NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Mitos y cuidados que debes saber si tu pareja es VIH +

January 19, 2018

Carolina Romero

Mantener la calma es fundamental, al igual que orientarse por una opinión médica que conozca el caso concreto; de otra manera los riesgos de contagio son mayores.



Cada día 2 mil 500 jóvenes en el mundo se infectan de VIH, de ellos el 41 % tiene entre 15 y 24 años. Suena aterrador y alarmante; en efecto, lo es.


Son tantas cosas las que hemos escuchado sobre esta enfermedad que en nuestras cabezas se tejen millones de telarañas que nos provocan en pánico y contra las que nunca sabemos cómo actuar.



Si estás pasando por el duro proceso de tener una pareja portadora del virus, el primer paso es mantener la serenidad y llegar a la aceptación. Después, informarte tanto como puedas del tema y –por último– seguir nutriendo una vida de amor, confianza y apoyo junto con el otro. Aquí algunas cosas que debes saber:


-

Lo primero:

 

Tener VIH (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) no es lo mismo que tener SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida). Lo primero se refiere a haber contraído el virus, pero no implica que la enfermedad se ha desarrollado. Tanto así que millones de personas con VIH permanecen sin síntomas por decenas de años o incluso llegan a morir antes de desarrollarlo.

 


El SIDA es la condición física causada por el virus de VIH que ya ha avanzado; es cuando se quiebra la resistencia del sistema inmune y el cuerpo ya no puede hacer frente a las enfermedades por lo que, fácilmente, se pueden adquirir infecciones severas o cánceres.

 

Portar VIH no imposibilita tener relaciones sexuales. Es natural que tengas dudas sobre cómo actuar en el plano sexual cuando tu pareja es portadora del virus, pero lo primordial es que ambos hablen antes sobre la situación. Mantener la calma es fundamental, al igual que orientarse por una opinión médica que conozca el caso concreto; de otra manera los riesgos de contagio son mayores.


 

Según los especialistas, una persona con VIH puede tener relaciones sexuales seguras si su carga viral —cantidad del virus en la sangre— es muy reducida.


Esto se logra por medio de una terapia antirretroviral que consiste en una combinación específica de medicamentos bajo supervisión. Sin embargo, esto no es muy sencillo: estos pacientes debieron ser diagnosticadas de manera temprana para someterse a un tratamiento riguroso desde entonces. Esa es la razón principal por la que SIEMPRE es necesario usar protección.

 

Debes saber que el VIH no se contagia, se transmite. Es decir, no es como la gripa o el sarampión que por simple contacto exterior se adquiere; en el caso del VIH y el SIDA los únicos transmisores son la sangre, el semen, los fluidos vaginales o la leche materna. Las vías de entrada son las mucosas —el interior de la boca, vagina, el pene y recto— y también a través de heridas sangrantes y abiertas como rasguños o cortadas.


 

Es importante aclarar que el virus no entra a través de la piel, a menos que esté rasgada o con alguna cicatriz. Tampoco puede contagiarse a través del sudor, las lágrimas o la saliva. No te infectarás por un abrazo o un beso, por usar el mismo retrete, hablar del mismo teléfono, dormir en la misma cama o compartir los cubiertos.


-

El sexo con tu pareja:

 

Las relaciones sexuales son fundamentales en una vida de pareja y seguro estás lleno de dudas sobre cómo hacerlo si él o ella es VIH+. Éstas son algunas consideraciones que puedes tomar en cuenta:


 


El sexo vaginal o anal no implican riesgos si se hacen de la manera correcta: el uso de condón descarta la transmisión aunque la pareja no infectada debe hacerse estudios de manera continua y de por vida.

 

Según los estudios médicos, las probabilidades de contagiarse a través del sexo oral son mucho más bajas que las que existen por el sexo anal y vaginal. Pero esto no quiere decir que esta práctica sea segura; si hay algún tipo de abertura en la boca y el semen llega a tener contacto con ella se puede propiciar una infección. Además, se pueden transmitir enfermedades como el herpes, la gonorrea o clamidia.


 

Otra opción es la masturbación mutua; estimular con la mano los genitales de personas no infectadas no se considera una práctica de riesgo, pero no debe usarse el semen de la persona VIH+ como lubricante. Prácticas como la “lluvia dorada”, scat, BDSM o el beso negro son posibles mientras se tomen todas las precauciones que un médico indique.

 

-

 Recomendaciones:


Según las recomendaciones de GMHC —proveedor de prevención, atención y defensa del VIH / SIDA—, éstas son algunas recomendaciones generales alrededor de la vida sexual con una pareja VIH+:


 

+ Usar lubricante a base de agua para evitar que el condón se rompa.

 

+ Usar barreras dentales de látex para el sexo oral, anal o beso negro; asegurar que ésta cubra toda la zona y nunca voltearlo.

 

+ Cerciorarse de no tener ninguna lesión interna ni externa.


-

Algunas cosas que debes recordar:

 

 


+ No te quedes con dudas

 

La única manera de saber si se está infectado es por medio de una prueba de laboratorio. Ni el Internet ni tu “sexto sentido” podrán decirte si eres portador.

 

+ Tener VIH no es una sentencia de muerte

 

Hace unos años —en gran parte gracias a los prejuicios que alimentaban la desinformación— eran pocos quienes sobrevivían a esta enfermedad. Ahora, sin embargo, existen diversos métodos que garantizan una vida plena para los portadores.

 

+ La calidad moral de tu pareja no depende de su condición

 

La inclinación sexual, la edad, raza, posición social y el comportamiento moral son aspectos que esta enfermedad no discrimina, por la que cualquier persona puede contraerla. Tu pareja no es una "mala" persona por tener VIH, ambos deben saberlo.

 

 

 -

Más allá del cuerpo, esta enfermedad puede quebrar las emociones de quien la padece. Acércate a las organizaciones que luchan contra ella y solicita asesoramiento psicológico para superar las crisis. Existen muchas personas que pasan por esto y ellos comprenderán por lo que atraviesan como pareja y cómo ayudarlos. Recuerda que lo más importante es la comunicación entre ambos y hacerle saber a tu pareja que tener VIH + no es impedimento para ser una persona respetada y amada.

 

 

TAGS: Sexualidad Amor Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: GMHC The Well Project México Vivo INFO SIDA CNN

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS