7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión

Por: Georgette Valentini -

Estas son algunas cosas que no debe hacer tu psicólogo en la primera sesión ni en las subsecuentes.


Cuando llegamos a un consultorio psicológico por primera vez, nuestra expectativa como pacientes suele ser muy alta. Sin embargo, hay terepautas que operan sin hacer gran honor a su título profesional. Estas son algunas cosas que no debe hacer tu psicólogo en la primera sesión.

Antes de tomar la decisión de quién será el profesional que te atienda, te sugerimos acudir con un psicólogo recomendado y que cuente con buenas referencias, pues finalmente es una persona con la que abrirás totalmente tu corazón y mente si deseas obtener buenos resultados. En una primera sesión muchas cosas se definirán, incluso la relación que se establecerá entre tú como paciente y él o ella como psicólogo.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 1

Aunque no puedes evitar que el psicólogo actúe de tal manera, de acuerdo con Georgina Reyes, psicóloga clínica egresada de la Universidad Autónoma de México, estas señales te servirán para determinar si él es el indicado para llevar tu caso clínico.

Que se abarque el tema monetario por mucho tiempo

Es cierto que un tratamiento es un servicio por el cual se debe de establecer una cuota. Sin embargo, una vez expuestas las posibilidades de un paciente, no es correcto que el terapeuta profundice durante mucho tiempo sobre la economía del paciente y cuestionar por qué puede o no pagar el tratamiento, mucho menos en una primera sesión en la que la prioridad es estudiar el caso a grandes rasgos para proponer un tratamiento.

En caso de que el terapeuta no pueda aceptar la cuota que el paciente tiene posibilidad de pagar, es su responsabilidad recomendarlo con algún colega que pueda llevar su caso por una cuota más accesible o bien, sugerir algún centro de especialistas que cobran una cuota simbólica. Si el paciente insiste en ser atendido por dicho psicólogo, este puede hacer un plan de pagos o ajustar una cuota de acuerdo al número de sesiones que el paciente requiera, pero no está obligado a atenderlo. Es importante que como paciente no sientas ‘que no te alcanza’, lo que importa es que tienes la disposición para comprometerte con un tratamiento para tu bienestar.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 2

Que te presionen para definir la verdadera razón por la cual vas a terapia

Es lógico que no tienes claro punto por punto cuáles son los aspectos que debes trabajar para estar mejor emocionalmente. Es justo por eso que estás ahí, para que un profesional te ayude a aclarar tu mente y darle mayor claridad al panorama que internamente tú no logras ver. En una primera sesión puedes tocar todos los temas que quieras y no debes permitir que un psicólogo te pida definir una lista.

Debes impedir que te asusten, que te digan que tu caso es grave

Si un psicólogo en una primera sesión no te permite sentir la tranquilidad de que él te puede orientar, es valorar si continuar o no con él el tratamiento. No es correcto que un psicólogo, por más ‘revuelta’ que vea la vida de un paciente, le diga que su caso es serio y lo cuestione por no haber acudido antes, haciéndolo sentir que su caso es grave y probablemente no haya ‘cura’ alguna.

El paciente debe sentir confianza, pues lo más valioso es que tomó la importante decisión de comenzar un tratamiento o bien, escuchar una propuesta.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 3

Que el enfoque terapéutico que te propongan no sea claro

Es importante que cuando acudes a una sesión, el terapeuta antes de concluir la sesión, sea sincero con el paciente y le ofrezca un plan de trabajo de acuerdo a las posibilidades económicas y las necesidades emocionales de este. Y en caso de no tenerlo claro, ser sincero como profesional y aceptar que no puede llevar el caso y canalizarlo con algún otro colega. Asimismo, si el paciente acudió en búsqueda de un tratamiento psicoanalítico o uno cognitivo-conductual, es importante que este sea el que ofrezca, aunque claro que en el camino habrá herramientas de otras ramas psicológicas que nutran el tratamiento

En caso de que detecte que se requiere de una terapia interdisciplinaria, es decir, con el apoyo de un médico o un psiquiatra, a la par del tratamiento clínico, este sea capaz de sugerirlo sin hacerle sentir al paciente que su caso es único en el mundo, 'nunca antes visto'.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 4

Que el psicólogo sea muy tajante en cuanto al programa

Es la primera vez que se encuentran, usualmente en una hora –el tiempo aproximado de una sesión– no es suficiente para que un psicólogo identifique con claridad todas las necesidades de un paciente, es por eso que la propuesta inicial del número de sesiones a la semana puede ser modificado sin mayor problema. No dejes que el psicólogo sugiera de entrada tres o equis número de sesiones por semana si tú, sinceramente, no puedes acudir a tantas sesiones por diferentes temas. Tampoco será correcto que el terapeuta imponga un programa de trabajo definitivo, es decir, de entrada excluir herramientas que podrían ser útiles o incluir aquellas que no aporten mucho.

Un tratamiento psicológico es un constante descubrimiento para ambas partes, así que mientras más natural se dé el flujo de este, mejores resultados se podrán obtener.

Relacionadocosas-que-hace-nuestro-ginecologo-y-no-nos-deben-incomodar10 cosas que son normales que haga tu ginecólogo y no deberías sentirte incómoda

Que te cuestionen por tus actos o que te juzguen

Los psicólogos no son los indicados para juzgar la manera de pensar o actuar de los pacientes. Son personas profesionales que se deben mostrar neutrales ante las posturas de los paciente, a menos que sean conductas que los hieren, pues esa es la finalidad de un tratamiento, llevar un estilo de vida funcional y realista para una persona, que enfrente los conflictos de la vida de la mejor manera posible y sienta que merece vivir el lado bello de esta. Así que esto no implica que los terapautas no puedan poner sobre la mesa una reflexión sobre las consecuencias que esta idiosincrasia pueda acarrear.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 5

Que te diga qué hacer

Un terapeuta nunca te puede decir qué es lo que tendrías que hacer para sentirte mejor o darle solución a tus problemas. Tal vez él ve muy claro cómo desenredar esa madeja de conflictos, pero tú no. Sin embargo, un paciente no necesita que le digan qué hacer, sino contar con la seguridad y el autoestima para encontrar por sí solo esas herramientas, y sobre todo, querer utilizarlas.

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión 6

Es cierto que un tratamiento, la expectativa se genera por ambas partes; como paciente, no esperes salir saltando de alegría de tu primera sesión, así como un psicólogo tampoco puede esperar que todos los pacientes que acuden, regresen para dar seguimiento, ni poder sumergirse en el inconsciente del paciente desde el primer momento.

¿Te has enfrentado a alguna dificultad terapéutica en una primera sesión?

 

Podría interesarte:

4 cosas que no debes permitirle a tu ginecólogo

7 pasos para decirle a tu pareja que quieres regresar con tu ex

Referencias: