Disfunción sexual femenina: 4 problemas que tenemos en el sexo y de los que nadie habla

¿Alguna vez has sentido dolor al momento del acto sexual? Podría ser una señal de que padeces disfunción sexual femenina


Por todas partes escuchamos y leemos de los problemas a los que se enfrenta un hombre con disfunción eréctil y las mil formas que tiene a su alcance para poder tratarlo, ¿pero alguna vez te han hablado de la disfunción femenina? 


Pues aunque muy pocos hablen de ella, la disfunción femenina sí existe y es un trastorno que padece el 43% de las mujeres entre 18 y 59 años, que se produce cuando hay un cambio significativo en el comportamiento sexual de la mujer. Desde la incapacidad de disfrutar el coito, hasta la desaparición de fantasía sexuales y relaciones amorosas. 


¿Lo más grave? Según un estudio del Departamento de Urología y Psiquiatría de la Universidad de California, aproximadamente el 40% de las mujeres nunca ha buscado ayuda o un tratamiento. 


Por ésta y más razones preocupantes, es que te explicamos todo lo que tienes que saber sobre este padecimiento que está atacando a más y más mujeres.


La disfunción sexual femenina (DSF) se puede clasificar en cuatro áreas en las que las mujeres presentan dificultades:



2. Disfunción del deseo


Según datos de la Asociación Española de Sexología Clínica, este tipo probablemente es el más común dentro de las disfunciones femeninas. Puede tener causas fisiológicas, psíquicas o sociales. Incluso es común que se presente en momentos concretos de la vida como el embarazo, lactancia, menopausia o un periodo de crisis. 


Aunque se la causa principal es por problemas de depresión, hay otros factores que está comprobado que también influyen en la ausencia del deseo: después de una intervención quirúrgica, cardiopatías, esclerosis múltiples, enfermedad de parkinson, depresión, cambio métodos anticonceptivos, estrés, ansiedad, cambios de humor, obesidad, consumo de bebidas alcohólicas o drogas y episodios traumáticos sexuales. 



2. Excitación sexual 


Esta disfunción es la equivalente a la erección de un hombre, pues ambas son reacciones que son principalmente vasculares. En el caso de las mujeres durante la excitación el clítoris se agranda por la entrada de sangre, se alarga la estructura interna de la vagina, se hincha la parte superior para acomodar la penetración, y hay un incremento de lubricación vaginal. 


Pero algo muy importante y que casi nadie dice es que la excitación no sólo se presenta de forma física, también es mental. 


Algunas de las causas físicas más comunes son la diabetes, enfermedades coronarias, lesiones espinales, menopausia y alteración hormonal, pero en la mayoría de los casos el problema se debe a causas psicológicas. 



3. Orgasmo


Hay dos formas de clasificar las dificultades de alcanzar un orgasmo: primarias, que son aquellos casos que nunca han tenido un orgasmo y secundarias, los que lo han alcanzado anteriormente pero ahora tienen mucha dificultad. 


La razones pueden ser muy variadas, entre los trastornos más comunes se encuentra la anorgasmia, que es la incapacidad de lograr un orgasmo aunque haya estimulación y lubricación adecuada, o en su defecto que se trate de un problema psicológico. 




4. Dolor en el coito


Sentir dolor al momento de la penetración puede ser causado por diversas razones desde enfermedades inflamatorias, tumores uterinos, fibroides, endiometrosis, infecciones, irritaciones, traumatismo por alguna cirugía o simplemente falta de lubricación. 


Dentro de los padecimientos más comunes están el vaginismo (contractura involuntaria de los músculos de la pelvis durante el sexo) y la dispareunia (dolor al momento de tener relaciones sexuales).



IMPORTANTE: Si presentas alguno de estos síntomas acude con un especialista de inmediato para que puedan hacer un diagnostico adecuado. La mayoría de las mujeres no le da la importancia suficiente y decide dejarlo para después teniendo como consecuencia un problema más grave. Por lo general puede ser tratado con relativa facilidad. 


VER TAMBIÉN:

"El orgasmo es de quien lo trabaja": razones por las que la penetración no es lo más importante

El camino hacia el orgasmo femenino

Lo que tu novio debe saber sobre el orgasmo femenino y aún no te atreves a decirle


Referencias: