PUBLICIDAD

ESTILO DE-VIDA

Tú eres ese punto medio, entre lo que me duele y lo que todavía amo

Contigo no sé si voy o vengo, si me quedo o me alejo porque eres ese punto medio, entre lo que quiero amar y lo que quiero soltar.

Dejarte ir ha sido más complicado de lo que pensé; esa duda de irme o regresar me atormenta todas las noches, la duda de si tomé la decisión correcta, de dejarte ir aunque te ame, aunque me duelas. Desprenderme de ti y vivir extrañándote o quedarme a tu lado siendo testigo de tu indiferencia y amarte. Ambos panoramas, tristes, lamentables. Me invaden las ganas de abrazarte pero también de odiarte porque no has llamado; ganas de decirte que volvamos a estar juntos pero también de superarte y no saber de ti jamás.

Eres mi talón de Aquiles, mi blanco fácil, mi debilidad. Eres lo que, después de 6 inviernos, me sigue doliendo, eres lo que, después de 6 inviernos sigo amando. Eres la espina de mi corazón, una dulce pero también puntiaguda, suave pero también aterradora. La espina que te acaricia pero después se entierra hasta lo más profundo de las entrañas, mis entrañas.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Eres el punto medio del amor y el dolor, mi punto medio entre la felicidad y la tristeza; entre tú y yo juntos o separados. Eres aquel lugar que tendré miedo de visitar pero que lo haría aun con el terror en las piernas; eres mi vicio, como el cigarro, aunque sepa que me hará mal seguiría fumando. Eres mi punto medio, ése entre lo que me duele y lo que todavía amo.

Eres las ganas de irme y de quedarme; es muy complicado tomar una decisión cuando se trata de ti, cuando se trata de dejarte o de amarte. Eres la duda, eres el miedo, eres la confusión. Contigo no sé si voy o vengo, si me quedo o me alejo porque eres ese punto medio, entre lo que quiero amar y lo que quiero soltar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

A veces sigues siendo con quien quiero despertar por las mañanas y dormir por las noches, después te conviertes en la peor de las pesadillas, en una sin fin. Me dueles pero también te amo y detesto en todo lo que ahora te convertiste, lo detesto tanto que quiero irme y ya no amarte, por eso eres ese punto medio entre lo que me duele y lo que, bueno, lo otro ya lo sabes.

Pensaba que sería fácil tomar la decisión, que cuando esto llegara a su fin sería fácil decir adiós, sin embargo, no contaba con todo el amor que sigo cargando, muy nivelado al dolor de hecho. Entonces me encuentro ahí en medio de tu encanto y de tu indiferencia, de tus besos y tus desplantes, de tu amor de día y tu rechazo de noche. Estoy en medio de lo que fuimos y lo que somos y también de lo que pudimos ser.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Estoy atrapada en lo que eres y en lo que fuiste, en lo que sentí y en lo que siento, en tu amor y en tu desamor. Tú eres ese punto medio, entre lo que me duele y lo que todavía amo… y, la verdad, espero algún día salir de ese tormento, de ese punto medio.

VER MÁS:
Llegó el día en el que me tengo que ir, prefiero recordarte a no reconocerte.
No seré tu paño de lágrimas: me rompiste el corazón y así yo intenté reparar el tuyo.
No fuimos nada y, aunque me alegre de que estés con alguien más, me rompió el corazón.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD