención a las cosas importantes.


Como idiotas, nos dejamos llevar por las emociones, sólo vemos aquello que deseamos e ignoramos todo lo malo que tiene nuestra nueva pareja. Creemos que esas pequeñas diferencias que tienen con nosotros son buenas, o bien que eventualmente cambiarán para adecuarse a nosotros, olvidamos que en realidad existe camino por recorrer y que eventualmente la realidad nos golpeará, haciéndonos ver lo que en verdad está frente a nosotros.



Muchas veces creemos estar en sintonía con esa pareja, perdidos en la fantasía, pero la realidad es distinta. Por ese motivo, si evitamos algunas conversaciones podríamos llevarnos una sorpresa inesperada, como darnos cuenta de que esa persona no quiere lo mismo de nosotros y que el romance que pensamos eterno, era sólo de unos cuantos meses. Las siguientes son esas pláticas que solemos olvidar y que nos revelarán en pocos momentos el futuro que les espera a los dos.


¿Cuáles son tus metas?



Cuando iniciamos una relación es muy probable que nos enfoquemos en las pequeñas cosas que nos gustan de una persona y pensemos demasiado en el presente. El futuro no aparece, sino hasta que los años pasan y se dan cuenta de que un simple noviazgo ya se convirtió en algo más, en una unión con responsabilidades. Hablar sobre sus metas pondrá en perspectiva el lugar en el que están y si sus vidas pueden seguir juntas.


Por ejemplo, alguien quizá quiere ir a otro continente a vivir o sus metas involucran un cambio fuerte de lo que están acostumbrados, pero la otra persona no busca eso. Es una conversación seria que hará que ambos piensen en lo relevante que es formar parte de su mutua existencia. Quizás eso los separe cuando se den cuenta de que quieren cosas diferentes (tener hijos o no, quizá).


¿Hacia dónde nos dirigimos?



De nuevo. El barco tiene tiempo de haber zarpado y se encuentran en el océano con distintas posibilidades de a donde ir. Quizás uno de los dos piensa que están listos para vivir el futuro juntos, pero el otro aún necesita tiempo para pensarlo; puede que no esté seguro de querer quedarse el resto de sus días. Si ambos no tienen el mismo plan en cuanto a su relación, definitivamente será el momento en el que acabe, pero será mejor escucharlo antes que pasar la agonía de ver el vínculo morir o de ser desechado en un instante.


¿Por qué no he conocido a tu familia?



Como mencionamos, tal vez los dos no están pensando en lo mismo para su futuro, entonces esta pregunta puede apresurar la conversación. Si no has conocido a su familia, es probable que quizá no tenga planeado hacerlo porque no ve una relación larga, sino algo pasajero, sin embargo, también es posible que no haya surgido la oportunidad. De cualquier forma, es una conversación cuyas revelaciones podrían ser peligrosas.


¿Qué hiciste anoche?



En el momento en el que esa pregunta abre una conversación se sabe que hay algo mal. Es imposible decirla o escucharla sin que suene con desconfianza, por lo que existe el riesgo de ofender a la otra persona. De igual forma, si existen sospechas de algo o se confiesa una infidelidad en ese momento, es de esperarse que las cosas se compliquen y comience una discusión que le ponga fin a todo lo que han trabajado.


¿Ya olvidaste por completo a tu ex?



Si la respuesta es sí —y aún existe desconfianza—, jamás se estará en armonía. Si la respuesta es no, quizá sea más complicado ya que abrirá una serie de diálogos en los que se pondrá en cuestión por qué no ha sido olvidado el pasado y si aún existe la posibilidad de abandonar todo para regresar con esa persona. Indudablemente no puede haber un avance si aún existen ataduras hacia lo que sucedió con una antigua pareja y será incómodo abordarlo.


-

Puede que incluso nosotros estemos del otro lado. Quizá nosotros no queremos un futuro con esa persona y ellos sí, o tenemos una vida diferente a la de ellos. Inevitablemente, aunque exista amor, ambos tendrán que separarse o encontrar algo que los mantenga unidos. Estas conversaciones pueden ser peligrosas pero son necesarias, ya que sin sus respuestas, andaríamos a ciegas en el océano, sin saber que en cualquier momento todo podría terminar.


TAGS: Amor Consejos Relaciones de pareja
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La teoría de atracción entre veinteañeras y chavorrucos, según un divorciado de 40 años Poema de amor para que sepas que contigo floté entre las nubes Dónde comprar playeras modernillas para chicas y chicos Mariana BO, la mujer que conquistó la música electrónica con su violín Conceptos que puedes aprender del cine según Slavoj Zizek Peinados fáciles para solucionar tu cabello esponjado

  TE RECOMENDAMOS