¿Cuándo vamos a dejar de hablar de feminismo?

jueves, 18 de mayo de 2017 11:39

|Rafa Arvizu



En una sociedad hiperocupada que parece estar más alejada de lo que ocurre allá afuera, los temas pierden relevancia a una velocidad nunca antes vista. El tópico de moda se desgasta en el transcurso del día, y a la mañana siguiente se despliega frente a nosotros una lista de temas novedosos. Sin embargo, el feminismo en la sociedad actual aparece una y otra vez en nuestras pantallas, y la gente cansada se pregunta “¿feminismo otra vez?”. La respuesta sigue siendo “sí, feminismo otra vez”.


poder femenino 



Al meditar sobre casos como el de #Ladyplaqueta nos podemos dar cuenta de que este sistema no sólo no exime a la mujer y su devenir histórico, sino que coloca fuertes barreras en el diálogo. Dichas barreras  provocan un discurso de odio que satura el espacio público de las redes sociales, y reproduce uno de los valores más significativos del modelo actual: dominar al otro. 
Es importante entender entonces el papel de los medios informativos en la reproducción de estos modelos y formas de pensamiento. Ya sea por omisión, desinformación o repetición de ideas equivocadas, los medios afectan directamente el avance del movimiento feminista. 

Independientemente de nuestro sexo, género o preferencias sexuales, todos hemos aprendido de una particular narrativa de la Historia con carácter despótico, que se refuerza en razón del sometimiento de ciertos grupos sociales y la propaganda global que la sostiene. Para cambiar este modelo, debemos aprender a sumarnos a las luchas que aunque parecen ajenas, requieren de nuestro entendimiento. El apoyo prudente a una manifestación feminista que no ha convocado de forma explícita al otro género se da en la línea del respeto en los pequeños espacios de la vida cotidiana: las áreas públicas, el ámbito laboral y las instituciones académicas.


feminismo


Estas líneas proponen, además, la creación de un movimiento paralelo que aborde el ámbito político. Las instituciones gubernamentales que se encargan de la legislación del país deben replantear su percepción de la lucha feminista; se trata de caminar juntos y denunciar de base los prejuicios de este sistema en un movimiento independiente, pero enlazado siempre con los verdaderos ideales del feminismo. Por poner un ejemplo de las acciones políticas que han afectado al movimiento, observemos la versión unidimensional de “familia” que ha establecido el Frente Nacional por la Familia, y que ha recibido el apoyo de partidos políticos. El posicionamiento de estos partidos tiene un efecto inmediato en la reforma y la creación de las leyes que protegen las libertades cívicas de la mujer, reduciendo su rol en la sociedad al de madre en una “familia tradicional”.

Sigue quedando fuera de la revisión legislativa el derecho a la interrupción legal del embarazo y el suministro de la píldora del día siguiente a mujeres víctimas de violación. Es preocupante que en un contexto en el que se denuncian 900 mil violaciones al año con un 98% de impunidad, las leyes que protegen a las mujeres en nuestro país se mantengan en el tintero. Esta omisión enmarca un ciclo de violencia institucional de género que parece interminable. Cabe destacar que el citado Frente Nacional por la Familia lleva un año de campaña electoral, a pesar de que las campañas políticas comenzaron oficialmente el 3 de abril de este año.


feminismo



En suma, ahora más que nunca se hace imprescindible la denuncia de esta forma de ejercicio político; se hace imprescindible también el castigo electoral a las fracciones políticas que ejerzan su poder en perjuicio de un grupo social. Por su parte, los medios de comunicación deben asumir la responsabilidad que les corresponde y crear una plataforma de información que no centralice a las víctimas y encubra a los victimarios; así como evitar la reproducción de discursos de odio y la desinformación que desprestigia al movimiento feminista. Sí, hablemos de feminismo otra vez, porque sólo en la medida en la que generemos conciencia de la estructura asimétrica en la que vivimos, podremos construir un mañana que procure las mismas condiciones, libertades y oportunidades para todos.


lucha feminista


**

Entender el feminismo no es tarea fácil, sin embargo autoras como Simone de Beauvoir han logrado poner en palabras uno de los debates más complejos de nuestra historia. Si te interesa conocer más sobre la lucha feminista, estos son los tres libros imperdibles para conocer los principios fundamentales del feminismo.

TAGS: Feminismo
REFERENCIAS:
Rafa Arvizu

Rafa Arvizu


  COMENTARIOS