INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 formas sencillas de lubricar mejor si te cuesta trabajo hacerlo antes de tener relaciones sexuales

13 de junio de 2018

Diana Garrido

Si sientes que tu vagina exhala fuego y no es precisamente pasión, ten cuidado, no estás lubricando adecuadamente.



Tal vez sientes que en el interior de tu vagina una hoguera se enciende cada que tu chico da una embestida. Esa hoguera se hace más y más grande, las llamas cada vez son más abrasivas y de pronto, el ambiente se torna caliente, intenso y rojo... Pero no es que él te prenda tanto que no puedas controlar tu pasión, ni tampoco es una señal de estar teniendo la mejor noche de tu vida. ¡Es dolor!


En realidad no estás lubricando de manera correcta y es por ello que esa sensación infernal se apropia de tu vagina.



Desafortunadamente, la falta de lubricación afecta a más mujeres de las que podría pensarse, ya que se estima que al menos un 22 % de la población femenina en edad reproductiva no logra excitarse lo suficiente como para lubricar adecuadamente. Esto deriva en problemas sexuales como infecciones, preservativos rotos y peleas con la pareja —claro, no siempre— y como consecuencia, lo que se supone que sería una sesión divertida y excitante, se transforma en una noche de terror.


Sin embargo, existen formas muy sencillas de evitar esto y no alterarán para nada tu rutina ni tu ritmo de vida. Incluso, al leerlas, te reirás de lo fáciles que resultan. Ponlas en práctica y olvídate de las relaciones sexuales infernales (al menos en cuanto a dolor refiere).



-

Usa un lubricante a base de agua


★ Procura que realmente esté hecho a base de agua ya que si usas uno con químicos —como glicerina— podrías alterar el pH de tu vagina. Hay algunos que contienen aloe vera y son libres de sal para no lastimar la composición vaginal.


Ventajas: es rápido y momentáneo, te ayuda si el problema se da en ese instante, además puedes cargarlo en tu bolso y llevarlo a todos lados.


Desventajas: no es permanente, así que —en algunos casos— tendrás que aplicar varias veces durante la experiencia.



-

Aplica un poco de aceite de coco


★ ADVERTENCIA: no es recomendable usarlo con frecuencia. Si alguna vez lo aplicas, procura retirarlo completamente y no dejar rastro alguno al finalizar o de lo contrario eres propensa a crear cultivos de bacterias y hongos.


Ventajas: Es natural y fácil de conseguir. Gracias al calor de tu cuerpo, éste se derrite con facilidad y el efecto puede durar mucho más tiempo del esperado.


Desventajas: al ser un producto natural es posible que no sea dañino en los primeros usos, pero luego de un tiempo es capaz de alterar el pH de manera considerable. Incluso puede provocar mal olor.



-

Come grasas vegetales


★ El alimentarte con grasas que provienen directamente de animales, vegetales y productos de la tierra ayuda a producir lípidos propios. Esto se refleja en la humectación vaginal, ya que además de lubricar con mayor facilidad, no se produce mal olor.


Ventajas: los ácidos grasos ayudan a que la vagina se mantenga en constante limpieza; así que además de estar hidratada, tu zona íntima está libre de bacterias y hongos.


Desventajas: si consumes grasas en exceso, el colesterol aumenta impulsando los lípidos negativos en las arterias y complicando tu desempeño sexual de manera física... Sí, te cansas más rápido.



-

Bebe mucha agua


★ La resequedad de la piel involucra también a la cavidad vaginal. Así que, entre más agua consumes, más hidratada se encuentra esa parte. Bebe lo suficiente, sobre todo antes y después de un encuentro casual.


Ventajas: no sólo la lubricación es más abundante; sino que la humedad se vuelve casi permanente. Lo cual mantiene tu zona íntima en mejor estado.


Desventajas: puedes tener ganas incontrolables de orinar durante el sexo o inclusive después.



-

Incluye la cúrcuma en tu dieta


★ Esta sustancia ayuda a prevenir la entrada de bacterias que pueden afectar tu organismo, principalmente le sistema respiratorio. Aunque gracias a sus propiedades se ha demostrado que tiene la capacidad de retener –por un tiempo considerable— los líquidos en el cuerpo.


Ventajas: puedes hacer un pequeño remedio en el que mezcles extracto de cúrcuma con leche y aplicarlo en tu vagina unos minutos antes de tomar un baño. Enseguida enjuaga y con el paso de los días verás cómo aumenta el fluido vaginal. De igual manera, si la consumes como parte de tus alimentos el proceso de lubricación mejora desde el interior.


Desventajas: si aplicas cúrcuma en polvo directamente en la vagina, podrías tener reacciones alérgicas, es por ello que es mucho mejor usar la esencia.



-

Prueba aplicando aceite de sésamo


★ Los aceites naturales tienen propiedades que te protegen de la entraba de virus y bacterias, pero también son causantes de la acumulación de hongos si no se limpian adecuadamente. Sin embargo, el sésamo resulta menos abrasivo que otro tipo de aceites.


Ventajas: puedes aplicar un poco en la zona vaginal diariamente por una semana y notarás cómo la zona comienza a lubricar mejor.


Desventajas: puedes desarrollar una alergia no sólo al sésamo sino a todo tipo de aceites, así que aplica con cuidado y sobre todo, limpia a profundidad.



-

Practica juegos previos


★ Por lo general, los jugueteos que le dan paso al sexo son muy rápidos ya que los chicos se excitan con mayor rapidez que las mujeres. Esto evita que lubriques correctamente y, por ende, la relación resulta poco placentera. Así que tómate tu tiempo, permite que la pasión entre por cada beso, cada caricia y cada palabra... todo cuenta.


Ventajas: ¡todas las que puedas imaginar! Cuando una mujer lubrica adecuadamente gracias a los juegos previos el resto de la jornada resulta mucho más sensual para ambos.


Desventajas: a veces, si la estimulación no es adecuada, todo puede terminar en el juego preliminar.



-

Recurre al licking


★ Ésta es —quizá— la práctica más usada ya que consiste en que el chico practique sexo oral. Aunque es un gran estimulante, a muchas mujeres les incomoda el hecho de que su pareja no sepa cómo hacerlo. La realidad es que no es tan complicado y mucho menos si tú vas dirigiendo la acción.


Ventajas: es sexy y provocativo, además de que es una actividad que surge en el momento, así que es espontánea y pasional.


Desventajas: tal vez tu chico no sea un experto y por ende, más que ayudarte podría lastimarte o ser algo violento. Intenta ayudar con palabras e indicaciones precisas para que él sepa que está haciendo las cosas bien.



-

El sexo se tiene que disfrutar, si duele es momento de hacer algo al respecto. No necesitas de remedios muy intensos ni difíciles. De igual forma, ayuda a tu cuerpo manteniendo la mente serena y en paz, concéntrate en divertirte y en tener una noche llena de aventuras y pasión. Ese es un remedio extra: déjate llevar y claro, permite que la pasión, la libido y el sexo pleno se apoderen de ti, al menso por un rato.


TAGS: Sexo Sexualidad Mujeres
REFERENCIAS: Mejor con Salud Hello Giggles

Diana Garrido


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

4 princesas de Disney más feministas de la historia Los juguetes sexuales que debes probar una vez en tu vida Fotografías de Linda McCartney que retratan el rock, el amor y su vida con los Beatles "Tan sólo una noche, tan solo una más contigo" poema para extrañar a alguien Test para pareja: ¿Sabes qué tanto se conocen? 5 Fall Winter Essentials For Men Who Like Being Warm But Fashionable

  TE RECOMENDAMOS