INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

10 cosas que te hacen sentir frustrada en una relación y cómo evitarlas

18 de junio de 2018

Beatriz Esquivel

No necesitamos recordártelo, las relaciones de pareja suelen ser difíciles, no importa si llevas 30 noviazgos o dos…



… cada relación siempre tiene sus propios retos, aunque en ocasiones se siente como que uno se tropieza con la misma piedra. 



La frustración es algo común que surge entre una pareja cuando su comunicación no es la óptima o cuando apenas se están conociendo. A continuación lee algunos ejemplos de esas cosas que seguramente a ti te frustran en tu relación —presente o pasada— y algunas formas de lidiar con ello. 



-

La confrontación


Hay ocasiones en las que tu pareja evita la confrontación a toda costa y parece que nunca se enoja contigo, incluso cuando le has dado motivos para estarlo.

En estos casos debes armarte de paciencia y darte cuenta de que lo que te enoja a ti no necesariamente molesta a otras personas. Del mismo modo, deberías evitar caer en comportamientos o costumbres «sólo porque tu pareja no se enoja».



-

No hay reciprocidad


Tú contestas sus mensajes de inmediato, preguntas por su día, etc., pero tu pareja no lo hace. De alguna manera, siempre eres tú quien debe tener la iniciativa o quien demuestra más entusiasmo.

Dale tiempo, no eres la única que se preocupa en la relación o que no sabe qué va a pasar. Es normal creer que somos los únicos que sentimos o que ponemos esmero… y probablemente a tu pareja le está pasando lo mismo por la cabeza.


 


-

No es tan detallista


En ese mismo sentido sientes que tu pareja no es tan detallista como tú o no recuerda ciertas cosas que para ti son esenciales.

En estos casos, los consejos anteriores siguen siendo la solución. Piensa que no todos somos detallistas o que a otros nos cuesta más trabajo expresar nuestros sentimientos. Que no te regale algo sólo porque sí o te recuerde constantemente todo lo que han hecho y dónde lo han hecho tampoco quiere decir que te quiere menos o que no le importas. Sé paciente. 



-

Te critica demasiado


No sientes que puedes ser tú misma. Esta frustración puede ser de las más tóxicas, tal vez tu pareja tiene la costumbre de ser muy vocal con sus opiniones, pero a veces éstas rayan en el criticar sólo por criticar. Tal vez tu pareja lo hace con la mejor de las intenciones pero lo enuncia de la peor manera posible… o tal vez ésta sí es desconsiderada. 


Si te encuentras en una situación similar, piensa con detenimiento y reflexiona cuál de los dos casos es el tuyo. Si se trata de un problema del tono, la elección de palabras y en general de cómo dice las cosas debería bastar una conversación sincera con tu pareja. Sin embargo, si ésta tiene este comportamiento a diestra y siniestra, considera si vale la pena seguir con alguien así. 



-

Sientes que es tu deber mantenerla contenta


Lo cual nos lleva a otra frustración: la necesidad de mantener a tu pareja contenta. No siempre estamos del mejor humor, no siempre somos nuestra mejor versión y eso está bien. Todos tienen sus altas y bajas; tú no deberías sentirte frustrada porque en tus bajos tú pareja no está conforme… o al revés, cuando tu pareja no está en el mejor de los momentos tú debas hacer hasta lo inhumanamente posible para que se encuentre bien. 



-

Se molesta por todo


Ya te hemos dicho del caso en el cual tu pareja no reacciona ante nada… y también las hay que se enojan y molestan por absolutamente todo. Tu frustración viene de no poder hacer aquello que normalmente harías por el temor de molestarla. Tal vez ya no ves a tus amigos tan seguido o no bailas con nadie más si van a un bar. Ten cuidado, esta frustración puede ser signo de una relación controladora y, tenlo por seguro, no quieres estar ahí.



-

Frustración compartida


A veces simplemente es una frustración compartida… ves a tu pareja frustrada por uno y mil motivos —pueden ser laborales o personales—, lo cual puede cambiar su humor y hasta su comportamiento, provocando en el proceso que tú te frustres por su frustración. Esta es de las más difíciles y no queda más que intentar separar tus sentimientos de los suyos y no dejar que su mal humor se contagie. 


Sé paciente; puedes intentar dos cosas: ayudarle a resolver sus conflictos en la medida posible —ya que no podemos ir solucionando la vida y problemas de otros—, o bien, simplemente hacerle saber que estás ahí para ella. A momentos lo único que necesitamos es saber que alguien está ahí para escucharnos y comprendernos.



-

Parecen muéganos


Amas mucho a tu pareja, tal vez demasiado, pero a veces no puedes evitar sentirte frustrada porque parece que tu tiempo personal ha desaparecido por completo. 


Soluciónalo hablando tranquilamente con tu pareja, hazle saber que si bien te importa y te gusta pasar tiempo con ella, tú aún necesitas un tiempo para ti… no importa qué hagas en ese tiempo, puede ser para realizarte uno y mil tratamientos de belleza o simplemente sentarte a leer ese libro que no has podido terminar… o hacer un maratón en la comodidad de tu casa. 



-

No eres prioridad


O tal vez es completamente lo opuesto. Sientes que tu pareja no te hace prioridad en su vida, ya que apenas si hace tiempo entre sus múltiples actividades para verte o convivir contigo. Esta frustración sólo puede venir de un largo tiempo de “abandono” y, como muchas otras en esta lista, la única manera de resolverla es hablándolo. Si después de ello tu pareja sigue sin darte tiempo, lamentamos decirte que tendrás que tomar cartas mucho más serias sobre el asunto. 



-

Buscas la provocación


Ahora bien, hay otro tipo de frustración que proviene más bien de una reacción ante su aparente desinterés. Creas problemas o “haces drama” donde no lo hay sólo para buscar su atención y conseguir lo que quieres, a pesar de saber que no deberías hacer esto. 


Puede que lo estés haciendo de manera consciente… o no, pero sea como sea, te aseguramos que ésta no es la mejor manera de resolver tus problemas. Seguir haciéndolo no sólo te seguirá frustrando a ti, sino que a la larga también podría frustrar a tu pareja.



-

La comunicación es clave para resolver cualquier tipo de frustración que sientas en tu relación, asimismo, es necesario realizar un ejercicio de reflexión que sea muy honesto. En ocasiones resulta muy sencillo echarle la culpa al otro de nuestro sentir, cuando puede que seamos nosotros mismos los responsables de esas pequeñas molestias y pesares. Cada cabeza es un mundo, y no todo lo que te preocupa a ti, le preocupará al otro. 


TAGS: Mujeres Consejos Relaciones de pareja
REFERENCIAS: Upsocl La opinión

Beatriz Esquivel


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Los pasos que debes seguir para un correcto lavado de manos 6 Amazing Paradoxes That'll Leave You Scratching Your Head 5 cuentos cortos de Oscar Wilde que debes conocer Los muxes: el tercer género del Itsmo oaxaqueño ¿Fan de Evangelion? Pronto podrías tener unos de tenis de este anime Here Are 8 Things I Really Wasn't Expecting From My First Fashion Week Ever

  TE RECOMENDAMOS