Dónde está el pene femenino y cómo aprender a estimularlo

Miércoles, 18 de abril de 2018 11:00

|Cultura Colectiva
pene femenino

El clítoris es sólo la parte más conocida y exterior de un órgano llamado pene femenino que se erecta con la estimulación sexual.



El clítoris no requiere de ninguna presentación. Son pocas las personas en la actualidad que ignoran que posee más del doble de terminaciones nerviosas que el pene y que es excepcional en toda la anatomía humana porque es el único órgano cuya función conocida es la de proveer placer.


La mayoría de las mujeres está consciente de ello y así lo traduce a sus hábitos sexuales: el 67 % prefiere recibir un masaje en el clítoris como vía favorita para llegar al orgasmo, según un estudio de 2017 publicado en el Journal of Sex & Marital Therapy. Aún más: sólo el 20 % de los orgasmos femeninos ocurre a través de la penetración. 


pene femenino 1


Que el clítoris sea más preciado que la penetración no sólo explica la enorme brecha del orgasmo que existe entre hombres y mujeres, también da cuenta de cuán mal hemos entendido el placer femenino. Para ellas, la satisfacción sexual está mucho más allá de meter y sacar una y otra vez.


Según Vincenzo y Giulia Puppo, médicos y sexólogos italianos expertos en el tema, es hora de comprender cuál es el verdadero centro del placer femenino, el único camino seguro al orgasmo: el pene femenino.


-

¿Qué es el pene femenino?


pene femenino 2


Según los Puppo, «el término anatómico correcto para llamar a los tejidos eréctiles responsables del orgasmo femenino es "pene femenino"». De esta definición se desprenden dos novedosas conclusiones: el clítoris es sólo la parte más conocida y exterior de un órgano llamado pene femenino, que se erecta con la estimulación sexual e involucra a los bulbos vestibulares, los labios menores y el cuerpo esponjoso de la uretra.


«El clítoris es el homólogo del glande masculino y el cuerpo cavernoso y alcanza su erección en tres fases (...) los bulbos vestibulares causan contracciones orgásmicas "vaginales", a través de la contracción rítmica de los músculos a su alrededor, conocidos como bulbocavernosos».


pene femenino 3


Estos tejidos se erectan con la estimulación sexual, «debido a la congestión de sangre durante la excitación sexual, los labios menores se erectan duplicando o triplicando su grosor. El cuerpo esponjoso de la uretra femenina también experimenta una hinchazón durante la excitación sexual; por lo tanto, la erección masculina es similar a la erección de los órganos eréctiles femeninos».


-

Orgasmo vaginal no; femenino sí


pene femenino 4


«La mayoría de las mujeres de todo el mundo no tienen orgasmos durante el coito: de hecho, la disfunción sexual femenina es popular porque se basa en algo que no existe, el orgasmo vaginal».

Una de las repercusiones más importantes de la existencia del pene femenino es el final del mito del orgasmo vaginal. Según Puppo, es posible que las mujeres alcancen el clímax durante la penetración, pero no se debe a las características de la vagina, pues no se trata de una zona especialmente sensible.


En realidad, esto ocurre porque se estimula indirectamente el clítoris y el pene femenino en su conjunto; por lo tanto, resulta más correcto hablar sobre orgasmo femenino y desterrar el término orgasmo vaginal para evitar confusiones respecto al placer femenino.


pene femenino 5


«El llamado "orgasmo vaginal" que algunas mujeres afirman sentir durante la penetración es siempre causado por los órganos eréctiles circundantes (...) el orgasmo femenino siempre es posible si estimulan efectivamente estos órganos durante la masturbación, el cunnilingus, la masturbación de un compañero o durante el sexo vaginal o anal si el clítoris es estimulado con un dedo».


El culpable de este malentendido es Freud, la primera persona en afirmar que existían dos tipos de orgasmos y que mientras el provocado por el clítoris era muestra de inmadurez sexual y ocurría durante la adolescencia, el vaginal era propio de las mujeres en plenitud.


pene femenino 6


«Fisiológicamente, todos los orgasmos femeninos siguen los mismos patrones de respuesta sin importar cual es el origen de tal estimulación sexual. Un orgasmo que viene de frotar el clítoris no puede distinguirse físicamente de uno producido durante la penetración (y estimulación del pene femenino)».


**

Conoce más sobre sexualidad y placer luego de leer “La razón por la que jamás podrás encontrar el punto G” o bien, debate “La polémica teoría científica que explica por qué el orgasmo femenino no sirve de nada”.


Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS