NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cosas de las que deberás despedirte cuando cumplas 20

8 de noviembre de 2017

Olympia Villagrán

A los 20 necesitarás hacer una especie de detox emocional para dejar ir todo aquello que ya no te es posible disfrutar porque ya no eres ningún adolescente.



Es imposible recordar cómo fue nuestra vida antes de cumplir tres años, por lo menos para la mayoría de los seres humanos. La amnesia infantil –término descubierto por Freud, retomado por numerosos psicólogos posteriormente– es aquélla en la que se quedan enfrascados numerosos recuerdos reprimidos desde nuestro nacimiento y hasta los tres años de edad. Esto no sucede porque carezcamos de memoria al nacer, sino porque a partir de esa edad es difícil guardar en nuestra mente nuestras primeras experiencias; es decir, las olvidamos fácilmente.


¿Puedes recordar cómo se sentía dormir durante horas en los brazos de tu mamá?, ¿te acuerdas de qué color era la primera cobija con la que te sostuvieron al nacer?, ¿memorizaste el sonido de tus labios frotando un biberón? Probablemente no, y aunque es normal resulta triste no recordar todas esas sensaciones, experiencias y emociones; si no las hubieras olvidado podrías haberte despedido de ellas.



Así como existen mil situaciones sobre tus primeros años en este mundo que hasta ahora desconoces, hay otras vivencias de las que tendrás que despedirte de por vida después de cierta edad. A los 20, particularmente, necesitarás hacer una especie de detox emocional para dejar ir todo aquello que ya no te es posible disfrutar porque ya no eres un niño ni un adolescente. Aunque suene triste, este cambio es necesario para madurar y, por primera vez, valorar todas las experiencias maravillosas que has podido gozar hasta antes de los 20. Por ello deberás despedirte de:


15. La increíble sensación de que tus pies no toquen el suelo como cuando tus padres te cargaban con facilidad, cuando aún cabías en el carrito del supermercado o cuando todavía podías montar un juego mecánico infantil.



14. La esperanza de que Santa Claus, los Reyes Magos y el Ratón de los dientes existen aunque todos digan lo contrario.


13. Las reuniones para hacer un trabajo en casa de tus amigos en las que reías durante horas sin una gota de alcohol y con la gran emoción de que te dejaran quedarte a dormir esa noche.



12. La sensación de valentía y los nervios con los que te sentabas a ver películas de terror con las luces apagadas junto con tus primos o vecinos.


11. La preparación de tu disfraz de Halloween, mismo que tenía como objetivo asustar de verdad y no hacerte ver sexy.



10. El miedo y la emoción de que besar al niño que te gustaba fuera lo más prohibido y excitante del mundo.


9. La seguridad de que en casa siempre te esperaba comida caliente y deliciosa después de la escuela.

8. Entretenerte con un buen programa de televisión de lunes a viernes a la misma hora.


7. La satisfacción de no saber qué es el SAT, los impuestos, los trámites y el papeleo.



6. La tranquilidad de que una calificación baja o una nota de mala conducta no decidían tu futuro.


5. El placer de pasar el fin de semana en pijama sin preocuparte por todos los pendientes que no terminaste.



4. La libertad de perder el tiempo porque tu única obligación era ir a la escuela.


3. La facilidad con la que podías convertirte en la novia de alguien un lunes para volver a ser soltera el martes, sin que a nadie se le partiera el corazón.



2. La indiferencia con las que tomabas el valor de las cosas porque no tenías que hacerte responsable de tus gastos.


1 La sencillez con la que reparabas tus errores y cerrabas tus heridas.



Cuando te despidas de todo esto la nostalgia te invadirá, pero pronto recordarás con calidez y tranquilidad cada una de las cosas que te hicieron tan feliz hace algunos años y que ahora sólo puedes revivir a través de memorias invaluables. Espera lo que viene, es la mejor parte.


TAGS: Psicología Felicidad Consejos
REFERENCIAS: Gizmodo

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 ilustraciones de lo plena que soy desde que te fuiste Por qué la religión funciona como una droga para tu cerebro según la ciencia 8 cosas que debes saber sobre Al Capone, el jefe de la mafia 8 errores que cometes al maquillar tus ojos con delineador líquido 18 fotografías de Giulia Iacolutti sobre los indígenas mexicanos La película que muestra la realidad de perder tu virginidad a los 17 años

  TE RECOMENDAMOS