Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes
Estilo de vida

Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes

Avatar of Georgette Valentini

Por: Georgette Valentini

22 de junio, 2019

Estilo de vida Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes
Avatar of Georgette Valentini

Por: Georgette Valentini

22 de junio, 2019

Estos son los tipos de celos que existen, ¿sufres de alguno de estos?

¿Quién no ha sentido un poco de celos por la manera en la que alguna figura importante en nuestra vida no nos otorgue la misma atención que otorga a otro? Te contamos cuáles son los tipos de celos que existen para identificar si la percepción de la situación que vives merece un ajuste, pues claramente sentir celos no es placentero.

Pero primero te decimos qué son los celos. De acuerdo con Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, los celos es una combinación de cuatro diferentes elementos:

Duelo por la pérdida del amor del ser querido

La pérdida puede ser real o no. Una persona celoso se muestra persistentemente triste por creer o descubrir que su amor no es correspondido.

Afrenta narcisista

A los ojos de la persona el amor de un ser querido no desaparece, sino que se dirige hacia otro ser, lo cual hiere su amor propio y es un ataque a su autoestima.Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes 1Hostilidad hacia los rivales

El celoso siempre se portará hostil con aquellos en quienes note una posible competencia, sea una situación imaginaria o real.

Autocrítica inestable

A través de la cual responsabilizamos al mismo individuo de causar su propia pérdida.

Ahora, seguramente identificarás que alguna vez en tu vida has sentido celos, ya sea por una pareja, por un hermano o primo, por un compañero en el trabajo o por una persona que ni siquiera sabe que existes. Y como hay de funcionales a irracionales, te contamos los tipos de celos que hay para saber si estás siendo justo con lo que tu mente te hace sentir.Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes 2

Relacionadocomo-saber-que-tienes-una-buena-salud-mental6 pasos para darte cuenta de que tienes una buena salud mental

Tipos de celos

Detrás de los celos usualmente no identificamos mayor tema e incluso, la celotipia es vista de manera positiva, pues implica que tal persona o situación te importa y por eso deseas marcar un territorio, sin embargo, de acuerdo con Freud, de acuerdo a su intensidad, hay tres tipo de celos, y algunos de estos no son tan funcionales y te impedirán ser feliz si no controlas la manera en la que asimilas las situaciones.

Celos normales

Cuando Freud o algún psicoanalista hablan de normalidad, hablan en realidad de síntomas neuróticos funcionales, los que se esperan de cualquier persona. En cuanto a celos normales, esta clasificación no se refiere a que sean aceptables o positivos, sino que son los celos que se presetan con mayor frecuencia. Este tipo de celos contienen dos o más elementos de la lista previa, por lo que podríamos decir que alguien que padece alguna de esas circunstancias vive ya un nivel de dolor y sufrimiento.Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes 3

Celos proyectados

Proyectar se refiere a depositar en el exterior procesos inconscientes propios. Estos celos «provienen así en el hombre como en la mujer de la propia infidelidad practicada de hecho o de impulsos a la infidelidad que han sido controlados y reprimidos».

Para Freud, la fidelidad que exige una relación, sólo puede mantenerse luchando contra tentaciones permanentes. El problema no es ceder ante dichas tentaciones, sino el poder dejar de percibir situaciones de riesgo de pérdida de la fidelidad de la pareja, las cuales se manifiestan en una interpretación real o imaginaria de diálogos con otros, gestos, miradas… además de un temor de que la pareja esté siendo sometida a las mismas tentaciones que uno mismo tiene, aunque sea que las tenemos de manera reprimida, pues claro, todos estos procesos no se dan a un nivel consciente e identificable.Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes 4

Celos delirantes

Los celos delirantes pueden resultar peligrosos para los sujetos implicados. La persona no sólo se enfrenta a situaciones hipotéticas en las que el amor de un ser querido esté en riesgo de desviarse hacia otra persona o incluso de desaparecer, sino que de hecho tiene la convicción e imagina a su pareja en el mismo acto de infidelidad, tal como un delirio.

El delirio es de tal intensidad que la persona que lo experimenta jura estar viviendo una situación real de infidelidad y deslealtad, aunque no sea cierto.

Este tipo de celos delirantes han sido objeto de algunas obras, como en La insoportable levedad del ser, en la cual el personaje de Tereza tiene alucinaciones que persisten de actos infieles por parte de su esposo Tomás.

Sin embargo, la realidad es que muchas personas sufren este tipo de celos, los cuales les impiden confiar y ser felices.Delirantes o normales: qué tipo de celos tienes 5

Relacionadocomo-superar-una-infidelidadEsto es lo que hacen las mujeres inteligentes después de sufrir una infidelidad

Sí, es verdad que cuando sentimos celos mostramos interés por mantener nuestra relación o por nuestro puesto laboral, sin embargo pasar de un nivel normal a uno más bien delirante y poco funcional puede ser muy fácil si se deja avanzar el síntoma. Se debe trabajar para reflejar confianza que se proyecte desde el interior, y así nadie te dará motivos para sentir esa incomodidad.

Y así como es normal que mucha gente sufra de obesidad o alcoholismo y no por eso es normal, no es normal vivir con este síntoma que causa dolor e impide relacionarse de manera funcional, es por eso que lo más recomendable es acudir con un experto en la mente y comportamiento humano para comprender qué es lo que hay en la propia psique que se refleja y proyecta en traiciones ajenas que no existen o si las existen, por qué nos relacionamos con personas capaces de hacerlo.

Podría interesarte:

7 cosas que no deberías permitirle a tu psicólogo en la primera sesión

23 formas de ayudar a tu pareja si tiene una enfermedad mental


Referencias: