INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Colegialas que lamen perillas de puertas y otros 5 fetiches de Japón

31 de julio de 2018

Gaby Loyo

La japonesa es una cultura extraña y fascinante. Por un lado, orden, respeto a los mayores y a las formas. Por otro una represión que saca sus frustraciones por medio de fetiches difíciles de creer

El fetichismo es una “tergiversación sexual” dedicada a una “situación inapropiada de un objeto sexual”
—Sigmund Freud


Ante los ojos occidentales, la japonesa es una cultura sumamente extraña y fascinante. Por un lado, tienes el orden, el respeto a los mayores y a las formas, mientras por otro tienes un lado represivo, que saca sus frustraciones por medio de fetiches insólitos y difíciles de creer. Sólo basta con echarle un vistazo a la historia feudal de la nación del sol naciente para entender el origen origen del bukkake, uno de los fetiches más icónicos del porno.

Eso no quiere decir que estas "tergiversaciones" sean exclusivas de la compleja y reprimida sociedad japonesa. El findom es muy común entre adinerados del contexto occidental, por ejemplo. Como también lo es el teabagging para cualquier hombre. En todo caso, por muy extraño que parezca, algunos de estos fetiches japoneses, que parecen salidos del absurdo, se han hecho considerablemente populares en segmentos poblacionales de América y Europa, que es el caso del shibari. En otras latitudes quizá estos fetiches no se vean tan ajenos y en gran medida se compartan, aunque ciertamente definen un tipo de gustos y de perversiones que sólo en un lugar cuya belleza es perturbadora podrían aflorar. La lista podría ser mucho más extensa, pero aquí resumimos apenas unos cuantos bastante extraños. A continuación te presentamos algunos de los fetiches más absurdos que sólo verás en Japón.


Zona absoluta

Zettai Ryouiki



Tanto en el hentai como en la vida real, una de las fantasías sexuales más populares de Japón es la de la colegiala con calcetas largas y minifalda, dejando al descubierto una pequeña porción de sus piernas. Por esta razón podemos ver este atuendo tanto en películas, como en anime y en las calles de Japón, pues es una de las tendencias de moda entre las jóvenes. Los hombres de entre 30 y 40 años de edad encuentran este atuendo sumamente atractivo y excitante, por la inocencia que transmiten las mujeres y a la vez lo provocador del mismo. Se le llama “zona absoluta” a esa porción de piel descubierta entre la falda y las medias y es un detonante sexual inmediato para la masculinidad japonesa.


Erótica de tentáculos

Shokushu Goukan



El fetiche más popular entre los que involucran vida marina es el del pulpo, llamado Shokushu Goukan. Consiste en que los tentáculos funjan la función del miembro viril masculino. Es una fantasía de penetración usada en el hentai y posteriormente en adaptaciones fílmicas. Es una extraña mezcla entre pornografía común y bestialidad con un toque místico. A los hombres les excita esto por la posibilidad de penetrar a una mujer en distintos orificios o lugares simultáneamente.


Lamer perillas



Todo comenzó con un tuit del artista japonés Ryuko Azuma, en el que dijo que una colección de fotografías de una mujer lamiendo una perilla sería provocador. El impacto fue tan grande que rápidamente la colección de fotografías se hizo viral y hasta apareció en la televisión. Las imágenes muestran a jóvenes colegialas lamiendo perillas de puertas comunes y corrientes. No se trata tanto del acto de lamer la perilla, sino de la representación de la misma, que tiene ecos en el imaginario de lo fálico, de lo sucio y de la intimidad e inocencia detrás de la puerta.


Yaeba



Hay ciertos rasgos faciales que generan, dependiendo de cada persona, un estímulo peculiar. Los amantes del Yaeba (que se traduciría como "diente canino" o "colmillo") pierden la cabeza por la dulce sonrisa de una chica (comúnmente colegiala) en la que una pieza dental puntiaguda sobresale. El asunto ha generado tanto furor que algunas chicas incluso están adoptando la moda de hacerse modificaciones dentales o adquiriendo piezas postizas.


Oculolinctus



Si lamer la asquerosa perilla de una puerta te parecía repugnante, tal vez el oculolinctus rompa con eso. Se trata de una práctica sexual que ha venido ganando adeptos en los últimos años. Consiste en lamer el globo ocular de tu pareja, a menudo sumisa, quien disfruta de ello como si se tratara de otra parte erógena del cuerpo, que ya a estas alturas puede ser cualquiera. Proviene en parte del porno hardcore y con un componente de humillación y dolor, sin dejar lado, claro está, los peligros que implica, pues puede generar infecciones severas y hasta ceguera.

::

También existen 7 fantasías sexuales que los hombres tienen y jamás confesarían a sus novias. Pero las mujeres tienen fantasías sexuales que esperan cumplir.

TAGS: Fetichismo Japan crowdsourcing
REFERENCIAS: The Art of Girls Licking Doorknobs MASOQUISMO, SUMISIÓN Y RENDICIÓN ‐ MASOQUISMO COMO PERVERSIÓN DE LA RENDICIÓN East of Normal, West of Weird:Unusual Japanese Fetishes El fetichismo según Sigmund Freud 10 Ridiculously Hilarious Japanese Sexual Fetishes

Gaby Loyo


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

22 fotos de Cecilia Suárez que demuestran es una gran actriz Clorofila: cuáles son las razones para incorporarla a tu dieta Apostasía: cómo renunciar a la Iglesia Católica en 3 pasos El día que Sean Penn conoció al Chapo Guzmán Té verde, razones para tomarlo y aprovechar todos sus beneficios Un cuento para no olvidar las grandes lecciones de amor que aprendí en Nueva York

  TE RECOMENDAMOS