PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

El extraño fenómeno de las parejas que se separan pero siguen viviendo juntos

Aquí te presentamos los testimonios de dos parejas que ya no están en una relación pero siguen viviendo bajo el mismo techo.

La separación de una pareja es algo diferente al divorcio, sin embargo muchas personas usan estas dos palabras como sinónimos. Rupturas hay de diferentes tipos, ya sea amistosas, traumáticas, frías e incluso tensas, pero es muy común que después de que haya una, siga existiendo una convivencia de esas dos personas. A pesar de que suene como una locura, hay ex parejas que por diferentes razones, siguen viviendo juntos, aunque sea un pequeño tiempo, ya no hay amor pero sí hay compañía.

Después de tomar la difícil decisión de separarse, el tener que dejar de vivir juntos también es algo difícil, pues pueden existir problemas económicos muy importantes que les impidan tener una nueva vida, además de falta de acuerdo en la repartición de bienes, incluso hay personas que deciden seguir viviendo con sus parejas para tener una solución práctica, es por esto que a continuación te contaremos dos experiencias de ex parejas que viven juntas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Tener paciencia ante todo

El primer caso: El temor a abandonar su hogar y estar en plena pandemia fueron los factores que obligaron a Daniel a seguir conviviendo en su hogar con su ex después de haber acordado que debían de terminar, pues habían acordado divorciarse de manera amistosa a mediados del 2019.

“Queríamos hacerlo de manera amistosa. Pensábamos que no necesitábamos abogados para disolver la relación. Pero tampoco dábamos ningún paso para materializarlo. Dejábamos correr el tiempo como si eso bastara para poner las cosas en orden”, comentó Daniel.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Daniel se cansó de seguir durmiendo en el sofá debido a su separación y decidió ir a casa de su madre, sin embargo un amigo suyo que era abogado le sugirió regresar a su hogar, pues en un juicio hipotético se le acusaría de abandono del hogar, así que regresó a vivir con su ex. Sin embargo, el confinamiento debido a la pandemia prolongó su estadía.

A pesar de que en un momento Daniel comentó que era bastante cómodo, debido a que no tenían que arreglar los problemas legales de inmediato, es decir quién se quedaría con los bienes, la custodia de sus hijos, etc. También fue bastante incómodo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Pero el día a día era incómodo: aun estando bajo el mismo techo evitamos hablar. Procuramos comer a distintas horas. Pese a todo, las mismas situaciones que creaban conflictos cuando estábamos juntos seguían produciéndose ahora que ya no éramos pareja, lo cual era absurdo. Si habíamos roto, ¿qué sentido tenía seguir discutiendo?”, confesó.

Tomar la decisión

Segundo caso: Xavi, estuvo tres años conviviendo bajo el mismo techo de su ex esposa. Cuando Xavi y su exesposa decidieron separarse, ambos se encontraban en un mal momento económico, es por esto que decidieron seguir viviendo juntos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Si a duras penas podíamos mantener un alquiler con dos modestos sueldos, buscarme la vida solo con el mío resultaba inviable. Sabía que terminaría con mis padres, y eso me angustiaba. No es lo mismo separarte y darte la gran vida de soltero que volver a casa de tus padres, regresar a la casilla de salida. La sensación de fracaso es mayor”, comentó Xavi.

A pesar de que ya se habían separado, resolvieron su problema siguiendo la decisión de vivir juntos con sus hijos hasta que llegaran mejores tiempos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No nos llevábamos mal, pero tampoco éramos como dos amigos que viven juntos. El resentimiento previo a la ruptura no desaparece, se queda flotando en el ambiente. Aunque haya respeto y se compartan tareas, no puedes pasar de decir ‘no la aguanto más’ a estar de buen rollo como si tal cosa”, señaló.

Y agregó en su declaración: “Había momentos surrealistas: a lo mejor llegaba tarde a casa después de haber salido con amigos y sospechaba que ella podía pensar que había quedado con alguna chica, y aunque yo tenía todo el derecho de hacerlo, quizá era desagradable para ella, y como además no había ocurrido… En fin, era como si no nos hubiéramos desligado del todo”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En los últimos años, el fenómeno de las parejas que se separan y siguen viviendo juntas ha tenido gran auge. sobretodo a partir de la pandemia. ¿Tú podrías seguir viviendo con tu ex?

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD