Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE-VIDA

Cosas que necesitas saber sobre la inyección anticonceptiva para hombres

Por: Olympia Villagrán 21 de septiembre de 2017

Te pueden introducir un cuerpo ajeno hasta el útero; te pueden recetar una pastilla diaria por años que te causará diversos efectos secundarios; te pueden implantar un objeto en el brazo de manera subdérmica; podrían hacer cualquier cosa con tu cuerpo con el objetivo de controlar la reproducción del ser humano. Aunque es evidentemente necesario tener un repertorio de métodos anticonceptivos entre los que las mujeres podemos elegir; el dolor, la incomodidad, el temor o las consecuencias a corto y largo plazo de estos procesos nos hacen preguntarnos ¿por qué no son los hombres los que se medican, inyectan, operan o someten a tratamientos anticonceptivos?

Parece que para ellos ya es muy complicado usar condón, pues "no se siente igual", según muchos hombres. En realidad no podemos echarle la culpa al género masculino, pues es más bien la ciencia la que parece jugarnos una mala pasada a las mujeres. A pesar de que el método de barrera más conocido por todos, el condón, lo utilizan principalmente los hombres –pues también existe el condón femenino– las demás alternativas anticonceptivas fueron creadas para que las mujeres las utilizaran.

Sin embargo, después de tanto pedirlo y esperarlo, llegó un método anticonceptivo masculino que al parecer se comercializará el próximo año para que todos lo tengan a su alcance. Vasalgel es el nombre de la mayor novedad para el control natal en 55 años, pues es el único que, además del condón masculino, no tiene que ser utilizado por o aplicado en mujeres. Éste se trata de una inyección que contienen un polímero en forma de gel no hormonal que bloquea el paso de los espermatozoides a través de los conductos deferentes.

Este hidrogel sintético no hormonal se inyecta en el conducto por el que pasa el esperma, más no directamente en el pene. El proceso dura aproximadamente 15 minutos y actúa como una especie de barrera para los espermatozoides que no impide la eyaculación ni el orgasmo.

Según la Fundación Parsemus, la cual desarrolló esta alternativa, la efectividad de la inyección es del 99 %. Se puede asegurar su efectividad debido a los estudios clínicos que se han realizado en conejos y babuinos. Por otro lado, a diferencia de la vasectomía, la inyección anticonceptiva para hombres es mucho menos invasiva y totalmente reversible.

La razón por la que este producto aún no está disponible de manera comercial es porque necesita la aprobación de la Agencia Federal de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés). Cuando la industria farmacéutica decida invertir en las pruebas faltantes para que la FDA apruebe el tratamiento, la inyección comenzará a venderse y aplicarse como cualquier otro método.

“Quizá sea porque es más lucrativo vender los métodos de control natal hormonales y destinados a las mujeres”, dice la Fundación Parsemus.

Posiblemente, además de todas las dudas alrededor del método, se encuentra la siguiente pregunta: ¿Los hombres estarán dispuestos a inyectarse para ser ellos los que promuevan el control natal?


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: