INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

La diferencia entre tener ataques de ansiedad o ataques de pánico

5 de noviembre de 2018

Andy Cabrera

Hay más de una diferencia entre los ataques de ansiedad y ataques de pánico, sin embargo, la mayoría las ignoramos y dejamos pasar el hecho de que ambos padecimientos son importantes y se les debe prestar atención.


¿Será que los términos “ataques de ansiedad” o “ataques de pánico” son intercambiables o significan cosas completamente distintas? Cuatro de cada 100 personas sufre de ansiedad, sin embargo, los profesionales siguen sin darle prioridad y han enfocado su atención en otras afecciones mentales. No porque no le tomen importancia, sino porque las personas no se lo toman en serio, principalmente porque se confunde con frecuencia con ataques de pánico.

 

Para que ya no te confundas entre estos padecimientos, aquí te vamos a explicar qué es lo que los hace distintos, para que en un futuro sepas identificar cada uno de ellos. Empecemos por lo primero, las definiciones:

 


Ataques de pánico

 


Son una enfermedad mental documentada, parte de un trastorno de pánico, según el NHS. También son enumerados como tales en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos mentales (DSM-5) de la American Psychiatric Association (APA).

 

Es un episodio muy repentino de miedo intenso que puede surgir de manera inesperada y generalmente alcanza su punto máximo en 10 minutos, afirma C. Vaile Wright, psicólogo con licencia y director de investigación y proyectos especiales de la American Psychological Association.

 

Estos episodios tan extremos ocurren cuando el sistema nervioso se siente bajo amenaza o en peligro. Puedes llegar a sentir que estás al borde del colapso, que te falta el aliento y que tienes palpitaciones a mil por hora, esta sensaciones pueden durar minutos o incluso horas.

 

Síntomas de un ataque de pánico:

 

*Aumento de la frecuencia cardiaca

*Falta de aliento

*Opresión en el pecho

*Boca seca

*Mariposas en el estómago

*Náuseas

*Ganas de orinar/evacuar los intestinos

*Temblor

*Hormigueo 



Según el Instituto Nacional de Salud Mental, los ataques de pánico pueden ser causados por un desencadenante específico como un objeto o situación temida o por nada en absoluto. El trastorno de pánico suele aparecer en la adolescencia o en la edad adulta joven.


Para dejar las cosas más clara, las personas con trastorno de pánico pueden notar un síntoma muy común que es el aumento de la frecuencia cardiaca, eso lo interpretan como algo negativo y es justo ahí cuando se convierte en un ataque de pánico.

 

Estos ataques le pueden ocurrir a cualquiera, pero hay algunos factores que te pueden poner en mayor riesgo:

 

1.    El género

 

Según un estudio publicado por la revista Brain and Behavior en 2016, las mujeres tienen el doble de probabilidades que lo hombres de experimentar ansiedad. Esto se debe a que la forma en la que las mujeres manejan el estrés en comparación con los hombres.

 

2.    Genética

 

La genética juega un papel importante en el diagnóstico de trastorno de pánico. En un estudio de 2013 publicado en el Journal of Neuroscience se encontró que las personas con trastorno de pánico tienen un gen llamado NTRK3, este es el responsable de exagerar el miedo y la respuesta a éste.

 

3.    Otros trastornos de salud mental

 

Si padeces otros trastornos mentales como es el caso de la depresión, puedes considerarte más susceptible a los ataques de pánico. También se ha demostrado que otros trastornos de ansiedad como las fobias sociales o el trastorno obsesivo-compulsivo te hacen más susceptible a los ataques de pánico.

 

4.    Factores ambientales

 

No nos referimos al clima ni mucho menos, más bien se refiere cuando creces con un padre o miembro de la familia que padece un trastorno de ansiedad, es más probable que tú tengas uno.


Otros factores ambientales podrían ser los que son particularmente estresantes, como perder tu empleo o la muerte de un familiar.

 

Wright afirma que “el objetivo es reconocer los síntomas, lo que son y lo que significan, y desmitificarlos para que si se produce un ataque de pánico, no pierdan el control ni se vuelvan locos o piensen que ese ataque los matará”.



Ansiedad

 


Los ataques de ansiedad no se enumeran en el DSM-5, pues un ataque de ansiedad se considera un término coloquial, según Wright. Aproximadamente, 1 de cada 10 personas tendrá algún “trastorno de ansiedad incapacitante” en algún punto de su vida, ya que es una afección mucho más común de lo que pensamos y por eso es importante prestarle más atención, concluyó un estudio publicado recientemente por la Universidad de Cambridge, en Reino Unido.

 



Síntomas de un ataque de ansiedad:


Cuando en tu día a día:


*No paras de sentirte preocupado/al borde del colapso


*Te sientes débil, mareado y te cuesta concentrarte


*Te irritas con facilidad


*Empiezas a tener tics o temblores


*Las manos no te dejan de sudar


*No puedes dejar de llorar y tener esa sensación de desesperanza

 

Si te identificaste con estos síntomas lo más probable es que te encuentres pasando por un problema de ansiedad y lo más recomendable es que asistas con un especialista. Sin embargo aquí te pasamos algunos de los consejos que puedes comenzar a aplicar.

 

1. Respira hondo y controla tu respiración, cuando haces consciente estos movimientos puedes calmar tu mente y cuerpo.

 

2. Haz una lista de las cosas que te preocupan y ahí mismo escribe la solución que te ayudará a hacerles frente. No te ahogues en un vaso de agua.

 

3. Debes comunicarle a tus familiares y amigos que sufres ansiedad.

 

4. Trata de salir de aquellas situaciones que te provoquen incomodidad.

 

5. Piensa siempre de una forma positiva sobre ti mismo

 

6. No pongas intención ni canalices tu energía en los comentarios negativos, cuando lo haces solo multiplicas los ataques de ansiedad.

 

7. Siempre elige opciones de películas o canciones que sean alegres y no te hagan sufrir. 



En pocas palabras si te ha tocado experimentar un ataque que describirías como ansiedad, lo más probable es que se trate de un ataque de pánico. La ansiedad no es momentánea, la ansiedad persiste.



***

Te puede interesar:

10 señales de que podrías tener desorden de ansiedad

Formas de combatir la ansiedad sin tener que tomar terapia

7 cosas que ocurren en tu cuerpo cuando sufres un ataque de pánico

TAGS: Psicología Ansiedad salud
REFERENCIAS: The difference between panic attacks and anxiety attacks Cuál es la diferencia entre la ansiedad y los ataques de pánico

Andy Cabrera


Articulista de Estilo de Vida

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La extraña razón por la que están naciendo bebés sin extremidades en Europa Leopoldo II: el emperador que provocó un genocidio de más de 10 millones de africanos Frases en francés para tu próximo tatuaje 5 Formas fáciles y seguras de rejuvenecer tu vagina La peligrosa moda de lavar y reúsar condones 5 desventajas de tener sexo con un pene grande

  TE RECOMENDAMOS