Estilo de vida

Ejercicios sencillos que te ayudarán a tonificar los glúteos

Estilo de vida Ejercicios sencillos que te ayudarán a tonificar los glúteos

Aunque muchas no tenemos la figura que deseamos, podemos conseguirla por medio de estos ejercicios sencillos

La parte más bella de una mujer sin duda es su sonrisa, pero las curvas siempre serán un buen aliado para la sensualidad femenina. Aunque muchas no tenemos la figura que deseamos, podemos conseguirla. Para ello necesitaremos paciencia, perseverancia y una buena rutina de ejercicio. Existen muchos métodos que te prometen lograr los mejores resultados sin la necesidad de sudar o cansarte, pero muchos de ellos tienen efectos secundarios para tu cuerpo y podrían afectar tu salud.


post-image


¿Cuántas no quisiéramos poder seguir la dieta que tanto presumía Selena la reina del Texmex? Sin embargo, no todas podemos darnos el lujo de comer frituras y pizza para obtener unos glúteos tonificados y prominentes. Existen diferentes tipos de metabolismos y es por eso que a algunas personas les cuesta menos trabajo conseguir resultados satisfactorios en comparación con otras, más allá del deseo de muchas de haber nacido bendecidas por la genética y no tener que esforzarse tanto para conseguir el cuerpo que añoran. Pero no te preocupes, no solo es cuestión de genética también existen ejercicios sencillos que te ayudarán a tonificar tus glúteos.

_

Sentadillas


post-image


Aunque no parezcan tener ningún grado de complicación, muchas cometemos errores al ejecutarlas. Se deben hacer de la manera adecuada para que obtengamos resultados. Lo principal es permanecer parada, derecha y con los pies abiertos al ancho de tus hombros. Al momento de bajar, procura echar para atrás tu cadera. Mantén la espalda recta, la cabeza erguida y la vista hacia enfrente. Baja como si fueras a sentarte en una silla invisible y recuerda que tus rodillas no deben rebasar la punta de tus pies y que los talones no deben despegarse del piso al momento de estar agachada. Levántate poco a poco y aprieta tus glúteos para generar tensión en el músculo. Repite este ejercicio en cuatro series de 15.

_

Contracción de pelvis


post-image


Para no lastimarse la espalda se recomienda usar un tapete en el que puedas recostarte. Cuando te encuentres acostada en él debes recargar completamente tus brazos y doblar las piernas. Lo único que debes hacer es despegar la cadera del piso y levantarla poco a poco apretando los glúteos al momento de subir. La idea es crear un ángulo de 45°. Baja lentamente para volver a la posición inicial. Debes hacer al menos 15 repeticiones en cuatro series.

_

Desplantes


post-image


Nuevamente debes estar de pie y procurar que la zona lumbar se encuentre derecha. Lleva una de tus piernas hacia atrás y asegúrate de que la apertura que adoptes no te haga perder el equilibrio. Cuando tengas la pierna estirada, mantén la punta de tu pie recargada en el piso y sin que se despegue intenta bajar flexionando ambas piernas. Mientras una sirve de apoyo, la otra debe tocar casi el suelo con la rodilla. Ambas extremidades deben crear ángulos de 90°. Intenta subir lentamente moviendo únicamente la pierna que está estirada, mientras la otra se mantiene flexionada. Al realizar 15 flexiones en una sola pierna, retoma la primera posición y repite esta acción con la otra. Lo ideal es realizar cuatro series con ambas piernas.

_

Desplantes con silla o banco


post-image


Con la ayuda de una silla podrás realizar otro tipo de desplantes. Consisten en ponerte de espaldas a la silla para que puedas subir la punta de un pie en el asiento y formar un ángulo de 90º mientras te mantienes de pie en una pierna. Cuando te encuentres de pie y con una pierna recargada sobre la silla, intenta bajar como si fueras a hacer una sentadilla sin perder la postura. Procura repetir este ejercicio 20 veces con cada pierna y haz al menos cuatro series.

_

Patada de glúteo


post-image


También necesitarás un tapete, pues deberás apoyar manos y rodillas en el piso. Es importante que no agaches la cabeza y la mantengas levantada con la vista hacia el frente. Te apoyarás en las dos manos y en una rodilla mientras flexionas la otra pierna y la empujas hacia arriba lo más que puedas. Baja la pierna y vuelve a realizar esta acción por lo menos 15 veces con cada una. No olvides mantener la espalda recta y sin erguir tu postura, pues esto puede ocasionar que te lastimes y que lo resultados no sean efectivos. La mejor parte es que gracias a la patada de glúteo podrás evitar la celulitis.

_

Silla al aire


post-image


Como su nombre lo dice, este ejercicio es como sentarse al aire. Primero debes colocarte de espaldas contra una pared y simular que te sientas en una silla sin despegarte en ningún momento del soporte. Podrás sentir cómo haces fuerza en las piernas y en los glúteos. Aunque es un poco doloroso, se trata de uno de los ejercicios más eficientes para reafirmar las pompas. Procura mantener esta posición por 30 segundos y repítela cuatro veces. A medida que lo realices, podrás ir aumentado el tiempo en el que adoptas la posición, pues cada vez obtendrás mayor fuerza para hacerlo.

_

Plancha con elevación de pierna


post-image


La idea es realizar una plancha normal con la que se puede trabajar el abdomen. Te mantienes en el piso recargada sobre las puntas de los pies, los codos y los brazos, elevando el resto del cuerpo. La diferencia es que debes subir una pierna con fuerza haciendo tensión sobre el glúteo sin perder el equilibrio. Bájala para que puedas repetir el ejercicio al menos 15 veces con cada pierna. No olvides dejar la cabeza hacia el frente para evitar que te lastimes el cuello. Lo padre de este ejercicio es que trabajarás la firmeza de los glúteos y al mismo tiempo ejercitar el abdomen.

***

Hay algunos alimentos que te ayudarán a obtener mejores resultados y también puedes optar por usar ciertas prendas que te permitirán lucir mejor.


Referencias: