NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 enfermedades que no son de transmisión sexual

23 de abril de 2018

Diego Cera

A pesar de que las vías de infección de estas enfermedades son realmente independientes al sexo, el contacto de fluidos como saliva o incluso sudor pueden ser motivo de contagio.



Al menos en México, de todas las cosas que le podemos reprochar a la educación pública, las cuestiones relacionadas con la sexualidad y la salud son sin duda las más deficientes. Desde que se propuso la inclusión de programas destinados a informar a los niños y adolescentes de los diferentes problemas que puede traer consigo el sexo sin protección, no fueron pocos los padres de familia e instituciones evidentemente conservadoras que se expresaron en contra de estos apartados en los libros de texto por considerarlo inmoral e innecesario.



Hoy, por fortuna, sabemos que lo único inmoral detrás de todo este pleito es pedirle religiosamente a los jóvenes que se aguanten las ganas y que no se conozcan entre sí. Ahora podemos abrir un libro sabiendo que habrán al menos un par de páginas dedicadas a la educación sexual. Desde los cambios que sufre un cuerpo al entrar en la madurez sexual, hasta los riesgos de tener sexo en lugares insalubres, al menos a grandes rasgos, todo está ahí, aunque la información aún sigue siendo insuficiente.



Todos los libros y clases, o al menos la mayoría de ellas, se centran en enfermedades que son exclusivamente transmitidas durante el sexo, no obstante, hay otras de las que también debemos cuidarnos. A pesar de que las vías de infección de estas enfermedades son realmente independientes al sexo, el contacto de fluidos como saliva o incluso sudor pueden ser motivo de contagio, por lo que si tú o tu pareja tienen algunas de estas infecciones es mejor que se prevengan.



-

Candidiasis


La infección provocada por el hongo Cándida es una enfermedad que ataca principalmente a la piel y a las membranas mucosas, aunque la vagina suele ser una de las zonas donde se presenta, puesto que es más sensible, no obstante, este hongo también puede alojarse en los órganos sexuales masculinos.



-

Vaginitis


Esta enfermedad se caracteriza por provocar inflamación, secreciones y picazón en la vagina. El desequilibrio en el nivel bacteriano de la vagina provoca todos estos cambios. Por ello siempre es importante que uses protección, pues aunque tengas una pareja estable ello no te libra de este tipo de infecciones.



-

Ftiriasis


Aunque más que enfermedad se trata de una invasión de insectos en el cuerpo humano, las ladillas o piojos púbicos saltan de un cuerpo a otro durante la relación sexual provocando comezón excesiva y hasta sangrado. Si no se erradica oportunamente, las ladillas pueden multiplicarse rápidamente y ser un problema mayor.



-

Gingivitis


Aunque hasta hace poco se creía que no era el caso, la gingivitis puede ser contagiosa. A pesar de que los casos son realmente aislados, pues se necesita que el receptor tenga pocas defensas ante las bacterias que provocan esta enfermedad.



-

Conjuntivitis


Por más sensual que te parezca, prácticas como el sexo oral o los besos negros podrían traer problemas realmente graves a tu salud y no necesariamente estarán relacionados a tu boca. Debido a que son partes expuestas, los ojos también podrían ser afectados. Cuando a tus ojos entran bacterias o algún tipo de virus provenientes del cuerpo, corres el riesgo de contraer conjuntivitis.



-

Tiña


Se caracteriza por provocar en la piel costras y escamas de color amarillento que despiden un olor particular. El hongo que la provoca es conocido como Tinea y se contagia a través del contacto simple con la piel del infectado; así que con una simple caricia podrías contagiarte.



-

Tuberculosis


Conocida como la enfermedad del siglo XIX; gracias a los antivacunas los casos de contagio se han vuelto a hacer presentes en lugares donde se creía erradicada. Aunque la forma más común de contagio es por vía aérea, es posible que un beso pueda transmitirte el virus.



-

Hepatitis B


Al entrar en contacto con sangre, semen o cualquier otro fluido corporal, el virus de la hepatitis puede viajar fácilmente de un cuerpo a otro. Existen vacunas efectivas que deben ponerse en los primeros meses de vida, así desde niños estaremos protegidos de esta enfermedad.



-

Así como existen muchas formas de disfrutar el sexo, también van apareciendo formas de contraer una enfermedad que, aunque no son nuevas, habían sido desconocidas. Lo cierto es que la mejor opción no es que te arriesgues a saber qué otras enfermedades puedes contraer teniendo sexo, sino protegiéndote para que ello no ocurra.


TAGS: Sexualidad salud Enfermedades crónicas
REFERENCIAS: El confidencial Cambra Clinic Infecciones Vaginales

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Guía masculina para sentirte fresco si odias el calor Cómo saber si eres víctima de abuso psicológico en tu relación de pareja 8 razones por las que los productos orgánicos mejorarán tu salud La explicación científica detrás del mito de la sangre azul Cosas que no sabías sobre Ron Howard, el director de 'Han Solo' Cómo funciona la mente de un envidioso

  TE RECOMENDAMOS