Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

ESTILO DE-VIDA

La mujer que dejó de sonreír durante 40 años para no envejecer

Por: Carla Robles14 de octubre de 2021

El método de belleza más extremo que se halla visto, para Tess dejar de sonreír es un sacrificio que conlleva muy buenos resultados

¡La vanidad ha llegado muy lejos! Tess Christian, es una mujer británica que ha decidido no sonreír por el resto de su vida. Durante 40 años no se le ha escapado ni la más mínima sonrisa ¿a qué se debe esto? Pues muy fácil cuando era niña decidió que la mejor forma de estar joven era no sonreír ni un momento. Ahora esta mujer tiene 50 años y luce espectacular.

La mujer que tiene 40 años sin sonreír

Ella decidió sacrificar su risa o cualquier expresión por no envejecer, ahora cada vez que sale con amigas, a fiestas o le cuentan un chiste, mantiene su rostro inmóvil. Muy difícil de controlar, pero lo ha logrado.

“No tengo arrugas porque me he entrenado para controlar mis músculos faciales. Todo el mundo pregunta si he tomado Botox, pero no lo he hecho, y sé que es gracias al hecho que no he sonreído. No he me reído o sonreído desde que era un adolescente. Mi dedicación ha valido la pena, no tengo una sola línea en mi cara”. Menciona Tess.

Y aunque parezca sorprendente Christian no es la única que piensa de esa forma, pues se ha visto que celebridades como Kim Kardashian han confesado tratar de no sonreír tanto para evitar la acumulación de arrugas en el rostro; además, doctores creen que es una estrategia la cual podría funcionar ¿tomarías este método como opción?

Razones para no sonreír

Tess asume que es una persona muy vanidosa y quiere seguir siendo joven, asegura que esta estrategia es natural, mucho más efectiva que otros tratamientos cosméticos y menos costosa. Muy decidida esta mujer, no ha roto su objetivo pues sigue luciendo sin ninguna línea de expresión.

Un tip de belleza muy extraño para muchos, ya que no requiere ninguna crema o ritual en específico, sino dominar todos los músculos faciales a la perfección, una técnica que hasta el día de hoy ha dominado sin falta. Esto nos plantea una situación en la que la apariencia está muy por encima de la vida, de disfrutar los momentos y las cosas más satisfactorias de vivir: la sonrisa. Se dice que este hábito lo aprendió en una estricta escuela de monjes en la que fue educada.

¿Desde cuándo dejó de sonreír?

Tess ha dejado de sonreír desde los 10 años, cuando era niña decidió que esa era la única manera de no arrugarse. Esta mujer explica que, aunque no sonría en cosas importantes –como el nacimiento de su hija- no implica que sea infeliz, sino que no ve la necesidad de demostrárselo a nadie.

Además, según Christian el no sonreír la hace lucir más atractiva, pues sus mejillas son tan grandes que parece “un hámster”. Su más grande inspiración es Marlene Dietrich, la estrella de Hollywood que nunca se le observó sonriendo y Tess hace énfasis en que eso no evito que ardiera en glamour.

Ahora con 50 años la vemos sin ninguna línea de expresión, no cabe duda que cualquier sacrificio tiene grandes recompensas ¿Una buena razón para no sonreír?


Recomendados: Enlaces promovidos por Taboola: