La copa menstrual en tiempos de feminismo

sábado, 21 de enero de 2017 10:21

|A Martinez



En muchas partes del mundo las mujeres continúan dentro de una prisión de la que intentan salir. En India, por ejemplo, aún se discrimina y menosprecia a las mujeres durante su periodo menstrual. Para los hombres hindúes la menstruación se trata de un fenómeno por el que las mujeres deben ser controladas y castigadas.

Nuestra sociedad se basa en los pilares del pasado. Aunque parezca imposible, hasta la fecha continuamos sobre la misma línea de costumbres y tradiciones que definieron la cultura hace décadas. Desde la aparición de la humanidad el hombre forjó un sistema de creencias para explicar su entorno. De esa forma surgieron las religiones y una serie de reglas complejas que –aunque resultaron absolutamente absurdas– aún tienen consecuencias como el machismo.

Así como sucede en India, existen muchos casos en los que la opresión contra las mujeres está ligada a un proceso natural e irremediable como la menstruación. Por esa razón es tan importante hablar de la copa menstrual en tiempos de feminismo, pues este artefacto es parte de una ferviente lucha a través de la que las mujeres están recuperando la esencia y control de su propia vida.

copa menstrual feminismo

La mayoría piensa que la copa menstrual es un invento reciente, pero no es así. Los primeros prototipos de este dispositivo se patentaron desde la segunda mitad del siglo XIX y desde entonces se trataron de producir diferentes versiones. Sin embargo, no fue hasta ahora que la copa menstrual encontró su camino.

copa menstrual

Si analizamos el contexto cultural y las críticas que el siglo pasado se hacían en contra de las mujeres que usaban el DIU como método anticonceptivo, notaremos que el tabú alrededor de estos métodos gira en torno a la inserción de un producto ajeno a la vagina. Algunas religiones señalan esta acción como incorrecta, inmoral e injustificable, por lo que en lugar de que la copa menstrual se haya convertido en un gran avance para el género femenino, ahora es una razón más para ser juzgadas.

copa menstrual feminismo

El objetivo de la difusión que se le está dando a esta alternativa para "nuestros días" –y en general al movimiento social feminista– es el de eliminar las absurdas limitaciones que las mujeres arrastramos desde el pasado. Hoy se intenta demostrar que insertar un dispositivo en nuestra vagina no tiene nada que ver con algo negativo, al contrario, la copa menstrual se planeó a favor de nuestra salud, comodidad, higiene y economía.
copa menstrual


Evidentemente el tema del consumismo también interfiere en esta descalificación alrededor de la copa fabricada para la regla. Las empresas que distribuyen toallas femeninas y tampones perderían gran parte de su demanda, si este invento ganara la fuerza que desde inicios de los 90 pudo haber tenido. Nuestra generación se caracteriza por ser una de las más consumistas, por lo que la copa menstrual significaría una evolución social y una regeneración ambiental, ya que este producto es reusable hasta por 10 años.

copa menstrual

Por fortuna los tiempos cambian y la mentalidad de las masas también. Lo que comenzó desde el siglo XX con figuras como Simone de Beauvoir, Angela Carter y Kathleen Hanna, hoy comienza a rendir frutos. Aunque todavía falta un gran camino por recorrer, la normalización del uso de la copa y la eliminación del tabú sobre la menstruación son parte de esos logros por los que se sigue luchando. 

copa menstrual

Por otro lado, la copa ha sido perfeccionada para que tenga una duración mayor y para que su reemplazo se posponga sin riesgo alguno de infección. De hecho, este dispositivo resulta benéfico porque el fluido menstrual dentro de la copa (desde el cuello uterino) se mantiene en forma líquida –a diferencia del caso de los tampones, en los cuales se coagula. Además, este producto mantiene el control de la cantidad de flujo menstrual que se libera y no escurre ya que existen varios modelos de copas hechas especialmente para distintos tipos de cavidades vaginales. Asimismo, se ha reportado que la copa menstrual reduce los cólicos, beneficia la economía de quien la adquiere y protege el medio ambiente. 

copa menstrual sexo

La reprobación con la que algunos señalan a la copa menstrual como un error radica en la  absurda idea de que la conservación de un tejido (himen) determina si una mujer vale o no. La idea de que una mujer virgen introduzca un objeto en su vagina resulta aberrante para algunas culturas y es esa mentalidad tradicional la que impide a alguien tener el control de nuestro cuerpo. Nada ni nadie puede decidir por nosotras y si algo apunta a beneficiar nuestra salud, bienestar y comodidad ¿por qué habríamos de negarnos a usarlo?

*

Fuentes:

Lunette

Menstrual Cup

Womenpla.net 

Thclab








TAGS: Feminismo
REFERENCIAS:
A Martinez

A Martinez


  COMENTARIOS