10 cosas que haces con tu bra y están mal

10 cosas que haces con tu bra y están mal

Por: Natalia Lomelí Bautista -

Te presentamos 10 errores que todas hemos cometido al usar un brasier sin saber los problemas de salud que provocan.

Escoger un brasier es una de las decisiones más importantes que enfrentamos en la cotidianidad porque, más allá de que sea el complemento ideal para el outfit que tenemos en mente, esta elección se trata de un tema serio de salud. El sostén ideal es aquel que se adecua a tu talla y forma de pecho, porque aunque los hay de distintas telas, estilos y funciones, lo más importante al momento de seleccionarlo es que no resulte más grande o pequeño de lo que necesitas,  pues si te equivocas podrías desencadenar lesiones en espalda y el aparato digestivo. 

Recuerda que un brasier que te queda bien no debe lastimarte ni la espalda ni el cuello, porque si tus senos están bien sostenidos, los músculos no cargaran peso innecesario y mal distribuido. Además, si es demasiado grande puede llegar a irritarte la piel, pues genera fricción entre la tela y tu cuerpo al moverse por no estar lo suficientemente ajustado. 

De acuerdo con las estadísticas, más del 80% de las mujeres han usado o usan la talla de brasier incorrecta y así como éste existen otros errores que posiblemente cometes al usar, cuidar o elegir tu sostén y pueden provocar daños a tu salud. Estás a tiempo de identificar si eres culpable o no de alguna de las siguientes diez malas prácticas y corregirlas para que tu bra favorito sea tu perfecto aliado y no se convierta en un incómodo enemigo.  

10 cosas que haces con tu bra y están mal 1

1. No lavarlo frecuentemente.

De acuerdo con Lexie Sachs, analista del Institute of Good Home Products, debes lavar tu brasier después de 4 o 5 usos, pero esto depende y varía según tu nivel de actividad física, porque si tiendes a sudar mucho, entonces debes lavarlo cada dos días y cambiarlo diariamente. 

Además, evita a toda costa meter los sostenes a la lavadora, pues aunque es la forma más rápida de lavar, sólo lograrás maltratar la tela y la forma de la prenda. Lo ideal es dejarlos remojando por un par de horas en jabón líquido especial para ropa íntima o delicada, después enjuagarlos con abundante agua y tallarlos solamente frotándolos entre las manos; finalmente deberás quitarles el exceso de agua procurando nunca exprimirlos. 

2. Usar el mismo bra dos días seguidos.

Al repetir la misma prenda íntima evitas que el bra mantenga su elasticidad y notarás que está más aguado, y una vez que el elástico de la parte posterior del sostén ha perdido su forma, ya no cargará correctamente tu pecho. 

3. No llevar un sostén especial al hacer ejercicio.

Este es uno de los peores errores porque afecta directamente a tu piel, ya que si no usas un brasier adecuado al ejercitarte, la piel de tu pecho puede estirarse de más por los movimientos de rebote hacia arriba y abajo. Este efecto es irreversible y sólo podrás recuperar la firmeza con una cirugía. 

Aquí encontrarás varias opciones según tus gustos y presupuesto.  
10 cosas que haces con tu bra y están mal 2

4. Usar un sostén desgastado que ya no ajusta correctamente.

Cuando tus senos no están bien apoyados, tu espalda y cuello trabajan extra y se sobrecargan de peso, lo que ocasiona dolores de cabeza y migrañas. 

Además, la Escuela Británica de Osteopatía ha revelado que existe un vínculo directo entre los problemas digestivos y un brasier mal ajustado. De acuerdo con sus estudios, todas las raíces nerviosas vienen de atrás; los problemas estomacales y la fatiga son también síntomas de dolor de espalda, así que si las mujeres tienen un buen soporte para los senos no sólo evitarán serios dolores lumbares sino también algunos obstáculos para una correcta digestión. 

¿Quieres comprar un nuevo brasier? En este link encontrarás muchos modelos de distintas, formas, telas y colores.

5. Dormir sin bra.

No hay un vínculo comprobado entre dormir con brasier y el cáncer, como se ha creído y difundido. Aunque dormir con sostén no necesariamente evita que los senos se caigan, como afirma la cirujana estética Angélica Kouvani, al asegurar que llevar un sostén por la noche te hace sentir más cómoda pero no te ayuda a luchar contra el envejecimiento de tus boobs. Usarlo durante el día ayuda a combatir la caída pero no tiene ningún efecto al estar acostada. 

Sin embargo el cirujano plástico Douglas McGeorge comenta que uno de los beneficios de dormir con bra es evitar la aparición de estrías porque los senos permanecen en su lugar, evitando que se muevan hacia los lados jalando la piel y contribuyendo a su formación.

Aquí podrás encontrar algunas opciones de brasier sin costuras perfectos para dormir.

10 cosas que haces con tu bra y están mal 3

6. Usar un sostén con fibras sintéticas para dormir.

Si escoges el lado de la comodidad y duermes con tu bra, evita las fibras sintéticas y opta por telas naturales -como el algodón- que te permitan transpirar al ser más frescas. Esto se debe a que tus senos están a una temperatura más fría que el resto de tu cuerpo, y si usas un sostén por la noche la temperatura de tu cuerpo aumentará provocando que sudes más. Da click aquí para ver opciones de brasier hechos de algodón.

7. No comprar un nuevo brasier durante el embarazo y la lactancia.

El embarazo y la lactancia son dos de los procesos que más cambios provocan en el cuerpo femenino, y es un hecho que tus senos no volverán a ser los mismos. por lo que debes adaptar tu ropa interior a ello. Aunque deberás esperar aproximadamente un mes después de amamantar para comprar un sostén con la que será tu nueva talla. 

Amazon tiene muchas opciones de brasier para lactancia, encuéntralos aquí.

8. No revisar tu talla regularmente.

Tus pechos cambian constantemente, evolucionan como el resto de tu cuerpo, por ello debes revisar por lo menos cada año tu talla para asegurar que estás usando el brasier adecuado. 

10 cosas que haces con tu bra y están mal 4

9. No saber reconocer una forma adecuada de sostén.

Como consejo, la parte posterior de tu bra nunca se debe subir sola, siempre debe permanecer recta y perpendicular a los tirantes. Las correas no deben estar tampoco demasiado apretadas y tu pecho debe estar completamente cubierto en el sujetador, sin huecos ni pliegues. 

10. No guardarlos correctamente.

Muchas mujeres suelen guardar sus brasieres como si se tratase de calcetines: apretados en un cajón. Otros errores son meter una copa de un mismo sostén dentro de la otra para ahorrar espacio, aunque esto sólo ocasiona que se deformen y pierdan su ajuste perfecto. La manera correcta de guardarlos es colocarlos estirados, respetando su forma, uno de tras de otro alineando sus copas. 

Comprar un organizador de brasier te puede ayudar a mantenerlos en mejor estado, aquí puedes encontrar varias opciones.

10 cosas que haces con tu bra y están mal 5

También te puede interesar:
10 señales de que llevas puesto un brasier más grande o pequeño de lo que necesitas
Tipos de brasier que toda mujer debe tener para diferentes ocasiones
¿Qué tipo de brasier debes usar según tu tipo de cuerpo?