La guía perfecta para que nadie descubra tus mentiras
Estilo de vida

La guía perfecta para que nadie descubra tus mentiras

Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

8 de febrero, 2016

Estilo de vida La guía perfecta para que nadie descubra tus mentiras
Avatar of Andreatrujillo

Por: Andreatrujillo

8 de febrero, 2016


"Nadie podría vivir con alguien que dijera la verdad de forma habitual; por suerte, ninguno de nosotros ha tenido nunca que hacerlo".


Mark Twain



Hablando de verdades y mentiras, mi única certeza es que todos mentimos, todo el tiempo. Quien esté libre de pecado, que tire la primera piedra. Aunque claro, hay de mentirijillas a mentiras garrafales, pero se ha dicho que mentimos el 20% en las conversaciones mayores a diez minutos. Engañamos por cortesía, por prudencia, convivencia o egocentrismo, pero sea cual sea la razón, podría decirse que la mentira se ha vuelto un recurso necesario para la vida en sociedad. ¿Qué pasaría si todos fuéramos brutalmente honestos todo el tiempo? Imagínenlo por un instante: significaría admitir que detestas el regalo que acabas de recibir; reconocer que tu compañera de trabajo se ve muy mal en ese vestido; aceptar que fue tu culpa y no del tráfico que has llegado tarde; confesar que hiciste trampa en más de dos exámenes, y podría citar más ejemplos hasta llegar a los más escabrosos.

Mentir es necesario para comportarnos de manera aceptable con los demás en la cotidianidad; para proteger los sentimientos de los demás o mejorar nuestra imagen. Y aun así, sorprende saber que somos pésimos en el arte de mentir. Nos delata nuestro tartamudeo, sonrojo, sudor en la frente, nerviosismo y demás gestos que terminan por incomodar o hacer sentir mal al otro. No es la intención alentarte a mentir, pero sabemos que hay ocasiones en que es de vida o muerte, así que hemos compilado una serie de puntos o instrucciones para ser el perfecto mentiroso. ¡No abuses!


Escucha a tu interlocutor

Los buenos mentirosos saben escuchar, hablan menos y permiten que la otra persona llene los vacíos con sus propias conclusiones, así no tienen que pensar tanto en qué van a decir a continuación.


Mantén contacto visual

Suele pasar que cuando mentimos nos ponemos nerviosos, lo cual resulta en mirar para todos lados menos a los ojos de la persona con la que estamos hablando. Si mantienes contacto visual, difícilmente pensarán que estás mintiendo.


contacto visual mentiras perfectas

Mantén la calma

Los nervios y el constante movimiento del cuerpo delatan al mentiroso; respira profundo, adopta una postura casual mientras hablas y evita mover demasiado las manos y los pies; tocar demasiado tu cara o rascarte el cuello.


Apela a la emoción

Dependiendo de tu mentira, puedes fingir alegría, irritabilidad e incluso tristeza. Esto generará empatía en el otro y es probable que se deje llevar por la emoción que esté sintiendo en lugar de lo que estás diciendo.


apelar a la emocion mentiras perfectas

Mantén el tono de tu voz

El tono, volumen y ritmo de tu voz puede decir más de lo que crees, sobre todo si cambian constantemente. Trata de hablar a un ritmo normal, ni muy rápido, ni muy lento y mantén un tono neutral en tu voz.


Construye tu mentira alrededor de una verdad

Nadie va a creerte si inventas una historia que parece extracto de un libro de ciencia ficción. Utiliza una verdad de dominio público, algo que tu interlocutor sepa sobre ti o acerca del tema del que estás hablando; así, será muy difícil que pueda detectar la mentira en tu discurso.


mentira

Hazlo casual

Cuando estés mintiendo, habla de ello como hablarías del clima o de lo que hiciste por la mañana. Evita ornamentar demasiado tus palabras, se escuchará tan falso como discurso de político.


Haz preguntas

La mayoría de las personas piensa que los mentirosos sólo imparten una cátedra con la intención de excusarse o justificar alguna acción. Si haces preguntas, confundirás a tu interlocutor y hasta puedes darle un giro a la conversación.


preguntas mentiras perfectas

Permanece alerta

Incluso el mejor mentiroso ha sido desenmascarado, por lo que no dudes que esto te pueda pasar a ti también. Tu interlocutor podría estar intuyendo que mientes y quizá tú no te des cuenta. Permanece alerta de las palabras del otro, así como de su lenguaje corporal y recuerda, escuchar antes de hablar.


No evites el contacto físico

Suele pasar que los mentirosos se ponen a la defensiva y evitan tener contacto físico con los demás; inmediatamente su lenguaje corporal los delata. Evita cruzarte de brazos o permanecer rígido. Recuerda, hazlo casual y no dudes en darle algún cumplido a tu interlocutor sin exagerar.


bracelet gif mentiras perfectas


***

Te puede interesar:

Trucos para detectar a un mentiroso

Instrucciones para ser posmo





Referencias: