Cosas dolorosas que a todos nos pasan cuando terminamos con nuestra pareja

Lunes, 26 de marzo de 2018 11:37

|Carol Navarro
ruptura amorosa

¿Qué pasa cuando terminamos una relación?


Aquello que más me han dolido enfrentar en la vida son la muerte y las rupturas amorosas; y si lo analizamos bien ambas situaciones son muy parecidas, implican un cambio radical en nuestra vida cotidiana, lágrimas y penuria. El amor es tan extraño que un día compartes todo con una persona y al otro simplemente ya no está; sin embargo, a diferencia de la muerte, en las rupturas tú decides de manera consciente "matar" al otro o viceversa, y eso requiere de gran valor para sobrellevarse, para lidiar con la idea de que el otro existe, pero en tu vida ha desaparecido.


¿Qué vale más que el amor? Empedocles —filósofo griego— creía que el amor era el motor de la existencia, así que si eso es cierto, ¿por qué nos negamos a amar? Valen más los estándares, los prejuicios y la estabilidad financiera. ¿Qué nos lleva a terminar una relación? ¿Se acaba el amor? Y de ser así, ¿a dónde va cuando termina? Científicamente al hipotálamo, lo convertimos en un recuerdo al que recurrimos de cuando en cuando y nos hace sonreír o llorar. 


ruptura amorosa 1


Algunas personas consideran que el dolor es necesario, nos mantiene vivos; en cambio, sufrir es una decisión, pero cómo no hacerlo, cómo hacernos a la idea de no volver a ver al ser amado, de reestructurar la vida que un día fue compartida y ahora, de nuevo, es sólo tuya.


Las pérdidas son tan duras que el dolor del alma se vuelve físico, se transforma en lágrimas que parecen no tener fin, el cuerpo se siente tan débil que pararse de la cama es un sacrificio diario, y no sé cómo ni por qué pero logramos hacerlo y cada día duele un poco menos, hasta que sin esperarlo simplemente deja de doler —en el mejor de los casos—, porque a veces, sólo algunas veces, ese dolor puede acompañarte por el resto de tu vida.


¿Y qué ocurre después?


Tenemos dos opciones: cerrarnos a volver a amar, volver a sufrir, volver a llorar, vivir sin enamorarnos, decidir ser sólo nosotros sin alguien a nuestro lado o bien mantener la esperanza de encontrar el amor otra vez, encontrar a nuestra alma gemela, continuar la búsqueda, esperar a que el destino nos ponga enfrente a un ser que nos corresponda, que nos ame tal cual somos, que nos abrace en las noches de insomnio, que festeje nuestros logros y nos colme de alegrías, la esperanza es la que nos mantiene de pie, la que nos hace continuar.


ruptura amorosa 2


Por el contrario, si decidimos renunciar al amor dejaríamos que una experiencia nos defina, pero no somos eso. Terminar una relación es un acto reflexivo y filosófico, en el que podemos notar nuestra inmensa capacidad de entregarnos, de amar, de apoyar, de tolerar, de crear; en un mundo con millones de personas debe existir alguien que nos ame, alguien que nos haga vibrar y sonreír con sólo su presencia, pero cuando eso termina nos solemos cuestionar que si esa persona no era la indicada, entonces, ¿dónde estará "nuestro alguien"?


Por desgracia, no podemos saberlo, si lo hiciéramos perdería sentido la búsqueda, lo que es un hecho es que no llegará solo, no llegará a nuestra puerta y caminará hasta nuestra cama para secar las lágrimas, sino que es necesario salir para encontrarlo y explorar nuevos territorios. Es un hecho que el dolor del post amor es fuerte, pero entre más rápido decidas continuar tu vida, más rápido sanará; llora, depura tu alma hasta que te sientas libre, después toma aire y sigue. La vida es muy corta como para desperdiciar nuestros días en la cama, mejor date la oportunidad de salir con aquella persona que te gusta desde hace años, pero no lo hacías porque tenías pareja, es momento de irte de viaje y conocerte, es momento de comenzar de nuevo...



**


A veces creemos que cuando una relación termina sólo nos queda experimentar en soledad la sensación del fracaso; pero tal vez no sepas que fracasar en el amor nos hace mejores...

REFERENCIAS:
Carol Navarro

Carol Navarro


  COMENTARIOS