Estilo de vida

Erotomanía: el delirio de ser amado por alguien que ni siquiera sabe de tu existencia

Estilo de vida Erotomanía: el delirio de ser amado por alguien que ni siquiera sabe de tu existencia




Es evidente: la forma en que me miró mientras recitaba el poema frente a toda la clase, ante un auditorio lleno sólo puede significar una cosa. Por eso colgó el teléfono rápidamente ayer cuando entré al salón: no quería que lo supiera, pero me enteré de que se está divorciando. Ya lo había pensado antes, el día en que lo encontré camino a la cafetería y se puso tan nervioso, que olvidó su libreta en el escritorio... ¿lo hizo a propósito? 

Tal vez es introvertido. Siempre baja la mirada cuando descubre que lo estoy observando. Apenas ayer escribió una nueva entrada en su perfil y coincido totalmente con él: estamos viviendo una locura, pero es necesario mantenerlo así. Este sentimiento crece incontrolable y en poco tiempo escapará de nuestras manos en busca de algo más grande...

erotomania en el  fondo

¿Alguna vez te has enamorado perdidamente de alguna persona que parece inalcanzable para ti y creíste que existía algo íntimo entre ustedes? El hecho de que la ilusión alimente al amor es innegable, pero cuando un idilio escapa de toda realidad y se transforma en una obsesión que despega del piso, el romance puede tornarse en un laberinto sin salida que conduce a una obsesión.

El síndrome de Clérambault es un trastorno que ha existido por siglos, camuflado entre la desilusión amorosa y los desenlaces trágicos que enseñaron a Occidente a amar sin medida, sin principio ni fin. Se trata de una profunda obsesión que tiene el potencial de convertirse en una intensa paranoia erótica donde una persona es víctima y victimario de su propia imaginación.

erotomania hundiendose

También conocido como erotomanía, este síndrome se distingue del resto de reveses amorosos por cuánto alimenta una ilusión en la mente de una persona basada en el vacío. Generalmente, se trata de un vínculo imaginario creado a través de la atracción sexual hacia una persona en una posición de superioridad o fama que la hace inalcanzable para alguien común.

A pesar de sus primeras manifestaciones como un inofensivo amor platónico, la erotomanía conduce hacia la paranoia y puede desencadenar en violencia, acoso sexual e incluso esquizofrenia. Su mecanismo es simple y guarda cierta similitud con las historias de amor cortés y trágico que forjaron la cultura del amor en la cultura occidental: la persona erotómana es incapaz de diferenciar la realidad de la ficción, transformando la atracción que siente hacia un superior en un delirio erótico.

erotomania cayendo

El primer síntoma aparece cuando quien lo sufre asegura que su profesor, doctor o cualquier figura pública está perdidamente enamorado de ella. Con emoción, cuenta a sus amigas y personas de confianza sobre su conquista.

Sin importar lo absurdo que parezca, comienza a tomar una posición más radical y directa, personalizando cada gesto y acción de quien supone, le ama en secreto.


Considera que su amor debe ser secreto y por tanto, el famoso envía señales públicas que sólo son reconocidas por ella: canciones, poemas, libros, miradas e incluso objetos, todo resulta un signo claro del amor que le profesa en secreto. Después de un par de meses de idilio fantástico, la situación se torna incómoda para el erotómano. Puede que trate infructuosamente de llamar su atención real y si no lo consigue, inicie una espiral decadente de sentimientos negativos, tales como denunciar a la figura pública por acoso sexual o persecución sin ninguna prueba real de por medio. 

erotomania en el fondo

Las víctimas más frecuentes de erotomanía son las mujeres mayores de treinta años, quienes se identifican como solteras y cargan consigo episodios de aislamiento social, déficit de atención durante la infancia o una moral rígida que las llevó a inhibir su sexualidad y evitar ejercerla con libertad y sin culpas. La mayoría de estos casos se extienden por meses, incluso años, antes de que el paciente decida acudir con un especialista para salir del embrollo que tejió en su propia mente.

-

A pesar de lo complicado que resulta evitar caer en pensamientos idealistas cuando se habla de amor, es necesario olvidar todo lo aprendido durante la infancia a través de cuentos, películas y fábulas que caracterizan al sentimiento como perfecto. Esto no ayudará a comenzar a pensar en el amor como algo imperfectamente humano que se construye día a día a través de la comunicación, solidaridad y confianza mutua. Descubre si tienes alguna tendencia a sufrir de erotomanía luego de hacer "el test que te permitirá saber si eres obsesiva compulsiva en 25 preguntas". Si crees que esa persona especial miente de forma patológica y tu relación va directo a un derrotero decadente, lee "¿cómo reconocer si tu pareja es un mitómano?" y averigua si tu relación está basada en una falacia.








Referencias: