8 clichés sobre los mexicanos que debemos dejar de creer

martes, 15 de noviembre de 2016 12:03

|Liliana




Durante toda la historia nacional el mexicano se ha visto inmerso en una serie de clichés y prejuicios. Es una realidad que durante la época del cine de oro se implantó la imagen del charro, con sombrero, siempre en la cantina, sólo pensando en mujeres, con pistola en el cinturón y andando a caballo.

Esa mágica estampa encabezada por Pedro Infante, Jorge Negrete e incluso el mismo José Alfredo Jiménez quedó en el inconsciente de gran parte de los extranjeros que al visitar el país insisten en conocer algo que existió hace años, pero ahora, somos un país que busca una identidad más allá del sarape.

Roger Bartra en el libro llamado “La jaula de la melancolía: identidad y metamorfosis del mexicano” realiza una comparación sobre el nacionalismo con la vida de un ajolote –un anfibio que queda por siempre en estado larvario, se regenera y es una especie única en el mundo–. Desmitifica muchas de las ideas que tenemos con respecto a nosotros mismos, desde el humor hasta la conformidad que se reflejó en personajes como los que encarnó Cantinflas.

cliches mexicanos


El autor narra cómo los lugares comunes se convirtieron en un parámetro de la identidad mexicana, una subjetividad que se convirtió en un teatro y más tarde en una realidad.

Fuera de la literatura, en el cine y las series animadas los mexicanos siempre han tenido participación e injerencia, "Speedy González" es el más claro ejemplo, un ratón veloz y hábil, capaz de derrotar al gato “gringo” Silvestre, sin embargo, nunca viajaba solo, siempre estaba en compañía de su primo el “lento” Rodríguez. Ahí es donde caemos en lo mismo, un mexicano, flojo, acompañado de su botella de licor y con pistola en mano.

cliches2

Los mexicanos nos hemos visto inmersos en estereotipos durante siglos, pero ya no es así, cada día algunos nos han demostrado que, lejos de importar lo que piensen fuera, deberíamos terminar con esos clichés desde adentro.



-

El mexicano es agachado y flojo

Jamás olvidaremos la imagen de  Chano y Chon –encarnados por Enrique Cuenca y Eduardo Manzano “Los Polivoces”–, quienes hacían alegoría al mexicano agachón, siempre sentado, envuelto en su sarape y con sombrero.  Así nos quisieran ver siempre, lentos y con la mirada al piso, pero mexicanos como Alejandro González Iñárritu o Diego Luna nos han demostrado que se puede salir de la caja y triunfar más allá de las fronteras.

cliches


-

No progresamos por culpa del gobierno

Nuestro sistema político y económico no es el mejor del mundo, existen problemas de corrupción, nepotismo, abuso de poder, delincuencia, narcotráfico, en fin, victimizarnos nos ha gustado siempre y echarle la culpa a otros es más fácil. La realidad es que el verdadero cambio está en uno mismo, si desde nuestras casas comenzamos a hacer las cosas bien, no habría que decir que por culpa del gobierno o de otros estamos bien o mal.

cliches mexicanos



-

Somos conformistas

La imagen de Mario Moreno “Cantinflas” es el reflejo de la mentalidad de una generación que, a pesar de buscar siempre el progreso, se caracterizó por mostrarse feliz con lo que tuviera o sacrificando su bienestar por el de otros.  No está mal, la generosidad nos ha identificado como nación, pero frases como “pobres pero felices” marcaron a muchas personas que se estancaron en la mediocridad.

cantinflas


-

Todo nos vale madre

El “nos vale madre” es una frase coloquial para llamar a algo que no nos importa, pero se dice que el mexicano así es siempre, que todo deja pasar y que las cosas nunca tienen una importancia significativa. Y aunque sabemos que no es así, muchas personas se comportan como tal, llegan tarde o faltan al trabajo, pero otros queremos hacer el cambio.

nos



-

Para todo ponemos pretextos

“Es que había tráfico”, “se quedó parado el metro”, hay mil frases que escuchamos todos los días, lo sabemos, no tenemos programado en la cabeza un reloj inglés y somos impuntuales. Las últimas generaciones, aquéllas que conocen más el mundo saben que eso en cualquier parte es una falta de respeto y cada día sucederá menos si cada uno hace su parte.

cine


-

Todos somos corruptos y tranzas

“El que no tranza, no avanza”. Cada día hay más mexicanos que están en contra del abuso de aquéllos que tienen poder, incluso, los evidencian en redes. La generación más joven está impulsando a cambiar a la vieja escuela que detiene en ocasiones el progreso y el rumbo de las cosas.

estereotipos sobre los mexicanos


-

Nacimos para ser empleados

La imagen del mexicano trabajador que odia a muerte a su jefe se ha ido extinguiendo, startups, proyectos emprendedores y empresas independientes han surgido, dejando en claro que los mexicanos también pueden dar empleos, hacer crecer y fortalecer la economía.


shark


-

Todo lo queremos arreglar a golpes

Sí, muchos somos así o hemos reaccionado de mala manera, aún nos encontramos con los famosos Lords o Ladies que han llenado las redes sociales de prepotencia y violencia, pero hay más que evidenciamos el comportamiento de ese tipo de personas buscando ser una mejor sociedad.

estereotipos sobre los mexicanos


Hay cientos de referencias fuera del país que nos hace reflexionar cuál es la imagen que realmente queremos dar al mundo y, más allá de eso, de lo que nosotros pensamos con respecto a nuestra realidad. Somos el país del sí se puede, donde pase lo que pase siempre hay algo que festejar, incluso es un lugar donde hasta la muerte nos da risa. No habría por qué dejar que esos clichés hicieran efecto en esta nueva generación que se ha ido forjando.

Si dejamos de tener este tipo de prejuicios, seguramente creceremos; las barreras están únicamente en nosotros, en nuestra cabeza. Los muros los levantamos cada día, pero también podemos derrumbarlos si nos desfronterizamos, es decir, salirnos de la caja y hacer una diferencia. Si apoyamos a otros e impulsamos el país, dejarán de creer todos esos clichés no sólo dentro, sino fuera del país.



#Desfronterízate

TAGS: Cerebro
REFERENCIAS:
Liliana

Liliana


  COMENTARIOS