¿Eres un esnob y no lo sabes?
Estilo de vida

¿Eres un esnob y no lo sabes?

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

28 de enero, 2016

Estilo de vida ¿Eres un esnob y no lo sabes?
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

28 de enero, 2016

Si el término no te suena tan familiar, tal vez los siguientes sí lo hagan; algunos los llaman pretenciosos, fantoches, petulantes e incluso hipsters.

El más claro ejemplo de un esnob está en la película “Midnight in Paris”, donde aparece uno de los personajes más detestables en la historia del cine. No es un villano que asesinó a una familia, no es el antagonista que busca que el mal triunfe sobre todas las cosas. Lleno de petulancia y con aires de superioridad que intenta esconder burdamente, Paul, se pasea por los jardines de Versalles corrigiendo a la guía del museo, haciendo comentarios innecesarios acerca de los cuadros de Monet o Picasso. La película muestra ese peculiar punto de los esnobs; hablan para impresionar, no porque tengan algo relevante que decir.

 

Seguramente te has encontrado con una o más personas que se acercan a lo que el pedante personaje creado por Woody Allen -e interpretado perfectamente por Michael Sheen- representa. Los esnobs han florecido en los últimos años gracias a términos malinterpretados acerca de lo que es la cultura, la educación y más. Si el término no te suena tan familiar, tal vez los siguientes sí lo hagan; algunos los llaman pretenciosos, fantoches, petulantes e incluso hipsters. Del término “snob” en inglés, Ortega y Gasset definió la palabra como una contracción del termino latín “sine nobilitate”. Según él: “En Inglaterra las listas de vecinos indicaban junto a cada nombre el oficio y rango de la persona. Por eso, junto al nombre de los simples burgueses aparecía la abreviatura ‘S. nob.’, es decir ‘sin nobleza’”. Aunque el término se remonta a un pasado más lejano, los soldados de Esparta y los clérigos de Roma son un ejemplo; pues eran considerados por los demás como los mejores en lo que hacían, y por eso su sentir era de superioridad sobre los demás.


esnob


El esnob actual es aquel que busca sentirse superior, ese que reproduce e imita actitudes de las clases sociales altas o de élite intelectual. Lo peor no es eso, lo que realmente caracteriza al esnob es la forma en la que menosprecia a los que considera inferiores. Es por eso que actualmente es casi imposible escapar del esnobismo, parece que todos tenemos algo de esnobs dentro de nosotros. Ya sea por la pasión que sentimos por algo, o simplemente porque nuestro gusto no nos permite aceptar ciertas cosas. Estas son algunas cosas que pueden delatar que eres un esnob y no lo sabes; o tal vez sí y no te importa.  


Desde hace siglos las élites son las que dictan lo que es relevante en el mundo del arte, por lo que existen millones de personas que consideran que aprender sobre la historia del arte los hace superiores. Están los que aman el arte contemporáneo encontrando significado en cualquier cosa que se encuentre en un museo, pues claro que si lo vieran fuera de la institución, no tendría las credenciales necesarias para formar un gusto estético sobre éste. También están los que juzgan a la gente por su conocimiento artístico: ¿Tu pintor favorito es Dalí? Palurdo. ¿Crees que Picasso era un genio? Ingenuo. ¿No entiendes que el verdadero arte de Damien Hirst es burlar al mercado del arte al pertenecer a él? Iluso.

 

La música y el cine son artes que en gran parte han sido relegadas a una forma de entretenimiento, por lo que es en estas donde el esnobismo puede ser mucho más extenso. Todos son expertos en cine y en música gracias a que siguen cierto blog y escuchan algunos discos desconocidos. Seguramente ya te diste cuenta que en el ámbito cinematográfico y musical la palabra “hipster” es bastante popular. Y es que cómo olvidar la pretensión que algunas personas tienen por pertenecer o sentirse parte de una minoría ilustrada.

 

Los amantes del cine y la música son fervientes apasionados. Claro que están los que escuchan todo tipo de música y tienen un criterio peculiar, pero el momento en que miran con superioridad a quienes les gusta escuchar música popular, regional o algo que no sea considerado único y especial, es cuando todo lo anterior deja de importar y se convierten en uno de los peores esnobs: “Yo no te voy a juzgar por el dinero que tienes, te voy a juzgar por tu criterio musical”, muchas gracias esnob, realmente necesito que tú seas quien critique mis gustos.


esnob high fidelity


Hay gente que dice que ama la cinta de Buñuel y Dalí “Un Chien Andalou”. Sí, la escena inicial en la que la luna se convierte en un ojo que es ultrajado por una navaja es una de las escenas más impresionantes en la historia del cine, pero hay que aceptarlo, la colaboración entre los dos surrealistas ha sido sobrevalorada. La lógica de los sueños, la libre asociación que los franceses usaban en esa época y más han sido exaltados por la crítica debido a quienes son los directores del corto. Si otro fuera el autor de la obra, seguramente hoy esa pieza sería ignorada por tantos estudiantes universitarios que estudian carreras creativas. El gusto por el cine ha creado a algunas de las personas más presuntuosas que hay. No hay nada de malo en ver a David Lynch, Tarkovski, Escalante o a Tian Zhuangzhuang; lo malo es cuando por ver esas películas, crees que alguien que ve blockbusters es un idiota. Es importante abrir los horizontes culturales, pero no hay que sentarse en la silla del juez y comenzar a calumniar a quienes no lo hacen.


esnob scott pilgrim


Si aún no encuentras el esnob que escondes, no te preocupes, tu educación también puede delatarte. La rivalidad entre escuelas siempre ha existido, en los deportes se considera algo bueno e incluso se promueve. A pesar de que hay escuelas con cierto nivel educativo, siempre se ha creído que el alumno es el que hace a la escuela, por lo que escudarse detrás de las siglas de la institución termina por convertir a muchos en fanáticos escolares que resultan ser las peores personas.


Creer que una escuela costosa te hace mejor alumno, repudiar a escuelas que no son tan reconocidas y más cosas así son parte del esnobismo de la educación privada. Claro que la pública no se salva. Consideradas las mejores del país, muchas veces las personas creen que los que estudian en escuelas privadas compran sus calificaciones. Hay alumnos que buscan pertenecer al círculo académico de los profesores más reconocidos, no para llegar a ser grandes educadores e instruir a la juventud, sino para ser parte del grupo intelectual e intocable de cierta facultad o universidad. Ambos lados tienen sus pros y sus contras y ambos tienen su significante esnobismo. Esto incluye esas ridículas comparaciones entre ingenieros y licenciados, creativos y analíticos y más.


 esnob blond


Son muchas las formas de definir al esnob. Aquel que jura que su libro favorito es “Ulysses” de James Joyce, pero que en realidad nunca lo terminó de leer o no lo entendió. El que solamente consume vino tinto proveniente de cierta región o que rechaza algún trago, no porque él tome algo específico sino porque considera que el que le ofrecieron es basura. El esnobismo es un mal contemporáneo que muchos logran quitarse con los años, lamentablemente siempre hay quien abraza un pensamiento elitista y ridículo que le impide ver la forma en que los demás lo ven realmente; como un completo imbécil. Es válido tener un criterio, un gusto y una idea de ciertas cosas que son subjetivas, pero es importante no caer en prejuicios, en sentimientos de superioridad o peor, en desprestigiar una importante parte de la cultura porque no cabe dentro de un imaginario personal.


***


TE PODRÍA INTERESAR:


Los museos son cosa del pasado, el arte vive fuera de ellos

Libros básicos que todo hipster debe leer 

Cuando los hipsters te corren de tu casa 

 


Referencias: