Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas

Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas

Por: Kate Nateras -

Lo mejor que puedes hacer por ti y por tu salud es cuidarte para que tengas una vida sexual sana.


Todo el tiempo surgen nuevas enfermedades de las que nadie está exento a padecer y claro, las infecciones de transmisión sexual no se quedan atrás; gracias a la tecnología y a los avances de la ciencia ahora es posible identificar a cada una de ellas, aunque, por desgracia, la cura exacta tarda un poco más en ser revelada en algunas ocasiones. 

Toda tu pubertad y tu adolescencia te han hablado de la protección en las relaciones sexuales; el uso del preservativo es de suma importancia para prevenir cualquier ITS, así que lo mejor que puedes hacer por ti y por tu salud es cuidarte y también a tu pareja para que ambos tengan una vida sexual sana. Acá te dejamos cuáles son las nuevas enfermedades de transmisión sexual y cómo protegerte de ellas, ya que pueden convertirse en amenazas graves para la salud pública.

Leer: Enfermedades de transmisión sexual que te pueden contagiar sin tener relaciones.

1. Neisseria meningitidis

Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas 1

También llamada meningococo, puede causar meningitis invasiva que es una infección potencialmente mortal del cerebro y las membranas protectoras de la médula espinal, sin embargo, cada vez más es señalada como la causante de infecciones urogenitales. Aproximadamente entre el 5 y 10 % de los humanos adultos portan N. meningitidis en la parte posterior de su nariz y garganta.

Estudios revelan que la bacteria se puede transmitir a través de sexo oral, besos profundos y otros tipos de contacto íntimos. Existen cinco tipos de N. meningitidis que son responsables de la mayoría de todas las infecciones; afortunadamente existen dos vacunas que, combinadas, te ofrecen cierta protección. 

2. Mycoplasma genitalium

Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas 2

Ésta es una de las bacterias más pequeñas que se conocen y con el paso del tiempo fue ganando una reputación inmensa como una ITS preocupante. Actualmente la Mycoplasma genitalium afecta al 2 % de las personas y es más común en los adolescentes y adultos jóvenes. 

Normalmente esta infección no presenta síntomas, aunque puede parecerse mucho a la clamidia o gonorrea, con irritación constante en la uretra y el cuello uterino. Puede provocar una enfermedad inflamatoria pélvica en el sistema reproductor femenino, además se ha asociado con la infertilidad, aborto espontáneo, parto prematuro e incluso con la muerte fetal. 

Es verdad que los preservativos son de gran ayuda para prevenir las ITS, pero los investigadores han advertido sobre la creciente resistencia de la M. genitalium al tratamiento con los antibióticos azitromicina y doxiciclina.

Leer: Lo que todos necesitamos saber sobre Infecciones de Transmisión Sexual.

3. Shigella flexneri

Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas 3

La shigelosis se transmite cuando estás en contacto directo o indirecto con las heces humanas. Esta infección provoca calambres estomacales severos y brotes explosivos de diarrea con sangre y mucosidad que ocasiona que se esparza la transmisión de la bacteria.
Los científicos creen que la S. flexneri es generada por medio del sexo analoral y ha dado lugar a múltiples brotes en todo el mundo. 

Leer: La enfermedad de transmisión sexual que portan la mitad de los hombres.

4. Lingfogranuloma venéreo (LGV)

Las 4 nuevas ITS y cómo protegerte de ellas 4

Esta infección es causada por cepas inusuales de Chlamydia trachomatis y puede llegar a ser algo verdaderamente terrible; puede empezar expulsando un grano, ampolla o úlcera genital que se mantiene temporalmente, después invade el sistema linfático de tu cuerpo. 

Cuando la infección es rectal puede parecer una enfermedad intestinal inflamatoria y ocasiona anomalías crónicas y graves del colon y del recto, como fístulas y contracciones; sin quitar importancia que el LGV también puede aumentar el riesgo de contraer VIH. Tratar esta ITS puede requerir un tratamiento de antibióticos como la doxicicilina durante tres semanas.

VER MÁS:
Enfermedades de transmisión sexual que no tienen síntomas.
7 señales que toda mujer debe identificar para cuidar su salud sexual.
8 enfermedades de transmisión sexual que no conocías.